Saltar al contenido

Trucos y consejos para limpiar paredes con vinagre

limpiar paredes con vinagre consejos

Mantener las paredes de nuestra casa impecables y pulcras es un gran reto para las amas de casa, sobre todo cuando hay niños pequeños en casa. Limpiar paredes con vinagre y otros ingredientes es la solución, pues quedarán como recién pintadas. Además, las paredes blancas nunca pasan de moda por su elegancia y estilo.

El vinagre es un potente limpiador para el hogar, y puede ayudar a que tus paredes blancas luzcan mejor que nunca. Es importante que para aplicar este tipo de limpieza tus paredes sean lisas para facilitar la limpieza de las mismas. Antes de comenzar a limpiar recuerda pruebas en un espacio pequeño para evitar daños.

El vinagre, el mejor amigo de las amas de casa

Mantenerlas blancas y pulcras

Pasos para limpiar paredes con vinagre

Para comenzar la limpieza profunda en nuestras paredes blancas es necesario tener delimitado el espacio y la magnitud de las paredes que limpiaremos. Preparar el suelo para no ensuciarlo y hacer un mega desastre. Contar con esponjas, paños, tobo y fuerza en los brazos para limpiar.

Implementos necesarios

  • Trapos limpios, suaves y secos
  • Aspiradora con cepillo
  • Una escoba
  • Vinagre
  • Amoniaco
  • Agua
  • Bicarbonato de sodio
  • Una esponja nueva y suave

Los utensilios necesarios

Pasos para limpiar paredes con vinagre 

  1. En primer lugar, este remedio funcionará únicamente si la pintura es de aceite, ya que de lo contrario podría no resistir, provocaremos manchones o desdolarización de la pared.
  2. Despeja las paredes tanto de muebles como de cuadros o elementos decorativos, deben quedar totalmente vacías. Si limpiamos solo en los espacios vacíos corremos el riesgo de manchar las paredes con la silueta de los objetos.
  3. Protege el suelo con plástico o papel de periódico, como si fueras a pintar, para así protegerlo de la mezcla que vas a preparar.
  4. Envuelve el cepillo de una escoba con un paño seco y limpio y pásalo por toda la superficie de la pared para eliminar la suciedad, el polvo, las telarañas o lo que sea que se puede haber acumulado.
  5. Mezcla en un tobo vinagre y jabón para lavar palos o detergente en partes iguales y remueve bien para que ambos ingredientes queden bien integrados.
  6. Impregna una esponja en la mezcla y lava la pared de arriba a abajo, frotando suavemente y haciendo más fuerza únicamente en las zonas con manchas difíciles.
  7. Ten especial cuidado al pasar por zonas en las que hay enchufes o interruptores, en ese caso debes escurrir al máximo la esponja para que no les vaya nada de líquido.
  8. Una vez que has pasado ya toda la pared, llena un cubo solo con agua y junto con otra esponja.
  9. Humedece la esponja limpia en agua y pásala por las paredes para retirar los restos de la mezcla anterior.
  10. Cuando hayas terminado de limpiar paredes blancas, pasa un paño limpio y seco por toda la superficie para secar.

Recuerda que no todas las pinturas para paredes son lavables, así que debes tener sumo cuidado al momento de limpiar paredes con vinagre. Luego solo debes hacer pruebas para no dañar el esmalte de la pared. Otro de los cuidados que debes tener en cuenta es retirar el polvo, telarañas que puedan ensuciar más tus paredes al momento de mojar.

Eliminar machones no es tan difícil

Otros trucos a los que debes estar atenta 

Una vez limpia la superficie, puedes enjuagar tan solo con agua tibia.

Si la pared ha quedado manchada prueba de nuevo y frota.

Deja secar al aire.

Si la zona humedecida tiene un color diferente al resto de la pared, no te preocupes porque una vez seco quedará estupenda.

Aplicar otras técnicas también es válido

Trucos para limpiar paredes con vinagre depende de la pared

Al momento de limpiar paredes con vinagre, debemos aplicar una buena técnica porque si dejamos residuos de detergente o vinagre podríamos hacer que estas se ensucien más rápido e lo previsto. En este caso te contamos en qué debes colocar más atención para que esto no suceda.

