Saltar al contenido

Tareas domésticas listas en tiempo record con estos consejos

tareas domesticas

Actualmente el tiempo que dedicamos al mantenimiento de nuestro hogar es cada vez más limitado. En vista de que este lapso es cada vez más reducido y que, francamente nadie disfruta las tareas domésticas, debemos realizarlas de acuerdo a un orden de prioridad.

Realizar con frecuencia los quehaceres del hogar reducirá el tiempo que dediques a limpiezas profundas o exhaustivas.

No todas las tareas domésticas deben realizarse diariamente o incluso semanalmente, muchas de estas pueden someterse a planificación quincenal o mensual. Puedes determinar el tiempo para cada actividad y de esta forma no sentirás que has pasado todo el día limpiando.

A pesar de lo aburridas que puedan resultar, las tareas del hogar deben realizarse si o si, de lo contrario se acumulan y terminan siendo un monstruo difícil de enfrentar. Sin embargo, puedes hacer estos pendientes mucho más llevaderos con un poco de organización.

La organización será la clave de una casa ordenada en poco tiempo.

¿Cuáles son las tareas domésticas más importantes?

No todas las tareas domésticas conllevan la misma presura. Mientras que algunas pueden esperar, otras requieren mayor urgencia, esto debido a que son las encargadas de mantener las condiciones necesarias para el orden de la casa.

Tener presente los diferentes grados de importancia podrá ayudarte a mantener un hogar más ordenado y no acumular quehaceres.

Algunas de las tareas domésticas a las que debes prestar mayor atención son:

  • Cambiar camas y remover polvo
  • Desinfectar el fregadero y los servicios sanitarios
  • Lavar los trastes y la ropa necesaria para la semana
  • Hacer la compra y cocinar
  • Poner gas
  • Comprar medicamentos y agenda exámenes o citas medicas

Las demás tareas del hogar no suelen llamarte a gritos y pueden esperar un poco más.

Cada hogar es un miniecosistema adaptado a los requerimientos de sus habitantes, por lo que las tareas domésticas podrán variar su importancia.

Otras tareas que resultan vitales para el control del hogar, pero que pueden esperar una, dos o hasta tres semanas antes de salirse de control son:

  • Limpieza de pisos y aspirado de alfombras
  • Lavado de toda la ropa, incluidos paños y ropa de cama
  • Limpieza del refrigerador y otros electrodomésticos como el horno, el tostador, la cafetera (dependiendo de qué tanto los utilices)
  • Lavado de tinas o duchas
  • Limpieza de ventanas y espejos
tareas domesticas

Las tareas domésticas son las encargadas de mantener nuestra casa en orden.

¿Cómo realizar tus tareas domésticas de forma rápida?

Una vez que has determinado cuáles son los quehaceres con mayor impronta en tu hogar, todo comenzará a fluir mucho mejor. De esta forma 30 minutos al día serán suficientes para mantener las tareas domésticas a raya, ¿No nos crees? ¡Toma nota!

Ok, debemos dividir 30 minutos para la limpieza y organización de toda una casa, así que trabajaremos en base a la asignación de estos minutos a diferentes áreas del hogar. Obviamente si tu casa es muy grande o vives con muchas personas este tiempo puede variar.

1. Dormitorio

Para hacer más llevaderas las tareas del hogar estas deben realizarse lo antes posible, por esto, desde que despertamos podemos trabajar en el orden y la limpieza del hogar. En el caso del dormitorio bastarán cinco minutos para dejarlo listo.

Al tender la cama toda la habitación lucirá mucho más ordenada. En cinco minutos puedes recoger cualquier vaso o plato que hayas llevado a la habitación, al igual que ropa o zapatos que hayas dejado fuera de lugar.

No es necesario que acomodes las sabanas a la perfección, el edredón lo cubrirá todo y lucirá perfecto.

2. Cocina

Dependiendo de qué tan ordenada seas al preparar los alimentos, la cocina necesitará más o menos trabajo para quedar como nueva. Para empezar recoge cualquier desecho y pasa una toalla tras la estufa.

Lo más resaltante en una cocina con mal aspecto son los platos sucios. Para acabar con esto si no tienes lavavajillas puedes apilarlos todos en el lavabo y dejar correr el agua mientras limpias las demás superficies.

tareas domesticas

Una vez que hayas acabado con los trastes y las superficies estén limpias podrás decretar que tu cocina está lista, y lo mejor es que solo te habrá tomado 10 minutos.

3. Baño

En diez minutos podrás limpiar ligeramente el baño, para una limpieza a fondo requerirás un poco más de tiempo. Durante estos diez minutos podrás retirar los objetos del lavabo o las repisas, utiliza un producto de limpieza de tu elección y repasa el área brevemente.

Puedes añadir un poco de limpiador al inodoro y limpiar los espejos si lo deseas. Cuando termines regresa todo a su lugar y habrás terminado.

4. Sala

Ordenar la sala no deberá llevarte más de cinco minutos al día. Sacude un poco los cojines del sofá y cámbialos de posición. Ordena las revistas y regresa cualquier objeto a la cocina o al dormitorio según corresponda.

Establecer periodos determinados para el cumplimiento de una labor te ayudará a realizará más rápidamente.

Tareas domésticas en las que tus hijos pueden ayudarte

Desde muy pequeños los niños pueden ayudar con ciertas tareas del hogar. Esto los ayudará a aprender un poco más acerca del orden, la limpieza, el compañerismo e incluso el respeto. Tan solo deberás enseñarles cómo hacerlo, incorporarlos progresivamente y tener algo de paciencia.

Cuando son más pequeños las responsabilidades y tareas de los niños serán como un juego y a medida que crecen esto irá evolucionando progresivamente.

Si tienes hijos, toma nota de las tareas domésticas con las cuales podrán ayudarte de acuerdo a su edad.

2 a 5 años

A partir de los dos años los pequeñines pueden comenzar a ayudar con ciertas tareas como: guardar sus juguetes, llevar su ropa a la habitación, tirar algunas cosas a la basura y regar las plantas.

Cuando los niños se han familiarizado un poco con la ayuda en el hogar y se acercan a su quinto cumpleaños puedes pedirles ayuda al poner la mesa, darle de comer a las mascotas, recoger y lavar los platos con supervisión.

Puede que tu pequeño tarde un poco más en terminar una tarea doméstica y necesite de tu ayuda. No obstante, asignarle responsabilidades ya le estará demostrando que es una parte importante de la familia.

6 a 9 años

Los infantes son un poco más grandes y pueden ayudarte con otras actividades como hacer su cama, organizar su habitación y pasar la aspiradora, quitar el polvo de algunos muebles y preparar su mochila.

Pasados los 8 años es hora de que los niños se bañen solos, aseen a las mascotas, cocinen algunos platillos con supervisión e incluso limpien el piso.

10 años en adelante

Tus pequeños han crecido bastante y ahora son lo suficientemente grandes como para obtener mayores responsabilidades. Limpiar su habitación y el jardín pueden ser parte de sus quehaceres ahora, sacar a pasear a las mascotas e incluso ayudar con el cuidado de algún hermano menor.

Finalmente tus hijos podrán ayudarte con tareas más grandes como sacar la basura o hacer la compra, todo dependerá de la organización en tu hogar y las necesidades de ambos.

tareas domesticas

Ayudar con las labores del hogar hará que tu pequeño desarrolle el sentido de la responsabilidad.

Organiza un calendario con los quehaceres

Las tareas domésticas pueden llegar a ser abrumadoras. Los niños, el trabajo, las clases, el gimnasio, son demasiadas responsabilidades y muy poco tiempo, por lo que tu casa termina siendo la que recibe la menor parte de la atención.

Para evitar que tu casa caiga en el abandono sin sacrificar tu tiempo de descanso, la clave será la organización.

Toma una hoja y un bolígrafo (puedes hacerlo en el móvil si prefieres) y apunta todos los quehaceres que sueles realizar. También puedes anotar en otra hoja los pendientes que hayas venido retrasando.

Ahora que visualizas las tareas de tu hogar podrás organizarlas mucho mejor. Descarga la plantilla de un calendario semanal o elabora el tuyo con espacio suficiente para incluir las tareas y los responsables de cada una.

A la hora de incluir las tareas en el calendario es muy importante que tengas en cuenta la rutina diaria, sobre todo el tiempo de descanso. Escribe cada tarea y establece un tiempo determinado para su realización. Cada semana añade al menos una tarea que hayas venido posponiendo.

