Embarazo Maternidad

Brasier de lactancia: +7 claves para elegir el mejor para ti!

brasier para lactancia
Los brasier para lactancia le dan a tus senos el soporte que necesitan y una facilidad para el bebé al amamantar.

¿Brasier para amamantar sirven? ¿Sujetador de lactancia son buenos? Si bien la lactancia materna es una etapa hermosa, pues una vez que hayas dado a luz a tu bebé tus senos comenzarán a cambiar de tamaño, se hincharán, y estarán más sensibles al tacto decidas amamantar, o alimentar a tu bebé con el biberón. Por ello, aparecio el brasier de lactancia.

El brasier de lactancia brinda una solución para la sensibilidad y el dolor causada por los cambios hormonales y el amamantar

De hecho, es desde el comienzo del embarazo que tu senos comienzan a cambiar, para prepararse para el momento de la lactancia. Aunque el flujo de la leche se mantendrá resguardado hasta el momento en el que nazca el bebé, el tamaño de los senos aumentarán cada vez más en las últimas semanas del embarazo. Además, la bajada de leche que se suele experimentar después del parto, también pueden provocar que los pechos se hinchen y cambien de tamaño.

Los cambios que experimentarán los senos durante la lactancia, pueden provocar incluso que éstos aumenten de tamaño hasta 800 gramos más de peso y entre 5 y 8 centímetros de contorno. Es decir, entre una o dos tallas más de como eran antes del embarazo.

Después del parto los pechos pueden crecer entre 1 o 2 tallas

Por esta razón, adquirir un brasier para lactancia y tener un especial cuidado para evitar molestias y la aparición de estrías por el peso, además de poder facilitar el acceso al bebé en cada toma resulta indispensable.

Brasier de lactancia vs sujetador común

Luego de dar a luz al bebé, el tamaño de tus senos aumenta considerablemente, por lo que deberás garantizar un buen soporte y la sujeción ideal para que estos mantengan su forma y evitar el dolor. En este sentido, el cambio de brasier durante la lactancia resulta una necesidad, sin mencionar que resulta mucho más cómodo a la hora de amamantar al bebé, pero ¿qué tiene de diferente el brasier para lactancia de otros?

La diferencia principal que existe entre los brasier habituales a aquellos diseñados especialmente para la lactancia. Estos cuentan con un sistema de apertura en la copa, que permite dejar al descubierto el seno para que el bebé pueda amamantar fácilmente. De esta forma, puedes dar el pecho a tu pequeño sin necesidad de desabrochar por completo en brasier cada vez que necesites alimentarlo.

El brasier de lactancia brinda comodidad a la hora de amamantar además que ayuda a evitar el dolor

Otra característica muy importante, es que puedes bajar la copa con una sola mano, mientras que sostienes a tu bebé con la otra.

Además, el brasier para la lactancia suelen tener más hileras de broches en la parte de atrás para que tengas la posibilidad de ajustarlo cuando la espalda o la caja torácica se expanda o se contraiga. También tienen bandas más anchas para brindarte un mayor soporte y comodidad.

brasier para lactancia
Además de la comodidad y soporte extra que te ofrecen, existen una gran variedad de modelos entre los cuales puedes elegir.

¿En qué momento debería comprar un brasier de lactancia?

El momento ideal para comprar un brasier de lactancia dependerá de la etapa en el embarazo en la que te encuentres. Como puedes ver, durante el embarazo subirás tu talla de banda y copa, y después de dar a luz también es probable que aumentes una talla de copa más. Por esta razón, lo ideal que comiences a medirte los brasier para lactancia a partir de los dos últimos meses de embarazo.

Aunque el volumen de tus senos continuarán creciendo a lo largo de todo el embarazo este tiende a estabilizarse en tercer trimestre. Por lo que la talla que tengas para este momento, seguramente será la misma que tendrás durante la lactancia.

A partir del tercer trimestre podemos ir midiendo el talle que vamos a necesitar

Así que es en el tercer trimestre que puedes comenzar a comprar algunos pares de brasier para la lactancia. De todas formas te recomendamos no comprarlos todo a la misma vez, ya que también pudieras esperar hasta después del parto, cuando la cantidad de leche materna se haya normalizado.

¿Cuánto tiempo debo usar los brasier de lactancia?

Puesto que uno de los cambios más notorios tras el parto es el aumento y sensibilidad de los pechos, el cuidado que tengas sobre estos y cualquier otro aspecto de tu cuerpo, influirá significativamente en la recuperación postparto. Es especialmente luego de dar luz que los senos experimentan su mayor aumento de peso y tamaño como resultado de la subida de la leche, así entonces, el brasier para la lactancia se convierte en un gran aliado para las mamás que van a dar el pecho a sus bebés.

¿Hasta cuando hay que utilizarlos?

