Familia Maternidad

¿Tu niño dice NO a todo? ¡Bienvenida a la edad del NO!

La edad del no
La edad del no tiene como objetivo establecer la identidad del nino

¿Pareciera que tu hijo solo sabe responder “No”? ¿Le preguntas a tu hijo si quiere algo y dice “No quiero” para todo? Si te identificas con las preguntas anteriores, quiere decir que tu hijo y tú están en “la edad del no”.

Hay una etapa de los niños que pareciera que lo único que saben decir es “Mamá no quiero”, “No”, “No” y “No”.

Conocer las diferentes etapas del crecimiento de los niños nos ayuda a manejar con tranquilidad las diferentes situaciones de la maternidad

Sin duda, esto nos genera frustración a las mamás, porque los niños se niegan a la gran mayoría de las cosas y comenzamos a dudar si lo dicen solo por imponerse o porque de verdad no desea hacer.

Y la verdad es que, esta etapa de “la edad del no” tienen que ver con la búsqueda y establecimiento de identidad del niño. Forma parte del crecimiento del niño al igual que la época de los interminables “¿Por qué mamá?” donde todo lo preguntan con insistencia.

La edad del no viene acompañada de conductas que parecieran ser desafiantes y complicadas, por lo que te mostraremos algunos consejos de cómo puedes manejar adecuadamente esta particular edad del no en tus niños y en nosotras sin desesperarnos.

¿Cuándo se da la edad del no?

La edad del no aparece a los dos años y puede llegar a durar hasta los 4 o 5 años de edad del niño, por lo que como mamás es importante que tengamos paciencia y no dejemos los límites de lado solo porque nos diga constantemente “No”, ya que pudiésemos generar una baja tolerancia a la frustración en el niño a medida que vaya creciendo.

Entre los 2 y 5 años los niños experimentar con decir “No”.

Gran dilema: ¿Por qué surge la edad del no?

Por mucho tiempo se ha creído en que “La edad del no” surge como una manera que consigue el niño para buscar establecer su identidad. Debido a que, desde que el bebé nace hasta que cumple el año y medio, o dos años de edad, depende al 100% de mamá, porque debe asearlo, darle de comer con su pecho, vestirlo y más.

La edad del no
La edad del no dura entre los 2 y 5 anos

Si bien, a los dos años siguen siendo muy dependientes de mamá, ya se comienza a marcar un tipo de distancia por la autonomía que va adquiriendo el bebé, pues da sus primeros pasos e incluso muchas mamás para los 2 años de edad de su hijo le ponen fin a la lactancia materna.

El NO surge es una de las formas que consigue el niño para buscar establecer su identidad

Por otro lado, el pediatra y escritor Carlos González propone una teoría totalmente opuesta señalando que “La edad del no” no forma parte de las etapas del desarrollo infantil, sino que se han venido creando una serie de afirmaciones no comprobadas, ya que los niños que no se mostraran negativistas en una etapa específica del desarrollo no quiere decir que serán adultos dependientes o sumisos.

Asimismo, indica que La edad del no tiene que ver más con una etapa que atraviesan los padres donde le estamos diciendo continuamente que “No”. Por ejemplo, “No toques eso“, “No puedes usar esa ropa “, “No veas tanto vídeos de Youtube“, entre otras posibilidades para decirle No al niño, que si bien los justificamos para protegerlos o enseñarlos a comportarse, muchas veces no les explicamos a los niños estos motivos y este es un punto clave. Entonces, los niños imitan nuestra conducta.

Decir “No” explicando el por qué

El pediatra Carlos González hace gran énfasis en la importancia de explicarle los por qué de los “No” que le podemos decir constantemente, porque de esta manera evitaremos que se repitan las situaciones inadecuadas o peligrosas para nuestro hijo, y le estaremos dando el poder al niño de decidir más adelante si desea volver a cometer el error o no.

Los niños, al igual que los adultos, necesitan que se les explique el por qué de los No.

Además,el doctor González manifiesta una verdad que no necesariamente es la más agradable para nosotras los madres, y es que los niños también tienen sus motivos para decirnos “No”. Este sin duda es un punto clave, que se asocia con la búsqueda de identidad que atraviesan los niños entre los 2 y 5 años de edad, a veces se da hasta mucho antes.

Es aquí donde se puede considerar un punto de relativa semejanza entre la teoría que se ha venido creyendo sobre La edad del no en los niños y la que propone el doctor Carlos González, porque dichas edades coincides con el establecimiento de las primeras bases sólidas de la identidad del niño.

Los niños tambien tienen sus motivos para decir que no

Recordemos que, cuando el bebé está alrededor de los dos años, comienza a definirse como una persona distinta y separada de la mamá.

