Familia Maternidad

¿Por qué los niños nos piden “un vaso de agua” antes de ir a dormir?

papa arropando a su nina
¿Por qué, nos piden un vaso de agua, justo cuando ya se iban a dormir?

Seguramente te ha pasado, que justo cuando ya habías conseguido arropar a tu niño para que ya se durmiera pide un vaso de agua ¡así de la nada!. Aunque una o dos veces nos puede resultar algo normal, el que lo haga más seguido ya nos comienza a inquietar, pero la realidad es que se trata de algo que casi todos los niños suelen hacer. Y cuando lo hacen, ya están en la cama a punto de dormir.

¿Por qué no nos lo piden en el rato que estuvimos con ellos bañándolos, leyéndoles un cuento y hablando?¿Es verdad que tienen sed?¿Es una excusa para no irse a dormir?

No es un simple capricho, sino que revela una necesidad de afecto paternal.

Lo más curioso de esta petición a última hora, es que en muchos casos son niños que no suelen pedir en ningún momento del día, un vaso de agua, de hecho son muchos los padres que deben ir detrás de éstos para recordarles que deben beber un poco de agua porque llevan mucho rato sin hacerlo, entonces: ¿Por qué ahora que está a punto de dormir los niños nos piden un vaso de agua?

La verdadera razón del vaso de agua

Cualquier de nosotros podríamos pensar que se debe porque naturalmente, han pasado todo el día sin beber suficiente agua y es justo en la noche que llegan a sentir sed. Pero aunque en ocasiones sí suele ser esa la razón, no siempre será esa la verdadera razón. En especial porque siempre estamos pendientes de que beban agua, y algunos hasta bebé leche después de cenar.

De hecho, no suelen beber más que un sorbito de agua cuando nos lo piden en las noches.

Muchas veces los padres no pueden entender porque los niños piden el vaso y luego bebé un sorbito de agua

Por otro lado, muchos padres creen que se trata de un pretexto para que mamá y papá hagan lo que ellos desean. Es decir, una especie de manipulación escondida detrás de esa simple petición, pero la realidad es que apenas son unos niños y no son capaces de conseguir planear algo por el estilo, así que lo más probable es que sea porque buscan que nos quedemos un rato más con ellos.

Aunque es una gran explicación, y es muy posible que este factor también influya en esa petición, la verdad es que el tiempo que implica llevarles agua es muy breve como para de verdad ser considerado como un tiempo extra de compañía, o por lo menos no como a los pequeños les gustaría.

Y entonces, ¿qué podrá ser realmente?

mama sentada en cama con su hijo
Te están pidiendo que les hagas saber que si te llegarán a necesitar durante la noche ahí estarás.

Todo se debe a una necesidad emocional

En primer lugar debemos saber que no es algo exclusivo de nuestros niños, pues a la mayoría de los padres les sucede esto con los suyos.

Es tan común esta petición, que el reconocido neuropsicólogo español, Arturo Bilbao ya había escrito anteriormente algo sobre esto. El autor del libro, “El cerebro del niño explicado a los padres” nos explica que la verdadera razón de por qué los niños nos pide un vaso antes de dormir, no es sólo una reacción física de sed, sino una necesidad emocional.

Cuando los niños nos piden un vaso de agua, realmente nos están pidiendo saber que estamos para ellos

Según el experto, cuando los niños no piden un vaso de agua realmente nos están pidiendo algo más.

No están pidiendo que nos quedemos un poco más a su lado, por medio del vital vaso de agua, pues con esta simple atención a su llamado, les estamos haciendo saber, qué tan disponibles estamos durante la noche, para cubrir todas sus necesidades.

Cuando lo niños aún están pequeños, dependen mucho de nosotros sus padres, y más cuando las luces se apagan y la habitación queda a oscuras, por ello necesitan poner a prueba la capacidad de respuesta que tenemos y estar tranquilos de que siempre podrán contar con nosotros.

nina tomando un vaso de agua
La petición del vaso de agua no es sólo una reacción física de sed.

Sólo es cuestión de comprenderlos y guardar la calma

Para muchos padres, esta petición puede convertirse en una situación molesta, tanto que pueden llegar a tener una respuesta un poco brusca, sobre todo cuando comienzan a creer lo hacen porque los quieren manipular o porque simplemente quieren agotar su paciencia. Pero los niños pequeños no son capaces de desearles mal a sus padres, aún cuando saben que ese último vaso de agua puede convertirse en un motivo de desesperación para aquella mamá o aquel papá que creía que ya podía sentarse tranquilamente a ver televisión.

Los niños reflejan las necesidades emocionales con acciones tan sencillas como pedir un vaso de agua antes de dormir

Los niños reflejan esas necesidades, con palabras, con llanto y a veces con algo tan simple como pedir un vaso de agua antes de dormir, así que todo dependerá de cómo evaluemos las necesidades emocionales que puedan tener en esos momentos y antes de perder la paciencia, recordar que somo su mayor apoyo y darles el vaso de agua que tanto acompañada de la compañía que tanto están necesitando.

Para la próxima vez que te pidan el último vaso de agua ¡No te desesperes!

Recuerda que no es un método para poner a prueba nuestra paciencia, sino nuestra capacidad de respuesta a sus llamados durante la noche. Aunque al principio no lo veas así, algún día tus pequeños crecerán y seguramente tu también extrañarás sus constantes llamados durante la noche.

Última actualización del articulo 11 agosto 2018