Los brasier para lactancia suelen contar con una gran elasticidad en sus tejidos, que hacen que se adapten perfectamente a las distintas tallas que se pueden ir experimentando a lo largo de todo este periodo. Es esta posibilidad la que los convierte en un gran complemento durante todo el tiempo en el que se da el pecho al bebé.

Así que de penderá de ti y del tiempo que decidas prolongar la lactancia, la utilidad y uso que pueden tener este tipo brasier.

bebe amamantando
Sea cual sea tu elección a la hora de alimentar a tu bebé, tus senos cambiarán de tamaño durante el embarazo y la lactancia.

Las ventajas de usar un brasier para lactancia

La principal ventaja que te ofrece el uso del brasier para lactancia es que este se pueden adaptar a los cambios que experimentan tus senos durante el final del embarazo y la lactancia.

Los cambios repentinos en:

  • el tamaño, el volumen
  • la firmeza
  • y el peso

Son muy frecuentes en esta etapa, y el uso de un brasier de este tipo, le darán a tus senos todo el soporte que necesitan.

Al usar un buen par de brasier para lactancia, contribuirás a recuperar mucho más rápido la forma y firmeza que tenían anteriormente. Además, son bastante cómodos y prácticos para el momento en el tengas que amamantar al bebé. Puesto que están fabricados en un 90% de algodón y 10% de Likra, los brasier para lactancia se ajustan fácilmente al tamaño que tengan y reducen en gran medida el dolor de los senos.

Otra ventaja de usar un brasier para lactancia, es que actualmente puedes encontrar el conjunto de braguita y brasier de la misma línea. Incluso tienen la opción de elegir entre diversos modelos que, además de ser cómodos y muy útiles, también te pueden hacer ver sexy y atractiva, ya que anteriormente, sus diseños solían ser poco femeninos y no resultaban muy atractivos para la mayoría de las mujeres.

Consejos para elegir el brasier de lactancia correcto para ti

Durante el postparto y la lactancia tus senos cambian mucho y sus prioridades también. Por ello, a la hora de amamantar a tu bebé tener un brasier para lactancia que te ofrezca un fácil acceso a tu seno para poder alimentar al bebé, en especial al principio cuando la lactancia puede ser todo un reto.

El elegir un brasier para lactancia que se adapte a tus necesidades es clave para amamantar al bebé, veamos algunas recomendaciones y consejos para que puedas elegir el correcto.

sujetador-lactancia
Adquirir un brasier para lactancia adecuado en estos momentos es lo que toda mamá necesita.

1. Revisa tu armario

Si es tu primer bebé seguramente no cuentas con ningún brasier para lactancia entre tu ropa interior, se suele recomendar adquirir al menos unos tres pares de brasier para usar durante el posparto especialmente en la primera semana. Pero si en cambio tienes algunos brasier guardados de tu primer embarazo, pruébatelos y verifica si aún te tallan bien y te sientes cómodos con ellos.

Si te das cuenta que ya están muy gastados y no te aportan el soporte que necesitas, es momento de adquirir unos nuevos.

2. Escoge la talla correcta

Uno de los errores más comunes que suelen tener las mujeres al escoger un brasier es la elección de la talla incorrecta. Además de resultar muy incómodo, usar brasier con la talla equivocada durante la lactancia puede ocasionar varios problemas de salud, en especial si estos van muy ajustados. Dolores en el pecho, incomodidad y problemas de subida de leche, son algunos de los inconvenientes que pueden descaderar una mastitis.

El error más común es comprar un brasier de lactancia es la elección de la talla incorrecta.

Por esta razón, es tan importante probártelos y asegurarte que los que escogiste corresponden a la perfección con tu talla.

¿Cómo saber que no es el adecuado?

Si el brasier que te probaste:

  • te aprieta de algún lado
  • te deja marcas
  • se te sube por la parte de atrás
  • no se sostiene
  • tus pechos rebosan por encima de la copa
  • te va demasiado holgado de la copa

Entonces no es el indicado para ti.

¿Existe alguna medida?

Las medidas del brasier varían mucho entre de una mujer y otra, en especial durante esta etapa donde las hormonas, los cambios físicos y el aumento de peso interfieren tanto en la apariencia de los senos.

Sin embargo, lo habitual es que durante la lactancia se aumente una talla de contorno y 1 o 2 tallas adicionales de copa, a la talla que se tenía antes del embarazo.

senos de mujer
Lo ideal es medirse en el último mes antes del parto, cuando la talla será igual a la que tengas durante la lactancia.

3. ¿Con aros o sin aros?

Este es probablemente es segundo gran dilema al que se enfrentan la mayoría de las mujeres, pues se dice que para la lactancia resulta más saludable usar los brasier sin aros. La realidad es que no hay mucha diferencia si los usas con aros o no, el problema nuevamente es la talla.

