Trending

Alimentos transgénicos: ¿Son saludables para nuestros hijos?

A muchas madres nos preocupa la salud de nuestra familia, principalmente de los pequeños de la casa, y uno de los temas que más dudas trae es el tema de los alimentos que se consumen diariamente en la mesa de nuestra casa. En general, el debate siempre ha sido entre lo rico y lo sano, pero en los últimos años el tema de la alimentación como elección, o estilo de vida, ha comenzado a tener gran importancia.

Muchas mujeres optan por llevar una dieta más orgánica e intentan que sus familias se sumen a un estilo de vida más natural, sumando frutas y verduras o platos más elaborados mientras otras madres simplemente compran todo tipo de alimentos sin importar si son sanos o no para sus hijos.  Lo que está claro es que hay mucho desconocimiento en cuanto a los alimentos, y en especial en cuanto a los alimentos transgénicos se refiere, creando así ciertas presunciones que pueden o no ser verdad.

No es cuestión de colocar en un pedestal a ningún tipo de alimento en particular, lo importante es informarse y conocer para que puedas elegir qué tipo de alimentos son los que queres consumir.

¿Qué son los alimentos transgénicos?

A medida que la industria de los alimentos transgénicos se amplia, también lo hacen los mitos y dudas que existen a su alrededor. Por eso es muy importante conocer algunos de los elementos más importantes.

Cuando se habla de transgénicos suele ser un producto derivado, en general de una planta, a la que se le realizó una modificación que resulta de un cambio genético en su columna de ADN. No se refiere a, como los mitos urbanos hacen creer, que en un laboratorio se le inyectaron toxinas para dañar a la humanidad.  Para que sea transgénico se debe eliminar, alterar o incorporar algún gen en la cadena de ADN, por lo que muchos de los transgénicos simplemente eliminan un compuesto que puede resultar dañino para algunas personas, o incluso se mejoran para que sea más beneficioso su consumo.

Este tipo de alimentos ha cobrado un mayor auge en el mundo a finales de los noventa, aunque hay que decir que ya existían experiencias anteriores desde la década del 80 en cuanto a la modificación de alimentos se trata.

¿Por qué existen estos alimentos?

Los transgénicos surgen en parte como medida para satisfacer el incremento de la demanda de comida que se ha producido a raíz del acelerado crecimiento de la población mundial. Dada la demanda, los alimentos se producen a una velocidad de producción mucho mayor, en la medida que los cultivos transgénicos mejoran el rendimiento, son necesarios menos campos para producir una mayor cantidad. Es por ello que muchos científicos aseguran que los alimentos transgénicos tienen un gran potencial para mejorar la vida en la Tierra ofreciendo una gran herramienta contra el hambre en el mundo.

Además, los alimentos transgénicos pasan por un exhaustivo proceso de investigación, desarrollo y aprobación que dura más de una década. Es importante también aclarar, que un alimento no se haya modificado genéticamente no implica que no se utilicen compuestos químicos en determinados insecticidas y abonos que pueden ser trasladados al consumidor final, es decir, a la mesa de tu familia. Por eso siempre, es muy importante lavar los alimentos y seguir las recomendaciones para su consumo.

Por último, cualquiera que sea tu decisión a la hora de la alimentación de tus hijos, es importante que evalúes con tu médico y con un nutricionista, los pro y contra en cada caso, y así tomar las decisiones más acertadas para la salud de tu familia.

5 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

  • Creo que se olvidan de decir para que los hacen transgenicos realmente, es decir, para que soporten los epesticidas que les echan y para hacer mas rapido mas cantidad… Nada de combatir el hambre mundial. La soja y el maiz es un negocio, no veo a sus empresarios repartiendo comida a los pobres, sino mas bien rellenandose los bolsillos. El rociar el alimento con herbicidas tan fuertes no solo daña a quienes los cosumimos, ademas de qe hacerlos crecer mas rapido hace que muuchos frutos ni siquiera tengan sabor ya. Sino que todo esto altera aguas y suelos cercanos a los cultivos, y se han visto muchisimos casos de tumores y cancer de piel por culpa de estos quimicos. Mantenganse en silencio si no puede decir una sola verdad que los justifique, pero no nos mientan. Lamento Claudia el trabajo tristisimo que te toca, defender a quien esta matando a tantos chicos, y envenenando a tantas generaciones, espero pese en tu conciencia ser parte. Y si esta prohibido por ejemplo monsanto, en muchos paises.

    • Hola Agostina, gracias por comentar.

      La realidad es que se repiten muchas cosas escandalosas, y la verdad es que pocos revisan la información más alla del titular indignante, que genera miedo pero si muchos clicks. Pero bueno esa no es nuestra linea editorial. El trabajo que nos toca es informar de forma positiva y responsable y lo hacemos dejando de lado todo el ruido que hay con respecto al tema.

      Por supuesto que la industria de los alimentos es un negocio, y no nos interesa defenderlos.

      Los alimentos transgenicos, es decir los alimentos modificados geneticamente son un avance de la ciencia desde hace ya varias décadas, pero va mas allá de los herbicidas porque incluso ya hay pescado transgenico, ganado transgenico, etc. Podrá ser bueno o malo, dependiendo de como se use, y sin dudas sera un gran negocio en los proximos años pero es un avance de la ciencia y debe ser informado como tal sin tanto show o teoría conspirativa.

  • Hola, buen día
    Quería preguntarles por qué, si los alimentos transgénicos son buenos o al menos inocuos para el ser humano, hay tantos países, productores y organizaciones que los prohíben y los boicotean
    Muchas gracias

    • Lo que define que un alimento sea bueno o malo son una serie de características ajenas a que sea transgénico, es decir modificado genéticamente. El boicot es mayormente por una cuestión comercial o de propiedad, como por ejemplo quien es dueño de las semillas o como se usan o siembran. Por último, los alimentos no están prohibidos sino que se pide el etiquetado de los mismos para que el consumidor puede identificarlos y elegir.