Otro modelo de agenda que podrás elaborar será con recordatorios diarios como barrer y sacar la basura; semanales como limpiar el piso y lavar la ropa; y otros más según el tiempo que tú determines.

Coloca este calendario en un lugar visible como la nevera, de tal forma que todos en la casa puedan verlo. También puedes elaborar un calendario personalizado para cada miembro de la casa. ¡No te olvides de las fechas límite!

La clave del funcionamiento de este calendario será la constancia. Al principio costará un poco, pero luego verás como todo se cumple tan mecánicamente que ni lo notarás, será como ordenar la casa en modo automático.

La frecuencia con la que realices las tareas dependerá de la urgencia de estas.

4 Consejos que te ayudarán con tus tareas domésticas

Existen algunos truquitos y atajos que facilitarán tu vida y te permitirán ocupar un poco más de tu tiempo en recreación o esparcimiento. Toma nota y mantén estos consejos en mente al momento de limpiar u organizar tu hogar:

1. Ordena cada día

Si aplicas el plan de los 30 minutos cada día, tu casa permanecerá arreglada por mucho más tiempo. Además, la suciedad no se acumulará y cuando sea día de limpieza profunda todo acabará en un santiamén.

2. ¡Todos participan!

Que las tareas del hogar sean realizadas solo por la mujer ha quedado en épocas pasadas, ahora todos tienen un rol participativo en el mantenimiento del orden de la casa.

Cada quien lava su plato, todos recogen su ropa, turnos para la limpieza del baño, son algunas de las medidas que puedes tomar a la hora de limpiar y organizar todo.

3. Disecciona los proyectos fuera de control

Si una habitación se ha salido de control, lo mejor será dividir los quehaceres. Un día puedes botar lo que ya no pertenezca allí, otro día puedes organizar lo que queda y finalmente un tercer día podrás limpiarla.

4. Utiliza todos los trucos posibles

Internet está lleno de consejos para hacer cada tarea un poco más fácil, ¡utilízalos todos!

  • ¿Nunca acabas con el polvo? La aspiradora de mano se convertirá en tu mejor aliada.
  • ¿Ropa arrugada? Para disminuir la cantidad de ropa que deberás utilizar, cuelga las prendas en perchas. De igual forma, si lavas la ropa constantemente la cantidad que deberás planchas y/o doblar será menor y no dará tanta flojera.
  • ¿La nevera tiene vida propia? Al menos una vez por semana para un paño humedecido en agua con vinagre y limpia las repisas. Para evitar el moho en las gomas utiliza un cepillo dental viejo y algo de vinagre.
  • ¿Es tu turno de limpiar el baño? Arroja algunas cucharadas de bicarbonato de sodio al inodoro y un chorro de vinagre. Deja actuar por 10 minutos, frota con la escobilla y baja la cadena.
  • ¿Limpieza del horno? Esparce un poco de vinagre en las paredes, enciéndelo a 100° C por 10 minutos y cuando se enfríe toda la suciedad saldrá fácilmente.
  • ¿Te has fijado cómo limpian los cristales en edificios o coches en un santiamén? Pulveriza limpiacristales, deja unos minutos y pasa el accesorio limpiador (el de la esponja y la goma), siempre en una misma dirección, con trazos corridos y secando la goma tras cada pasada.
  • ¿No te gusta llevar las cuentas? ¡A nadie! Utiliza apps o métodos como el Kakebo para llevar tus cuentas al detalle de manera sencilla.

¡Tip! Para evitar que se acumulen residuos en la mampara hazte con una espátula de goma y mantenla en la ducha, utilízala después de bañarte y verás que estarán tan claros como el primer día.

Descubrir snacks ocultos puede ayudar a mantenerte motivada durante los momentos de limpieza.

Cumplir con las tareas domésticas puede volverte bastante tedioso. Mantén tu rutina fresca, varia el orden en que realizas los oficios, intercambia tareas con los demás miembros de tu familia y apégate al calendario de quehaceres.

Reproduce un poco de música y ponte manos a la obra con los quehaceres, ahora que conoces todos estos consejos terminarás antes de que lo notes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.