Y es que, los bebés nacen dentro de la panza de mamá, son alimentados por el cuerpo de mamá y dependen de lo que mamá les ofrezca o no, lo que sin duda hace que el bebé construya un concepto de sí mismo y mamá como uno solo, el cual pone fin a los dos años aproximadamente y es cuando surge la edad del no.

El niño establece sus primeras bases sólidas de la identidad entre los 2 y 5 años.

¿Qué hacer en “la edad del no” como mamás para no volvernos locas?

La edad del no
En la edad del no las rabietas y berrinches son comunes

Para nadie es un secreto que la edad de no puede ser muy frustrante y desesperante para toda mamá, porque hay momentos en los que no sabemos ni cómo reaccionar o qué pensar de la actitud de nuestros hijos, ya que desconocíamos las razones de su constante negación para hacer las cosas.

Por ello, te veamos algunos consejos para que puedas manejar la edad del no en tu hijo de la forma más positiva y sana sin desesperarnos.

Respira mamá y no lo tomes la negación de tu hijo como algo personal

¿Me das un beso?
-No

Esta situacion duele, pero no es personal. Es importante que, podamos tener muy en claro que ésta es solo una etapa de nuestro hijo y que pasará, pero que también es vital ayudarlos a saberse manejar durante esta etapa de absoluta negación.

Por lo que, no debemos aferrarnos a que nuestro hijo nos odia o no quiere estar con nosotras, solo es una fase de su desarrollo.

Límites sencillos y precisos

Cuando se trata de niños pequeños, los límites o normas de la casa hay que establecerlos de forma clara y precisa. Las normas tiene que ser cortas, por ejemplo “Tender la cama al despertar”. Recuerda que nivel de concentración y tiempo de atención del niño a un mismo estímulo es corto, por lo que para asegurar la compresión de límites, estos tiene que ser igual de cortos.

Las reglas en los niños tienen que ser cortas y claras

Hablar en positivo

¿Cuantas veces decimos no en el dia? Demasiadas veces. Es así que, los niños nos imitan, y aprenden de nosotros.

Debemos saber que, la gran mayoría de las personas tienen una manera de hablar negativa, por ejemplo ¿No podriamos hacer…?¿Esto funciona asi, no?  Reflexiona cuantas veces utilizas la palabra no.

Hablar de forma positiva, ayuda a pensar y vivir mejor, es una forma de hablar más directa y claras. Debemos saber que esta forma de hablar repercute en los niños.

Mantenernos firmes como mamás

En ocasiones, tras la desesperación terminamos accediendo a lo que exigen los niños como una manera de volver de nuevo a la calma, pero la verdad es que este tiempo de “calma” será cada vez más corto y los episodios explosivos de la edad del no serán cada vez más fuertes y frecuentes si no nos mostramos firmes como mamás.

Por ello, es importante que tengamos claros los límites y podamos transmitírselos con firmeza a los niños.

Los gritos no son necesarios

Los gritos si bien pueden generar una reacción obediente inmediata en los niños, no es benficioso para ellos porque forma parte de la violencia en el hogar.

Los gritos solo alteran a los niños, los padres debemos aprender a hablar con autoridad

Además, gritos no enseñan límites, solo alteran más al niño y le inculcan miedo hacia las figuras de autoridad buscando que el niño los intente retar más o se convierta en una persona sumamente obediente y comience a formar un concepto de sí mismo muy desvalorizado.

Ten en cuenta que durante la edad del no el niño solo está intentando establecer su identidad.

Nada más efectivo que mostrarnos calmadas

No hay nada más efectivo que mostrarnos calmadas ante los fuertes episodios de la edad del no en el niño. Como mamá solo tienes que mantener un tono de voz calmado y si el pequeño se niega por ejemplo, a comer, nosotras le podemos responder “Ok, entonces aquí nos quedaremos sentados en el comedor hasta que termines de comerte la comida, porque tienes que alimentarte adecuadamente”, sin extendernos tanto y sin repetirlo.

De esta manera, el niño irá aprendiendo y buscando la manera de autoregularse sanamente.

La edad del no es una fase del crecimiento de nuestros hijos y la nuestra también, donde aprendemos que explicándoles los por qué de los NO, los niños van entendiendo mucho mejor sus propios límites y le iremos otorgando el poder de decidir si repetir o no la situación que se le corrigió. La edad del no se presenta entre los 2 y 5 años de edad en los niños y coincide con la etapa del desarrollo psicológico donde en el niño busca establecer sus primeras bases sólidas de su identidad.

6 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 02 mayo 2018