Maternidad Para chicos

La música ayuda a los niños a reducir el dolor de las inyecciones

vacuna a niño

Una de las cosas más difíciles que les toca a los padres es ir a la consulta con el pediatra para colocarle una vacuna a su bebé. Escuchar el llanto de tu pequeño hace que la situación sea muy difícil e incómoda no solo para tu hijo sino para ti. Pero tranquila, ya hay una solución para ello.

Una investigación de la Universidad de Kentucky señala que la musicoterapia es una excelente alternativa para reducir el estrés de los niños a la hora de enfrentarse con la aguja de una inyección.

¿Cómo funciona la música para el dolor?

Es muy sencillo. La investigación liderada por la musicoterapeuta, Olivia Yinger, señala que la mayoría del llanto de los niños cuando tienen que ser inyectados se debe en mayor medida al temor que sienten por la aguja y no tanto al dolor que realmente se llega a producir, por lo que controlar el temor es primordial para solucionar el problema.

Como lo adivinan, la música es la mejor receta en esta ocasión, al menos así lo demostró el estudio que se realizó entre 2011 y 2012 en tres centros de salud de Kentucky.

inyección
El temor de los niños a las inyecciones les genera estrés e incrementa el dolor

En este estudio participaron un total de 58 niños con edades comprendidas entre los 4 y 6 años, quienes fueron acompañados de sus padres (62 padres participaron en la investigación) y fueron inyectados con una vacuna de rutina.

Los resultados fueron sorprendentes, los niveles de estrés de los niños y en consecuencia el llanto ocasionado por el temor a la inyección fue mucho menor en aquellos que escucharon música que en los que fueron inyectados sin ningún tipo de melodía.

La musicoterapia aumentó en 50% la respuesta positiva de los niños a las inyecciones, así que este estudio propone que así como los centros de salud infantiles pintan sus paredes de forma más atractiva para los pequeños, también la música sea parte de la ambientación en los consultorios pediátricos para disminuir en gran medida la respuesta negativa de los pequeños a las vacunas y demás inyecciones.

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *