Familia Maternidad Vida Positiva

6 valores que tenemos que enseñar a nuestros niños

mama abrazando a su hijo

Todos los padres queremos que nuestros niños se conviertan en unas personas llenas de valores que los ayuden a incluirse dentro de la sociedad y que promuevan un mundo mejor. Para lograr esto es muy importante tener claros cuáles son los valores que nosotros como padres queremos enseñarles a nuestros niños.

Estos valores pueden llegar a ser muy abstractos para explicarlos a los pequeños. Sin embargo, no es misión imposible. Está comprobado que los niños aprenden con el ejemplo, por lo que si quieres enseñar valores a tu niño es importante que primero te preguntes si tu cumples con todos ellos.

Realmente son muchos los valores que podemos inculcar en los pequeños, aunque existen algunos básicos que no deben escaparse de tu lista.

1. Honestidad

La honestidad es un valor base que se debe enseñar a los pequeños desde muy temprana edad. Muchas veces los niños optan por decir mentiras o encubrir sus actos para no ser castigados, es importante que hables con ellos acerca de la importancia de decir la verdad.

Cuando descubras que tu niño dice mentiras siéntate a hablar con él a ver por qué lo está haciendo y déjale saber que las veces que lo haga tendrá consecuencias que enfrentar. Que tu niño sea honesto te permitirá conocer lo que le sucede y corregirlo a tiempo.

2. Tolerancia

Aprender a tolerar los pensamientos o las actitudes de las personas a pesar de que no las compartamos es un valor que hace mucha falta en la sociedad. Enseñar este valor a nuestro niño le permitirá llevarse mucho mejor con las demás personas y a aprender que las cosas no son siempre como se desean.

Un niño tolerante podrá jugar tranquilamente con los demás pequeñas sin necesidad de pelear cuando algo no le guste. Enseñar al pequeño a tolerar es enseñarlo a dialogar para entenderse y a evitar la violencia a toda costa.

3. Respeto

Esto es esencial para el desarrollo de un niño en su comunidad. El respeto ante los mayores y ante los demás niños es lo primero que los pequeños logran captar. No alzar la voz, ni contradecir de forma grosera a nadie, así como respetar las normas del hogar son solo algunas formas de manifestar que se tiene este importante valor.

Al formar a los niños dentro del valor del respeto, estamos formando a ciudadanos que cumplen las leyes y que saben comportarse correctamente ante las distintas situaciones que se le presenten.

niño realizando su tarea
Es importante que los niños aprendan a ser responsables tanto en la escuela como en la casa

4. Responsabilidad

El que nuestros niños desarrollen el valor de la responsabilidad los va a ayudar en primera instancia a cumplir con las obligaciones que lo pequeños tienen en la escuela y en el hogar.

Para inculcar el valor de la responsabilidad en los niños es importante que los padres definan las obligaciones de los pequeños y no permitan que las pasen por alto. Además no hay que caer en la tentación de hacer el trabajo que ellos tienen asignado, y en el caso de no cumplir con sus obligaciones entonces los niños deben recibir una sanción.

De esta manera aprenderán que el no ser responsables tiene consecuencias.

5. Bondad

Todos queremos que nuestros niños sean unas buenas personas y que logren ofrecer ayuda al que lo esté necesitando al dejar el egoísmo de lado. Como todos los demás valores, esto se enseña con el ejemplo de lo padres.

Si tu ayudas a los demás cuando lo necesitan y respetas a todos sin agredir a nadie entonces serás un buen ejemplo para tu niño. Para ser buenas personas nuestros niños deben desarrollar en don de la empatía, por lo que al ayudar a alguien más explícale por qué es importante ponerse en los zapatos de los demás antes de juzgar.

6. Felicidad

La última de nuestra lista pero no la menos importante. Nos gustaría decir que de hecho es el principal objetivo que tu niño debe sentir que tiene a lo largo de su vida: Ser feliz.

Concebir la felicidad como un estado en el que se decide vivir a pesar de los problemas que puedan existir hará que tus pequeños vean siempre el vaso medio lleno. La felicidad tiene que ser ese soporte en la vida que llevará a tu pequeño a tomar las mejores decisiones y a ser optimista ante lo que se presente

Generalmente unos padres felices le inculcan a sus niños ese mismo espíritu de felicidad.