Saltar al contenido

¿Miedo a la soledad? 10 tips para vencerlo

Miedo a la soledad

La mayoría de las personas, para no decir todas, hemos tenido a la soledad. La soledad desencadena una serie de sentimientos y sensaciones que nos desestabilizan emocionalmente, donde incluso nos podemos sentir rechazados por las demás personas.

Y es que, solemos pensar que la soledad depende de la cantidad de personas que conozcamos en el día a día y la verdad es que sentirnos solos o acompañados depende únicamente de la calidad de los vínculos que establezcamos.

Es por esta razón que por más que estemos con muchas personas alrededor en un mismo espacio, seguimos sintiéndonos solas y desencadenemos el miedo a la soledad.

No importa cuántas personas conozcamos, si no tenemos al menos un confidente, nos sentiremos solas.

La soledad es un sentimiento tan fuerte que impacta en el funcionamiento de nuestro cerebro, más adelante te mostraremos estudios que demuestran los efectos que produce el sentirnos solos, principalmente cuando este sentir se prolonga por un período de tiempo mayor a días.

Además, veremos consejos que nos ayudará a combatir el sentimiento de soledad y darnos cuenta que estar solo en un espacio físico puede ser muy positivo para nosotras en algunos momentos de la vida.

Estar solo y sentirse solo son sensaciones distintas

Estar solos y sentirnos solos son dos aspectos totalmente distintos. Estar solos se refiere a no tener la compañía física de una o más personas en un mismo espacio físico. Mientras que, sentirnos solos se centra en los sentimientos, en la soledad que nos invade emocionalmente al estar físicamente rodeado de personas pero sentimentalmente no tener a nadie.

Sin duda, sentirnos solos es sumamente perjudicial, resulta incómodo y desagradable para nosotros lo cual genera una serie de efectos en nuestro cerebro y funcionamiento diario que te mostraremos más adelante.

Miedo a la soledad

Estar rodeado de personas y seguirnos sintiendo solos

¿Por qué se genera el sentimiento de soledad a pesar de tener la compañía física de alguien?

El sentimiento de soledad se puede generar a pesar de estar en compañía de múltiples personas en un mismo espacio, hablar por la mensajería de Whatsapp la mayor parte del día, tener muchos likes y comentarios en nuestras fotos de Instagram y Facebook. Debido a que, a pesar de interactuar por diferentes medios gran parte del día, no logramos profundizar en los vínculos afectivos, por lo que nos convertimos en un racimo de vínculos superficiales lleno de desconfianza y soledad.

Seguramente te has preguntado ¿por qué si hablo todo el día por mensaje, me sigo sintiendo tan sola? Y es en ese momento donde es importante recordar que el sentimiento de soledad no depende de la cantidad de personas que conozca e interactúes, sino la calidad de los vínculos que estas creando.

Redes sociales y el miedo a la soledad van de la mano

Miedo a la soledad

Las redes sociales te pueden hacer sentir mas sola

Hoy día la presencia de las redes sociales para las personas es casi indispensable, estamos muy al pendiente de las actualizaciones, fotos y comentarios que recibimos de las demás personas a través de estas plataformas. Sin embargo, se ha demostrado que las redes sociales suelen ser el refugio de un enorme miedo a la soledad en las personas. El sociólogo Bauman Zygmunt señala que tras la invención de las redes sociales hemos perdido el arte de socializar, crear vínculos y trabajar en ellos, cambiando nuestra manera de comunicarnos haciéndose todo cada vez más superficial. Un simple “Like” o una reacción de “Me encanta” nos genera una emoción cuando recibimos la notificación, pero esta emoción dura solo minutos y procuramos obtener más porque sólo estamos intentando llenar ese hoyo de soledad que cavamos cada vez que interactuamos más  en el mundo virtual que en el mundo real. Zygmunt nos comenta en una entrevista realizada por la revista Libreriamo , traducida por Ssociólogos “El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha ganado 50.000.000.000 $ con su empresa, centrándose en nuestro miedo a la soledad, eso es Facebook”.

Efectos del miedo a la soledad en nuestro cerebro

Sin lugar a dudas el miedo a la soledad, sentirnos solos por momentos en nuestra vida es un sentir doloroso y de gran impacto en diversos aspectos de nuestra vida, donde el cuerpo no está fuera de ello.

Según el estudio realizado por el profesor de psicología John Cacioppo PhD y co-autor del libro “ La soledad: La naturaleza humana y la necesidad de conexión social ” donde se encuentra dicho estudio, encontraron que la soledad va más allá de un problema social, sino que también afecta físicamente a la persona que la siente.

Cacioppo encontró que la soledad influye en la actividad genética del individuo disminuyendo las capacidades de defensa del sistema inmunológico ante virus, por lo que tendrá una marcada tendencia a enfermarse.

Por otro lado, la profesora de psicología social de la UCLA Naomi Eisenberger indica que la persona al sentirse rechaza, excluída, sola y con dificultad para relacionarse con las demás personas, se activan áreas del cerebro asociadas al dolor físico.

Otro de los efectos físicos del miedo a la soledad son las alteraciones en el sueño, aumento en la producción de Cortisol (hormona del estrés) en el organismo generando que nos mantengamos constantemente en alerta, lo cual causa un desgaste importante en nuestro cuerpo. Asimismo, todas estas alteraciones que sufre nuestro cuerpo como consecuencia del miedo a la soledad nos pueden producir enfermedades cardíacas o asociadas al sistema nervioso central como ACV, que en el peor de los casos puede desencadenar una muerte prematura.

¿Cómo manejar el miedo a la soledad?

Miedo a la soledad

Solemos usar la tecnología para ocultar el miedo a la soledad

Sentir miedo a la soledad puede ser una de las más desagradables sensaciones que podemos experimentar las personas y puede impactar significativamente nuestro desenvolvimiento en los diferentes entornos. Veamos los consejos para manejar el miedo a la soledad.

1. Reconocer que le tenemos miedo a la soledad

El primer gran paso es reconocer que le tenemos miedo a la soledad, porque solo a partir de esto podremos comenzar a trabajarlo. Debido a que, mientras más lo neguemos, más solas nos sentiremos.

2. Tú siempre serás la persona más importante para ti

A veces el miedo a la soledad lo que esconde es una baja autoestima y desvalorización hacia nosotros mismos, donde evitamos escucharnos y saber realmente lo que queremos para nosotros. Es importante que siempre puedas tener en cuenta que tú siempre será la persona más valiosa para ti y verás como comenzarás a disfrutar de tu propia compañía.

3. ¿Qué significan las relaciones para ti?

Es importante que definamos ¿qué significar las relaciones para ti? El significado que le otorgas a cada uno de los vínculos que tienes con las personas en tu vida. Identifica el factor al que más le das importancia al momento de relacionarte y pregúntate si realmente eso es lo que más importa, sobretodo, si se trata de lo superficial y no sentimental.

4. ¿Quién soy?

Otra de las preguntas que resulta vital de hacernos para manejar el miedo a la soledad es ¿quiénes somos? Y es que, generalmente cuando sentimos miedo a la soledad se debe a que tenemos un autoconcepto disminuido y le damos poco valor a lo que realmente gusta y disgusta.

5. Seamos realistas, ¿qué es lo peor que puede pasar?

Tenemos que imaginarnos el peor de los escenarios de estar solo, un fin de semana sin tener con quién salir y pensar ¿qué es lo peor que nos puede pasar? A veces cuando pensamos en la soledad solemos asignarle un significado negativo y la verdad es que no necesariamente tiene que ser así, más adelante verás porqué. Además, cuando le tenemos miedo a la soledad pensamos que podremos hasta morir de soledad y no.

6. Dale una oportunidad a la soledad

Tómate un día de la semana sólo para ti, aléjate del teléfono, tablets, computadoras e incluso del televisor y atrévete a pasar un día completo realizando actividades que no impliquen la interacción con otros. Es el día ideal para que pongas a todo volumen esas canciones que tanto te gusta escuchar y bailar, decorar tu espacio, experimentar las manualidades, meditar, leer un libro o simplemente acostarte y pensar en la vida. Poco a poco irás perdiéndole el miedo a la soledad y dándote cuenta que no tiene que ser tan negativo como crees.

7. Las redes sociales no es lo que pensamos

Las redes sociales nos hacen sentir más solos, crear vínculos con personas que nunca veremos porque viven al otro lado del mundo y evitamos los encuentros. Apaguemos los aparatos electrónicos y vayamos a un café, siempre hay un tema de conversación que pide ser hablado.

