Maternidad Vida Positiva

¡Si tu niño es feliz será un adulto exitoso!

ninos felices
La sonrisa de nuestro hijo es el mejor regalo para mamá

Todas las mamás deseamos tener un niños felices en casa, niños que se sientan protegidos y con la confianza suficiente para mostrarse tal cual son. La felicidad hace sentir a los niños en estado de confort , da seguridad y les das confianza para experimentar con el mundo. Cuando somos mamás, nos preguntamos con frecuencia si nuestros pequeños son lo suficientemente felices. Más adelante, veremos sencillas claves que nos ayudarán a ofrecerle una crianza adecuada para que nuestros niños crezcan felices.

La felicidad de nuestros hijos es el objetivo de todos los padres , y es que en general, los niños felices tienden a ser exitosos en todos los ámbitos de su vida. O por el contrario, recordemos algo que todos sabemos los niños infelices tienden a ser adultos frustrados y resentidos.. Por tanto, como padres bien queremos darle todo lo necesario para que alcance la felicidad dentro y fuera del hogar.

Nuestros hijos nos necesitan como padres, como figuras protectoras y amorosas para que puedan sentirse protegidos y amados. Pues, de esta manera los niños experimentarán la felicidad en diversos momentos de su vida y la podremos disfrutar junto ellos.

niños felices
Los niños felices se muestran tal y como son

 

Test ¿Tu niño es feliz?

¿Te has preguntado si tu niño es feliz?  Con el siguiente test podrás tener saber el estado de animo de tu  hijos. Para averiguarlo, sólo debes responder algunas sencillas preguntas:

 

¿Por qué es tan importante la felicidad en los niños? 

Lo primero que saber es que la felicidad de nuestros pequeños depende de varios factores. El amor es el principal factor. Ser una madre suficientemente buena incluye ser amorosa, mostrarse con disposición a atender las necesidades de sus hijos y  ser protectora en lugar de ser sobreprotectora. Estos componentes de una madre son vitales para todo hijo.

Si bien los adultos llevamos una vida ocupada es importante  tomarnos el tiempo para atender las necesidades de nuestros hijos

Si bien como madres tenemos una rutina muy ajetreada, es importante poder tomarnos el tiempo para atender las necesidades de los niños. Y es que cuando hablamos de necesidades, nos referimos también al amor y cariño hacia nuestros hijos, porque el sentirse amado es una necesidad de todo ser humano. Tan solo decirles pequeñas frases durante el día, como “Te amo hijo” “Que tengas un lindo día” “Éxito en tu examen, sé que todo saldrá bien”, los llena de amor y hace que se sientan atendidos y estimados por mamá. Además, si como madres damos amor, entonces recibiremos amor de nuestros hijos y no hay nada más hermoso que eso.

Los niños felices se sienten amados por mamá y esto sin duda los impulsa al éxito. La felicidad se siente en el cuerpo y en la mente, porque nos sentimos motivados durante el día, queremos asumir nuevos retos y probarlo todo. Así, se sienten los niños felices.

Los neurocientíficos encontrarón que el cerebro de un niño feliz es capaz de generar nuevas conexiones neuronales,

Los neurocientíficos han encontrado que el cerebro infantil feliz es capaz de generar nuevas conexiones neuronales, así como también el cerebro feliz cuenta con lo necesario para la regeneración neuronal frecuente. Esto sin duda permite mayor plasticidad cerebral, lo que quiere decir que, el cerebro de un niño feliz puede adaptarse más fácilmente a nuevos cambios, y tener una mejor respuesta ante posibles lesiones o patologías cerebrales.

Adicionalmente, la neurociencia señala que el cerebro feliz libera mucha más dopamina, lo que se encarga de darnos mayor energía y disposición para alcanzar los objetivos, que aunado al apoyo de mamá, será un niño feliz inalcanzable. Una persona feliz tiende a estar más dispuesto y abierto a ideas, lo cual permite pensar más posibilidades.

¿Por qué los niños felices tienen grandes posibilidades de ser adultos exitosos?

Expertos  han demostrado que los niños felices se mantienen con altos niveles de motivación, lo cual repercute significativamente en su rendimiento académico y en las actividades extracurriculares. La creatividad se desborda. Esto es realmente positivo, ya que los niños felices serán adultos motivados al logro, serán personas capaces de llegar al más alto rascacielos con esfuerzo y dedicación. La motivación al logro será  su impulso número uno en la vida, y esto se refiere al querer alcanzar la excelencia, en lugar de la perfección. Serán personas que celebrarán sus logros y aprenderán de sus derrotas.

Los niños felices son capaces de entender y ayudar a la otra persona, mostrándose sensible. La gratitud será una de sus principales fortalezas como persona.

Por último vale reflexionar la contra cara, los niños infelices tienden a ser adultos frustrados y resentidos.

niños felices
Los niños felices siempre están motivados a aprender cada día más

5 Claves para criar niños felices

Criar niños felices es una tarea que se disfruta, porque la felicidad de los niños se siente y se respira en casa. Veamos algunas claves que hay que tener en cuenta para tener niños felices en casa.

  1. Escucha lo que tienen que decir

Cuando le damos la oportunidad a nuestros hijos de expresarse, es darle un lugar en el hogar, es reconocerlos como personas. Es por esta razón, que la escucha es importante e influye en la felicidad de nuestros hijos. Una persona que se siente escuchada  y tomada en cuenta, es una persona que se siente valorada por la otra persona.

  1. Cuéntale a tus hijos sobre la gratitud

Como madres, enseñarles a nuestros niños lo significativo de dar las gracias y sentirse agradecidos en la vida es vital. De esta manera, serán capaces de reconocer el valor que tienen las otras personas en sus vidas. Asimismo, los niños agradecidos sabrán el esfuerzo que deben hacer para conseguir las cosas, lo que hará que le otorguen mucho más valor a lo que tienen.

  1. Céntrate en los que sí tienes y puedes alcanzar

A veces como personas nos planteamos grandes metas que resultan complicadas de alcanzar, y cada intento fallido nos desilusiona aún más, porque nos hace centrarnos en lo que nos falta constantemente. Cuando somos mamás, estas desilusiones sin duda repercuten en la crianza de nuestros hijos. Y es que le estamos enseñando a hacer lo que más nos desilusiona: centrarse en la falta en lugar de celebrar por lo que sí tenemos y sí podemos alcanzar.

Enseñarles a nuestros hijos a lograr pequeños objetivos puede marcar una gran diferencia

Es por esta razón que, es importante poder plantearnos pequeñas metas que al juntarlas formen un gran logro. Es decir, el truco está en enseñarles a nuestros hijos a establecerse pequeños objetivos, y que paso a paso,  al final alcancen un gran logro.

De esta manera, sentirán satisfacción y alegría cada vez que alcancen una pequeña meta y una enorme satisfacción al llegar al final con el logro máximo. Es como recibir un caramelo por cada paso y cuando llegamos al final nos ganamos la bolsa entera de caramelos. Esto permitirá que los niños se sientan constantemente motivados a alcanzar el logro final, sin pasar por grandes desilusiones.

  1. Reconoce de lo que son capaces tus pequeños

Darles la oportunidad de mostrar lo que son como personas, es lo más enriquecedor tanto para ellos como para nosotras como mamás. Esto nos hace sentir cada vez más orgullosas de nuestros hijos. Además, cuando le ofrecemos la confianza de mostrarse, le estaremos dando la confianza para ser personas autónomas e independientes. Esto sin duda es realmente positivo, ya que la independencia sana le da confianza, autoestima y seguridad a los niños, incrementando considerablemente su felicidad.

Es normal que al principio nos resulte complicado a nosotras como madres darles autonomía a nuestros hijos, porque nos acostumbramos a siempre estar para ellos. Sin embargo, la independencia poco tiene que ver con dejarlos solos, es simplemente confiar en ellos. Y además, no hay nada más satisfactorio para una madre que ver a su hijo con las capacidades para expresarse y defenderse por sí solos.

  1. Comparte en familia y demuéstrense amor

Los momentos en familia siempre serán los mejores, son divertidos, diferentes, únicos y se crean los mejores recuerdos. Darnos un espacio dentro de nuestra rutina como mamás para compartir en familia, durante la cena, con una película, en una salida de paseo, nos regalará los momentos más significativos en nuestra vida. Además, abrir un espacio para compartir con tu hijo y darle la importancia que merece dicho espacio, es darle el regalo más grande y preciado a nuestro hijo. Compartir en familia te dará la oportunidad de conocerlo, reír juntos, compartir anécdotas del día, calmar sus angustias y ambos darse todo el amor que necesitan.

Asimismo, desearle un lindo día, sorprenderlo con su dulce preferido, jugar un rato con él, escucharlo, preocuparte por él, son las demostraciones más sinceras de amor de una madre hacia un hijo. Y son cosas tan sencillas de hacer ¡pero la recompensa es del tamaño del cielo!

Los niños felices se sentirán motivados a lograr cosas positivas en su vida, tendrán la energía y estabilidad psicológica para asumir nuevos retos. Como mamás, tener niños felices en casa es nuestro principal objetivo y la mejor forma de alcanzarlo es con amor y disposición. Pues de esta manera, le estaremos ofreciendo todo lo necesario para experimentar la felicidad y lograr sus metas. Con estos sencillas claves sin duda lograrás sentir la felicidad en el hogar, y es que cuando hay niños felices en casa, se siente y se respira.

Criemos niños felices y serán exitosos.

Última actualización del articulo 19 septiembre 2017