Bebes Familia Maternidad

10 Razones por las que los niños deben dormir con sus padres

Mamá durmiendo con su bebé
Descubre las ochos razones más importantes por las que deberías considerar dormir con tu bebé

Mucho se ha debatido acerca de los métodos de dormir que pueden adoptar los padres con sus hijos. Cada vez surgen más discrepancia entre los pediatras para reconocer cuál práctica resulta más saludable y beneficiosa para los niños. Por un lado se cuestiona el colecho porque puede alterar los hábitos de sueño en sus etapas posteriores, mientras que por el otro se aconseja y se incentiva porque propicia un mejor descanso en los niños y sus padres además de promover una lactancia materna placentera.

El colecho es un tema muy controvertido en la crianza de los niños, tiene muchas opiniones contrarias que pueden llenar a los padres de tantas dudas. ¿Es recomendable dormir con bebés recién nacidos? o ¿realmente aporta beneficios para el bebé?. Por el momento, los especialistas no se ponen de acuerdo, así que sólo depende de ti informarte y decidir como quieres criar a tus hijos

123

Para que conozcas un poco más sobre el tema, y puedas tomar la mejor decisión para tu familia, veamos las 10 razones importantes y beneficiosas por las que deberías considerar la posibilidad practicar el colecho y dormir juntos a tus niños.

10 razones por las que deberías dormir con tus hijos (Colecho)

Niño en un cama con adultos
Con el colecho la mamá tiene más facilidad para dar el pecho y así la lactancia del pequeño se prolonga durante más tiempo.

Dormir con los niños y practicar colecho ya no se trata de una opción más que pueden escoger los padres, gracias a los múltiples beneficios que ofrece, ahora son muchos los especialistas que lo recomiendan. A continuación te señalamos 10 razones por las que muchos padres prefieren seguir durmiendo junto a sus bebés.

1. Favorece y facilita la lactancia durante las noches

El colecho en familia facilita mucho la lactancia materna en las noches, pues la madre ya no necesitará ir a otra habitación para atender a su bebé. Al tener a su pequeño en cama, la mamá podrá darle pecho cuantas quiera sin tener que levantarse, además de continuar con su sueño y descansar todo lo que necesita.

Debido a que la lactancia por la noche ayuda a que se incremente las cantidades de prolactina, la hormona que se encarga de estimular la secreción de la leche, resulta muy importante que la madre siga amantando durante las noche, pues mientras más pecho tome el bebé, más leche producirá la mamá durante el día. Así el colecho favorece a que la mamá disfrute más de la lactancia y descanse mucho mejor.

2. Le da más tranquilidad a los padres

Cuando los padres son primerizos suelen preocuparse mucho por su bebé. Al dormir unas 15 horas en sus primeros meses y no despertase muy seguido, son muchas las madres que se acercan constantemente a la habitación de su bebé para comprobar que todo está bien y que siguen respirando.

La posibilidad de poder dormir con su bebé y mantenerlo cerca, les quita esa preocupación porque al despertase en las noches y sentir su respiración, las tranquiliza y pueden conciliar el sueño nuevamente. Además de eso, la tranquilidad de saber que sus pequeños están durmiendo mejor a su lado, hace que los padres prefieran conservar a sus hijos dentro de cama.

3. Fortalece el vínculo entre padres e hijos

Debido a las típicas responsabilidades y largas jornadas de trabajo son muy pocas las horas que muchas familias tienen disponible para compartir con sus niños en el transcurso del día.

Las prácticas de crianza con apego como el colecho, recompensa todas aquellas horas que pasamos alejados de nuestros pequeños y fortalece el vínculo entre los padres y sus niños, ya que no sólo nos ofrece la oportunidad de recuperar ese tiempo valioso sino que nos regala la posibilidad de compartir más contacto físico y emocional con nuestros bebés lo que favorece un mayor vinculo y conexion.

Cuando compartimos tiempo en la cama con nuestra pareja, hablamos, nos abrazamos, compartimos mimos, caricias y además nos despertamos juntos. Con el colecho sucede igual, dormir con nuestros niños promueve que cada miembro de la familia, pueda compartir su descanso y todos esos importantes momentos de contacto y cariño que ofrece la cama y las horas de dormir.

Bebé durmiendo con mamá
Dormir cerca del bebé fortalece enlace el emocional entre los padres y sus niños, pues fomenta el apego natural que sienten el uno por el otro.

4. Los bebés se sienten más seguros y protegidos

Uno de los beneficios más importantes que el colecho nos regala, es que gracias a la cercanía y el contacto físico, los bebés sabrán que durante la noche tu estarás allí, y podrás atender todas sus necesidades físicas y emocionales de manera muy beneficiosa.

El saber que sus padres lo atenderán inmediatamente, lo ayuda a sentirse más seguro y protegido a la hora de dormir, tardará menos tiempo en conciliar el sueño y a su vez se sentirá más tranquilo y confortado mientras duerme. En colecho, los bebés más pequeños disminuyen la angustia y el miedo que experimentan por la separación de sus padres durante la noche, y por lo tanto consiguen dormir más y mejor.

Cuando se acostumbran a dormir con la compañía de mamá y papá, no tienen más razones para sentir miedo por estar solos. Las personas más importantes para él, estarán ahí para protegerlo y mimarlo sin la necesidad de aclamar por su atención, pues ya la tienen con sólo despertarse o extender su manita.

5. Los niños duermen más y mejor

Está comprobado que mientras más corto sea el despertar en las noches, más fácil será poder conciliar el sueño nuevamente, y esto sucede también con los niños. Mientras más se tarden los padres en atender al bebé, más llorará y más tardará después en calmarse para volver a dormir, así que para favorecer su buen descanso y el dormir de los padres, son muchos los que optan por tenerlos cerca en sus primeros meses y no en la cuna.

padres e hijos practicando el colecho
Cuando los bebés están junto a sus padres, es más regular su temperatura, y se estabilizan su ritmo cardíaco yrespeiración.

6. Se reduce cualquier peligro nocturno en los niños

Siempre que un adulto esté cerca de su hijo, podrá evitar y reducir cualquier peligro al que esté expuesto. Son muchos los casos en los que niños y bebés se han lastimado al caerse de sus camas, han sido atacados por alguna mascota, se han asfixiado después de vomitar, e incluso han resultado gravemente heridos en situaciones que pudieron prevenirse o evitarse si alguno de sus padres hubiera estado cerca para vigilarlos y poder ayudarlos. Muchos padres optan por dormir con sus hijos ya que les transmite mayor seguridad.

7. Promueve la respiración en los bebés más pequeños

Durante los primeros meses de vida, es muy probable que los bebés tengan periodos que les dificulte respirar, por lo que la cercanía de la mamá y su constante atención en las noches puede proveerle a su bebé, señales que le ayuden a recordar que debe seguir respirando después de cada exhalación o en el último de los casos, la mamá estaría junto a él para despertarlo.

Al estar cerca de su bebé por más tiempo, la madre puede prevenir que este desarrolle un síndrome de muerte súbita por no respirar bien. De allí la importancia de que la madre desarrolle una conexión y tenga ciclos de sueños coordinados con su bebé mientras lo amamanta, pues al permanecer cerca se despertará con el instinto de saber si su bebé está teniendo alguna dificultad al dormir. Pero si el bebé está solo en su habitación, este tipo de intervenciones no pudieran hacerse.

Los bebés que duerme junto a sus padres no solo comparte el sueño, sino que recibe más atención y contacto físico.

8. Disminuye el llanto en los bebés

Al tener a los niños en colecho familiar, les ahorramos las razones para desesperarse y llorar porque ya no necesitan llamar la atención de sus padres pues ya están a su lado. Asimismo cuando se despiertan por hambre, la mamá está ahí disponible y lista para ofrecerles pecho sin la necesidad de que arranquen a llorar desconsoladamente.

Si por alguna razón aún no sienten el instinto espontaneo de buscar el pecho de mamá, ambos padres se dan cuentan por anticipación que las quejas de su bebé es por que quieren lactar, o por su pañal así que al tenerlo en cama, lo pueden atender mucho antes.

9. Es beneficioso para regular la temperatura de los bebés

Debido a los grandes beneficios del contacto piel con piel entre los padres y su bebé, se ha comprobado que cuando el bebé tiene un contacto cercano piel con piel con su mamá, la temperatura corporal de ella cambia y adapta a la de su pequeño. Si el bebé esta frío, la temperatura de la madre aumenta al menos dos grados para calentarlo. Si por el contrario el bebé está más cálido, el pecho de la mamá baja un grado.

A este increíble fenómeno se le conoce como sincronía termal, y no es más que una prueba de los muchos beneficios que surgen cuando el bebé se encuentra en contacto estrecho con el cuerpo de su madre.

10. Proporciona los beneficios del método canguro

Cuando un bebé nace prematuro, es muy común que en la unidades neonatales se promueva el contacto piel con piel, entre los padres y su niño, esto debido a los grandes beneficios, de no sólo de tipo afectivo que puede proporcionarle al desarrollo saludable del bebé. Esta práctica médica es muy conocida y se le conoce como método canguro, pues al tratarse de un contacto cercano de piel con piel, los bebés se desarrollan más rápido y logran aumentar más de peso, tener ritmos cardíacos más estables, estar más tranquilos, y finalmente conseguir un mejor estado de salud para poder salir antes del hospital.

Así que, aunque tu bebé no sea prematuro y ya esté contigo en casa, puedes poner en práctica este método para desarrollar esa cercanía, ese contacto y ese cariño con tu bebé, no solo durante el día, sino también cuando lo tienes contigo por las noches, mientras se acaba de dormir.

El vínculo que se crea entre padres y niños a través del colecho es muy intenso y duradero

Es muy importante que los padres se informe y a la vez conozcan que independientemente a la decisión que deseen tomar, tienen el derecho de elegir el método que más les guste y le funcione, y que cualquier momento es bueno para cambiar de técnica y encontrar finalmente la que sea más cómoda. Recuerda siempre considerar todas las opciones con sus pros y sus contras y consultar al médico sobre cualquier duda o inquietud, sólo así podrás tomar la desición correcta para ti y tu familia.

8 comentarios

Click aqui para dejar un comentario