8. ¿Qué significado le estamos dando a la soledad?

El miedo a la soledad se debe también al significado que le otorguemos a la soledad, porque si bien somos seres sociales por naturaleza, la soledad también nos aporta grandes beneficios que veremos más adelante. Y es que, generalmente se le otorga un significado negativo a la soledad que activan emociones como la tristeza y desilusión.

9. El miedo a la soledad puede ser también miedo a despegarnos del pasado

Es importante que podamos despegarnos del pasado y continuar, donde sólo necesitemos ver de vez en cuando, pero sin dejar de avanzar hacia el futuro. Debido a que, la dificultad para despegarnos del pasado, de aquellas personas que quisimos y luego nos lastimaron, aquellos rencores aún no sanados solo harán que nuestra tristeza y desilusión asociados a la soledad que sentimos se anclen mucho más en nosotros.

10 Si sientes que no puedes controlar el miedo a la soledad, asiste a psicoterapia

Puede ocurrir que sintamos que el miedo a la soledad nos está superando, donde pareciera que no podamos combatirlo o manejarlo por sí solos y es en este momento donde pedir ayudar especializada es necesario. La psicoterapia es sin duda uno de los mejores espacios en el que podemos trabajar la soledad que sentimos con la guía y soporte que nos ofrece la figura del psicólogo.

La soledad también puede ser positiva

Sin duda, solemos asignarle un significado negativo a la soledad, asociándola con tristeza, melancolía, desvalorizándonos al mínimo nivel y haciéndonos sentir desdichados, pero te has preguntado ¿por qué sentirse así ante la soledad? Démosle la vuelta y los momentos de soledad verás cómo irán agarrando otro tinte mucho más positivo, porque son momentos ideales para conocernos a nosotras mismas, saber que nos gusta y disgusta. Y es que, lo que no sabías es que mientras más te resistas a conocerte a ti misma, más relaciones superficiales crearás y aumentará el sentimiento de soledad.

El psicólogo Rafael Santandreu nos habla sobre el miedo a la soledad

El psicólogo Rafael Santandreu, egresado de la Universidad de Barcelona y autor del Best Sellers “El arte de no amargarse la vida” nos habla sobre el miedo a la soledad, el significado negativo que solemos otorgarle a la soledad y qué podemos hacer para cambiar de filosofía.

Y es que, el Santandreu plantea que para vender el miedo a la soledad es necesario hacer un cambio en nuestra filosofía de vida. Veamos el vídeo del psicólogo Rafael Santandreu, el miedo a la soledad.

El miedo a la soledad es uno de las peores sensaciones que podemos sentir los seres humanos y se acentúa más cuando nos resistimos a conocernos a nosotras mismas, así como también cuando tenemos un autoconcepto disminuido.

Para manejar el miedo a la soledad solo es cuestión de redefinir el concepto de soledad y darle un tinte más positivo para que puedas ver como tu autoestima irá en aumento.

¿Cómo se llama el miedo a la soledad?

El miedo a la soledad se llama eremofobia, y se comprende como una fobia específica situacional, donde el miedo ocurre ante un posible estado o situación especifica del individuo: en este caso, estar solo.

La fobia es un alteración psicológica en el que aparece un miedo desproporcionado e irracional hacia un estímulo o en este caso una situación concreta,  muy frecuentemente esta irracionalidad es reconocida por la persona: en este caso la posibilidad de estar sola.

La eremofobia el miedo hacia la soledad en general, tanto a quedarse sola físicamente y a la idea de sentirse solo a pesar a estar rodeado de gente.

¿Miedo o fobia?

Es importante comprender que todos tenemos un poco de miedo a estar solo, desde niños el mayor temor es ser abandonados, luego este miedo es trasladado a ser expulsado de la tribu (familia, trabajo, grupo de amigos) o a no tener pareja.

Pero cuando este miedo es tan intenso que genera una ansiedad que produce alteraciones tales como sudores fríos, problemas respiratorios, mareos, cefaleas, o taquicardias que afectan la salud física y emocional de la persona se considera fobia.

Es importante esta distinción pues una cosa es tener pensamientos tales como «no voy a encontrar pareja, voy a quedar solo» a sufrir síntomas como mareos.

Si tienes estos pensamientos de forma recurrente es bueno que lo puedas hablar con un especialista, y si sufres síntomas debes consultar inmediatamente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.