Trending

La emotiva historia de la niña con la nariz de payaso

Para esta niña no había nada divertido en tener un “nariz de payaso”. La pequeña tenia un pequeño lunar de color rojo brillante en la nariz. A los tres meses el lunar había crecido lo suficiente para cubrir su nariz y podría causarle la muerte.

Connie Lloyd nació con un tumor benigno que le cubría la nariz, sufrió insultos y burlas crueles de otros niños. Por su parte, los médicos le afirmaron a los padres que esta rara condición no podría curarse.

Actualmente, la pequeña tiene una razón para sonreír luego que los cirujanos desafiaron las probabilidades y la dejaron con una nariz idéntica a la de la madre.

La historia de  Connie Lloyd, la niña con la nariz de payaso

Todo comenzó con la ecografía de la 26 semanas cuándo los médicos observaron una pequeña sombra en la nariz de Connie.

La ecografia con la sombra en la nariz

 

Sin embargo, cuando ella nació estaba perfectamente sana. Pero un día los padres Zara Green y Tom Lloyd, ambos 24 años, notaron una marca roja en la nariz de la pequeña. En un mes, esta pequeña marca había crecido y ya ocupaba entre 3 y 4 centímetros de diámetro. Su madre, Zara afirmo: “Cuando vimos su nariz nos sorprendimos. Parecía una niña completamente diferente”.

La bebé con la nariz roja
Un especialista de la piel en el Hospital Great Ormond Street, diagnostico al bebé con hemangioma – un tumor benigno. Connie se convirtió en el octavo bebé en el Reino Unido por ser tratado con la droga Propranolol, generalmente utilizada para enfermedades del corazón, pero esta vez con el fin de detener el crecimiento cada vez mayor del tumor.

Pero a sus padres le dijeron no había cura y también se les advirtió incluso que la niña podría morir desangrada si su nariz se lastimaba. Desesperada su madre busco ayuda y finalmente encontró al cirujano Dr Iain Hutchison especializado en el tratamiento de desfiguraciones faciales.

El cirujano operó a Connie en marzo, trabajando para quitar el tumor. El resultado, una operación exitosa dejándola apenas con sólo una pequeña cicatriz.

La pequeña despues de la operacion

Su madre comento, “antes de la operación Connie era una niña muy tímida y cuando la gente hacia comentarios y daba vuelta su cabeza, su nariz era la nariz perfecta de un payaso y no solo el lunar crecía externamente, pero internamente también. Nos preocupaba constantemente. Los médicos nos dijeron que si cortaba o se lo rozaba, ella podría desangrarse hasta la muerte. Hubo tratamientos para evitar que el tumor se volviera cada vez se volviera más grande pero no había mucho que pudiéramos hacer para deshacernos de él. Ahora está muy bien, ella tiene un grupo grande de amigos y estamos muy orgullosos de ella. Es bueno no tener que lidiar con los comentarios crueles, más allá de la nariz roja o no, Connie siempre ha sido la niña perfecta.”

Fuente: http://www.dailymail.co.uk/

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

  • Dios es grande y poderoso, comprendo a los padres, pues mi hija también le salio uno en la mejilla y me toco lidiar con todos esos diagnósticos y burlas de la gente. afortunadamente me fortalecí en Dios y encontramos un cirujano que opero a nuestra niña a los cinco año. hoy ella tiene quince y es muy hermosa.