Limpieza de paredes con azulejos

Limpiar los azulejos a veces se convierte en un matadero de cabeza, pero el vinagre y otros detergentes nos ayudará a olvidarnos de este tipo de males. Solo con esponja y frotar con fuerza harás que tus azulejos agarren vida propia. Además, veras en cuestión de minutos lo radiante que quedan.

Reutilizar el agua que desprenden las papas cuando las cocemos. Toma un paño empapado con esta agua y frota los azulejos, es ideal para desengrasar, limpiarlas y sacarles brillo.

Puedes tomar un trozo de papel de periódico y mojarlo en una mezcla de agua y vinagre de vino. Limpiar y desinfectar al mismo tiempo.

Si no te gustara el vinagre, también puedes utilizar amoniaco. Hay que tener más cuidado con el amoniaco porque es un producto corrosivo. Por lo tanto, solo utiliza unas pocas gotas.

Los azulejos son un poco más fácil de limpiar

Limpieza de paredes con papel pintado

Dependiendo de tu gusto y tu personalidad tendrás o no tendrás papel pintado en las paredes. Este material también puede ensuciarse. La limpieza de este material es muy diferente a la de las paredes pintadas o con azulejos. Debes ser más cuidadosa para cuidar el diseño de estas.

En papeles que se pueden lavar lo ideal es mezclar un poco de agua tibia, un chorrito de detergente suave y un poco de vinagre. Esta mezcla limpiará las manchas con ayuda de una pequeña esponja. No olvides enjuagar después.

Si el papel pintado es de color blanco o claro, en vez de utilizar vinagre añade una cucharada de bicarbonato.

Para las manchas de grasa echa talco alrededor de la mancha para que no se extiendan cuando las estás removiendo.

Si son manchas de bolígrafo o rotulador, emplea un poco de alcohol de 90º y una esponjita.

Si son roces de zapatos o ruedas de bicicleta, lo ideal es utilizar goma de borrar lápiz.

Este es un material más delicado

Limpieza de paredes con vinilos 

En caso de las paredes que tienen vinilos, las manchas son más sencillas de quitar porque tienen una película impermeable de plástico que impide que se manche con facilidad.

Limpiar la superficie con un trapo húmedo. Lo ideal es utilizar un paño humedecido con agua tibia y un poco de detergente. Frota siempre de arriba abajo para evitar despegar el vinilo.

Evita que se escurren las gotas por el dibujo. Y si el dibujo tiene muchos colores evita frotar fuerte porque podrían quitarse.

Solo necesitarás pasar un paño

Limpiar paredes pintadas con pintura plástica 

De forma más común es tener en casa las paredes pintadas con pintura plástica o al agua, por ser de este tipo de material es necesario tener mucho cuidado al momento de limpiarlas.

Lo primero que se debe hacer es quitar el polvo con un plumero o una aspiradora.

Con una esponja tibia y un poco de jabón líquido limpiaremos la pared en franjas verticales de un 1 metro de ancho por lo menos. 

Hay que tener especial atención a que no se destiña el paño o la pintura. Si el paño no está bien limpio puede dejar marcas de pelusas.

Estos son los tipos de paredes que podríamos conseguir en algunas casas, si hablamos de paredes de piedra o que se encuentran en el exterior de la casa, el método de limpieza debe ser diferente y más abrasivo.

Mármol 

Los frentes de las paredes de la cocina revestidos con grandes piezas de mármol requieren de un cuidado especial. Utiliza una pasta de bicarbonato de sodio mezclado con agua, aplícala sobre la superficie a limpiar y déjala actuar durante media hora. Retira la emulsión con un trapo húmedo y a continuación seca la pared.

Si llegas a notar manchas las puedes eliminar de manera previa frotando a fondo con medio limón.

Dejarlas brillantes

Cuando la pared es de color 

Las paredes de color también se ensucian y para limpiarlas debes utilizar otra técnica para no dañarlas o no deteriore su color natural. Una esponja suave y un buen detergente te ayudarán a mantener vivo el color de nuestras paredes. Solo debes determinar si las paredes estas muy sucia o simplemente necesitan una limpieza rutinaria.

Si la pared está muy sucia, puedes usar una mezcla de agua tibia con un detergente suave para limpiar. Mientras que si la pared solo tiene unas cuantas manchas, has una pasta de bicarbonato de sodio para limpiar, frota la mancha suavemente con la mezcla y enjuaga con agua. Luego solo retira y seco con un paño seco.

Otra manera de asegurarte de no dañar la pintura de la pared, es lavarla con movimientos suaves y circulares, además de limpiar sección por sección y secarla con un paño limpio, de ésta manera evitarás estropear la pintura y ensuciar las partes limpias.

Mantener la uniformidad

Aspectos diferentes a la limpieza 

Mantener las paredes de casa como la primera vez es lo mejor que puede haber en la vida. Mover los muebles y cuadros y dejar que nuestras paredes queden sin un rastro de su marca es lo que hace que las amas de casa se sientan realizadas. Pero cuando el caso es contrario y esto sucede es necesario saber algunos tips para que nuestras no queden manchadas.

¿En qué época del año es mejor limpiar las paredes? 

En primavera o a principios de otoño. Estas son las mejores épocas para limpiar las paredes, cuando todavía el clima es templado. Al limpiarlas con agua necesitarás poder abrir las ventanas para que se sequen de manera rápida. Evita sobre todas las cosas lavarlas en época húmeda para evitar manchas.

¿Cada cuánto tiempo hay que limpiar las paredes? 

Con una vez al año bastaría. Añade este trabajo manual a la lista de tareas que tengas preparada para el periodo en el que te vayas a dedicar a la limpieza general de tu casa. Generalmente se hace en tiempo decembrino para comenzar la decoración navideña, pero todo está en tus decisiones.

¿Cómo quitar el pegamento de las paredes?

Cuando retiramos el vinilo o cualquier calcomanía de las paredes siempre quedan esas molestas marcas de pegamento. Nos preguntamos ¿cómo hacemos para retirarlas y no dañar la pared e incluso la pintura?

Para ello acudimos al truco del secador para ablandar primero y quitar después con una espátula. No te preocupes por la mancha, ellas se quitarán con la mezcla de jabón y vinagre. Para quitar este tipo de manchas debes ejercer fuerza al momento de pasar la esponja

¿Cómo limpiar las paredes de manchones y dibujos?

Para limpiar las paredes de restos de comida, manchas y dibujos prepara en un tobo mezcla agua caliente con jabón de lavar plato, vinagre blanco y una cucharadita de bicarbonato sódico para blanquear. Con un paño nuevo que no suelte pelusa, no olvides utilizar guantes.

Comienza frotando la pared con la parte áspera de la esponja en movimientos circulares hasta terminar con la mancha. Después, con la parte más suave, en movimientos verticales, de arriba a abajo para retirar restos, con agua limpia libre de jabón o vinagre. Si queda muy húmedo, deja secar con el aire.

Repite esta operación en cada una de las paredes y ventila después la habitación. Dejarás la habitación como nueva.

¿Si tu casa es de playa?

Cuando nuestra casa se encuentra cerca de la playa o en lugares expuestos al salitre, siempre se encuentran manchas y rastros de este que podrían deteriorar nuestras paredes. Además, que causan mal olor y humedad que podría ser dañino para nuestra salud.

Sigue los pasos:

Retire el material suelto.
Lave la superficie con una mezcla 1 porción de ácido clorhídrico o  ácido muriático por 5 de agua.
Enjuague con agua purificada y repita el día.
Deje secar y aplique una solución de 1 parte de vinagre blanco por 10 de agua purificada.
Aplique sellador vinílico (no acrílico)
Listo, su muro no volverá a tener este problema.

Las paredes son el rostro del hogar

Luego de dar un repaso por las posibles soluciones que puedes pensar para ahorra tiempo, dinero y no comparar una pintura, es importante resaltar que solo debes aplicar un poco de fuerza al momento de limpiar. Siempre debes utilizar guantes y una buena esponja para eliminar la suciedad.

Por otro lado, los rayones y manchas de zapatos son un poco más difíciles de eliminar, pero no desesperes. El agua y el jabón son buena opción para eliminarlas. Cuando hayas probado todas las técnicas y ninguna te haya resultado es hora de hacer cambios y pintar las paredes. Mientras puedes solucionar con el vinagre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *