Familia Maternidad Vida Positiva

Depresión infantil: ¡Esta es la razón por la que debes estar atenta!

Depresion infantil
La depresion infantil no es lo mismo que tristeza infantil

¿Notas a tu hijo apático? ¿Tú niño no muestra interés en jugar o no muestra sus emociones? ¿Se aisla de los otros niños? ¿Su rendimiento escolar ha ido bajando progresivamente? Estos son algunos de los síntomas que se pueden presentar en la depresión infantil. Por tanto, ¡atentos mamá y papá! ya que estos síntomas deben ser atendidos rápidamente.

La depresión infantil es una patología poco común, donde se han encontrado de 1 a 3% de incidencia en los niños. Sin embargo, es significativa la intervención temprana de la misma, ya que puede reducir el impacto psicológico negativo que esta pueda tener en el pequeño. Además, es importante saber que la depresión infantil puede incluso afectar el desarrollo del pequeño. Es por ello que la observación de mamá y papá se vuelve relevante para el diagnóstico.

123

La depresión infantil tiene un impacto significativo en todos los aspectos de la vida del niños

Depresión infantil vs. Tristeza infantil

Depresión infantil
La depresión infantil tiene una incidencia de entre 1 a 3% de la población

La depresión infantil se define como una alteración en el estado de ánimo del niño. Asimismo, este trastorno tiene un impacto significativo en todos los aspectos de la vida del pequeño, desde el entorno escolar hasta en el desarrollo del niño. Es importante saber que la depresión infantil es considerada un trastorno de la salud mental. Por tanto, el tratamiento puede incluir medicación, todo dependerá del nivel de depresión infantil que presente el niño.

Por otro lado, se encuentra la tristeza infantil la cual es la presencia de este sentimiento en el pequeño, pero que no implica un impedimento para llevar a cabo sus actividades. Es decir, el niño se puede sentir triste por alguna situación específica, sin embargo, el poder sentirse motivado por las cosas que le gustan prevalecerá.

De esta manera, como padres deber saber que la depresión no significa que el pequeño estará llorando constantemente. La depresión poco tiene que ver con el llanto. La depresión infantil es un decaimiento físico y mental que experimenta el niño, porque si no, se estaría hablando de una tristeza infantil.

Causas de la depresión infantil

La depresión infantil no cuenta con un origen definitivo. La depresión va más allá de una relación causa-efecto entre una situación y el desarrollo de la depresión en la persona. Asimismo, para intentar definir el porqué de la depresión infantil es necesario considerar aspectos influyentes en el niño. Los rasgos de personalidad y entornos donde se desenvuelve el pequeño, son algunos de estos factores intervinientes.

Si el niño se encuentra inmerso en entornos familiares conflictivos, perjudiciales e incluso riesgosos, sin duda tendrá un impacto negativo y significativo en el niño. Así como también, los vínculos entre el niño y las personas que cumplen el rol de referentes importantes para él. Sin embargo, es necesario mencionar que más allá de los factores influyentes, es considerar el cómo el pequeño vive e interpreta estos factores. Recuerden que cada persona es diferente y crean su mundo interno de acuerdo a cómo interpreten el mundo externo.

Por otro lado, se puede hablar de una vulnerabilidad biológica en el sujeto. Esto puede darse cuando existen antecedentes de depresión en la familia, de esta manera, el pequeño tendrá una mayor predisposición al desarrollo de una depresión infantil. ¡Atentos papás!

Síntomas de la depresión infantil a los que mamá debe estar atenta

Depresion infantil
La depresion infantil causa retraso en el proceso de aprendizaje del nino

La sintomatología de la depresión infantil puede variar dependiendo de la edad del niño. Asimismo, los criterios de diagnóstico de la depresión infantil son los mismos que el de la depresión en adultos. Acá te presentamos las señales de alerta a las que deben estar atentos los padres:

  • El rendimiento académico del niño va en caída libre

La depresión infantil afecta funciones del cerebro importantes para el aprendizaje del niño. La atención, concentración y memoria se ven fuertemente comprometidas, por lo que las calificaciones comenzarán a bajar significativamente. Los cambios relevantes en el rendimiento académico suelen ser la manifestación de algún malestar en el pequeño. Por tanto, averigua qué puede estar pasando con tu hijo.

  • El niño se muestra constantemente cansado, con bajo nivel de energía

Como se mencionó anteriormente, la depresión infantil se manifiesta generalmente como un decaimiento físico y mental. Esto debido a que el sueño de un niño deprimido pareciera no ser lo suficientemente restaurador, por lo que se muestran a menudo cansados o con deseos de dormir. Asimismo, el niño manifiesta la sensación de tener bajo nivel enérgico, a pesar de contar con las aptitudes físicas adecuadas para el desarrollo.

  • Sensación de inutilidad en el niño.

El niño con depresión infantil puede tener expresiones que apunten a la sensación de inutilidad. Es decir, “nadie quiere jugar conmigo”, “no sirvo para nada”, “mis papás no me quieren”, son algunas de las manifestaciones de inutilidad que puede tener tu hijo a las que hay que estar atentos.

  • Desinterés hacia la interacción con otros niños

La depresión infantil afecta en todos los aspectos de la vida del pequeño. El entorno social no es la excepción. El niño se aísla de su círculo social, cuando está en el colegio evita involucrarse en actividades grupales. Acá es necesario aclarar que, no se trata de un niño introvertido al que se le dificulta el establecimiento de vínculos sociales. El niño deprimido sencillamente no tiene la energía suficiente para crear y mantener vínculos sociales.

  • La irritabilidad y la baja tolerancia a la frustración se hacen presentes en el niño

Otro de los síntomas de la depresión infantil es la irritabilidad. Recuerden que la depresión está poco relacionada con el estar cabizbajos. El mal humor, la baja tolerancia a la frustración y el estar irritable es un síntoma común en niños deprimidos.

  • Malestares físicos recurrentes

El niño deprimido suele manifestar dolores físicos constantemente. Estos dolores generalmente no están vinculados a alguna afección médica. Sin embargo, en la depresión infantil los niños presentan dolores de cabeza, de estómago, malestar general, entre otros.

  • La apatía es realmente notorio en la depresión infantil

Por lo general, durante la depresión infantil el niño tiene un gran desinterés a cualquier actividad. Se muestra con importante dejadez, que puede ser interpretada por los padres y profesores como flojera, ya que va desde el asistir a clases hasta el querer salir a jugar con los amigos. Por ello, ¡atentos acá!

  • Los patrones de alimentación cambian en el niño

Es importante estar al pendiente de los cambios en el apetito de nuestro pequeño. Esto podría ser un indicador de depresión infantil o cualquier otro problema que esté atravesando. Los niños pueden experimentar cambios en su alimentación de acuerdo a la etapa evolutiva en la que se encuentren. Sin embargo, si observas algún cambio relevante es importante que lo puedas tener en cuenta.

  • Predominio de aspectos negativos de la vida en el pequeño

El niño con depresión infantil tiene una visión pesimista de la vida. Le otorga mayor relevancia a los aspectos negativos y los contras de las situaciones o cosas, incluso puede omitir las ventajas. Por tanto, como padres realicen mayor énfasis en los aspectos positivos de la vida y demuéstrenselos a su pequeño.

  • Ideas recurrentes asociados a la muerte

“Mi familia sin mí estaría mejor” “Si yo no estuviese, todo sería mucho mejor”. Estas son algunas de las manifestaciones que puede tener tu pequeño si atraviesa una depresión mayor. Asimismo, como padres debemos estar atentos a estas manifestaciones, ya que están asociados al deseo de muerte. La depresión infantil es un cuadro clínico delicado que amerita la intervención de especialistas. De esta manera, tu pequeño podrá contar con las herramientas necesarias para superar la depresión. Además, el especialista les brindará herramientas para que como padres puedan ayudar a su pequeño en el día a día.

¿Qué hacer ante los síntomas de la depresión infantil?

Si como padres han observado algunos de los síntomas mencionados o incluso han sido reportados por los profesores, es importante que puedas saber ¿qué hacer?

  • Haz un listado de los síntomas que has observado en tu hijo y llévaselo a un especialista de la salud mental en niños. De esta manera, podrás ayudar significativamente en el establecimiento de un diagnóstico adecuado en tu hijo.
  • Pregúntale al niño sobre lo que siente. Si notas que se le dificulta ponerlo en palabras, ayúdalo pidiendo que describa de forma detallada.
  • Realiza una planificación semanal para tu hijo. Así, podrás notar más claramente la llamada falta de energía que caracteriza la depresión infantil. Evita forzarlo a cumplir la planificación, recuerda que simplemente es para detectar síntomas.
  • Observa cómo actúa tu pequeño mientras duerme. Chequea si hay rechinido en los dientes. Además, puedes observar si manifiesta deseos de dormir todo el día o si por el contrario, tiene insomnio.
  • Proponte aumentar el autoestima de tu pequeño. En la depresión infantil, la autoestima se ve fuertemente afectada. Por tanto, realízale elogios sinceros frecuentes, motívalo a iniciarse en actividades en los que como padres notes que tiene habilidad tu pequeño. Evita las críticas, así como también las comparaciones. Esto influirá de forma positiva y significativa a tu pequeño.
  • Demuéstrale lo divertido y enriquecedor que son las amistades. El niño que atraviesa depresión infantil tienen la sensación de ausencia de energía, y el establecimiento de vínculos es percibido como cuesta arriba. Es por esta razón que el niño deprimido opta por el aislamiento, lo cual incrementa los síntomas. Por tanto, motívalo a celebrar sus cumpleaños, visitar parques infantiles con más frecuencia, asistir a fiestas de compañeros. Los vínculos positivos siempre serán de gran ayuda.
  • Promueve el bienestar familiar. El entorno familiar donde el niño se sienta cuidado, con valor y lleno de amor siempre será la mejor opción para él. Los vínculos sanos y positivos entre miembros de la familia son verdaderamente influyentes en el pequeño. Es por ello que es importante evitar confrontaciones y situaciones de tensión en el hogar.

Es importante que puedas saber que la depresión infantil debe ser tratada por un especialista, ya que pudiera ameritar de medicación. Asimismo, la psicoterapia es una gran herramienta para trabajar la depresión en el niño. Recuerda que la detección temprana de los síntomas pueden marcar una gran diferencia en la vida de tu hijo. Además, ten en cuenta que la observación es tu mejor habilidad como madre o padre, por tanto, ponla en práctica con tus pequeños. Lo más importante es el bienestar de los niños.