Cuando la talla no es la correcta, los aros pueden inclaustrarse en la piel y ser tan perjudiciales como los que no tienen aros porque se ajustan como deberían hacerlo.

Sin embargo, te recomendamos descansar de los brasier con aros durante la primera de lactancia, ya que pueden ganar más volumen, endurecerse y dar una sensación de hinchazón. Para estos momentos no hay nada mejor que la comodidad, por ello, hasta que la producción de leche no esté regulada, tu mejor opción son los brasier para lactancia sin los aros.

Si deseas un sujetadores Premamá de lactancia sin aros de algodónPuedes conseguirlo aquí

brasier para lactancia sin aros
Fácil de abrir y closenursing cierre. Tiene tirantes regulados no desprendibles

Si luego de haber transcurrido las primeras semanas necesitas un mayor sujeción, los brasier con aros son perfectos  así que puedes volver a usarlos sin ningún problema.

Eso sí, asegúrate de que los aros estén bien ubicados para que no te vayan a lastimar.

Una vez te sientas más cómoda con la lactancia, puedes optar por sujetadores con aros y copas formadas para una mejor sujección.

¿Prefieres un sujetador de lactancia con aros?

Puedes conseguirlo aqui

brasier para lactancia
Estructura al interior de las copas que sostiene el busto al momento de lactar al bebé.

4. Comodidad y funcionalidad

La comodidad adquiere una especial importancia cuando se trata de elegir un brasier para lactancia. Los tipos de patrón y la apertura en las copas son indispensables, ya que además de hacerte sentir mejor, te facilitarán dar el pecho a tu bebé sin necesidad de tener que desabrochar todo el brasier por completo. Al contar con un buen brasier para lactancia, cualquier momento y lugar será bueno para alimentar a tu bebé.

Los sujetadores más prácticos son  los que se desabrochan por delante

Sin duda, los sujetadores más prácticos son  aquellos que se desabrochan por delante o que cuentan con copas desmontables para poder amamantar en cualquier lugar con discreción y comodidad. En cuanto a materiales, el algodón es el indicado para esta etapa.

La sensación de suavidad que aporta te ayudarán muchísimo cuando sientas esa sensibilidad o dolor en los pezones tan común al principio de la lactancia.

¡Busca el que más te favorezca y te dé comodidad!

Si buscas un opción práctica el brasier para lactancia de copas extraíbles y sin aros de Jarpol se destaca por su modelo.

Aunque el más elegido por su comodidad es el sujetador sin aros de Gratlin.

Lo puedes conseguir aqui

brasier para lactancia copas extraibles
Este modelo de brasier cuenta con copas extraíbles y cierre de corchete detrás, además de tirantes ajustables para brindar mayor comodidad.

5. Opta por tirantes anchos

Además de las aberturas en las copas para amamantar, te recomendamos que optes por aquellos que tengan los tirantes más gruesos, ya que son los ideales para soportar el peso de los senos y así, evitar marcas o moretones en la piel. También es importante que que tengan diversas líneas de cierre, para que puedas ajustarlo de mayor o menor tamaño, según tus necesidades a lo largo de la lactancia.

Si buscas una opción económica el sujetador de maternidad de lactancia Bra sin aros de la marca Yuanu ofrecen tirantes anchos para mayor comodidad y confort.

Lo puedes conseguir aqui

brasier de lactancia tirantes anchos
La opción broche frontal fácil con una sola mano de lanzamiento ayuda a mantener el brasier seco durante la lactancia.

6. Tus necesidades y ritmo de vida

A la hora de escoger los brasier para lactancia, también es importante que pienses cual es el uso que le vas dar y las distintas ocasiones en las que vas a usarlo. Recuerda que se trata de una prenda que debes usar porque te brinda comodidad y soporte, no porque es una pieza más de tu atuendo.

  • Si lo piensas usar para estar en casa y para dormir, asegúrate de que sea sin aros y con pocas costuras.
  • Si en cambio, lo piensas usar para ir a trabajar o amamantar cómodamente en público elige uno que te ofrezca la discreción que deseas.

Te recomendamos que adquieras al menos dos o tres pares de brasier para lactancia, para que puedas alternarlo mientras estés amamantando a tu bebé. Recuerda además esperar hasta el último trimestre de embarazo para comprarlos y tómate tu tiempo al medirlos para que escojas el correcto para ti.

Para el cuidado de tus pechos en esta etapa, no sólo es importante el brasier que elijas sino las cremas que utilices para prevenir las estrías y la hidratación en los pezones para que no se agrieten. Si tomas en consideración todos estos consejos, la lactancia resultará todo un éxito.

Ante cualquier duda consulta con una asesora de lactancia

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 01 diciembre 2018