Bebes Maternidad

4 formas de evitar la dermatitis en los bebés

bebe gateando

Unos la conocen como dermatitis, mientras otros la llaman pañalitis, sin embargo ambos términos se refieren a la incómodo y molesta irritación que se produce en alrededor de la zona genital del bebé causada por una reacción al pañal. Generalmente lo bebés que sufren de pañalitis presentan enrojecimiento de la piel, la cual puede también hincharse en algunas ocasiones.

Además de ser muy molesto para tu bebé, puede ser recurrente, por lo que puede reaparecer en cualquier momento, así pienses que ya se le ha curado por completo, por lo que mejor en estos casos es la prevención para evitar que tu pequeño pase por esta molesta situación.

1. Cambia el pañal lo más pronto posible

La humedad es la principal razón por la que tu hijo puede llegara  tener dermatitis, por lo que es muy importante que estés pendiente de cambiar su pañal cada vez que esté mojado, pues mantenerlo por mucho tiempo puede hacer que la humedad de la orina reaccione con los componentes del pañal causando una alergia a tu bebé.

Además de la orina, si tu bebé permanece mucho tiempo con un pañal sucio de deposiciones, se puede dar una reacción química que hace que se desprendan bacterias que producen la irritación inmediata de la piel.

2. Seca muy bien la piel de tu bebé

Al momento de cambiar el pañal a tu bebé, procura limpiar muy bien la piel de tu bebé y sus genitales para que estés completamente secos al momento de colocarle el nuevo pañal. Muchas veces ocurre que la humedad del pañal se genera por los restos de orina que acumula el bebé, por lo que puede pasar mucho más tiempo antes de que los padres se den cuenta.

Puedes utilizar toallitas húmedas especiales para bebés para asegurarte que la limpieza después del pañal se haya realizado correctamente. Recuerda limpiar todos los alrededores por donde ajusta el pañal.

3. Toma previsiones con el pañal

Otra razón común para que tu bebé pueda estar sufriendo de pañalitis es que sea alérgico a algún componente propio del pañal que le colocas. Muchas veces los pañales contienen algunos aromas o texturas que la piel del bebé rechaza, por lo que es importante que vigiles estas reacciones y pruebes con otras marcas de pañales.

También es necesario que no ajustes demasiado el pañal de tu bebé. Muchos padres lo haces para evitar cualquier tipo de derrame, pero esto puede provocar que no circule ningún tipo de aire por esta zona, por lo que tu bebé será más propenso a irritarse.

4. Chequea sus comidas

Algunos bebés comienzan a tener irritación en la piel alrededor de los genitales cuando inician la ingesta de alimentos o cambian la leche que consumen regularmente. Esto puede pasar por alguna reacción alérgica a algún alimento que se manifiesta a través de este tipo de dermatitis, por lo que es importante chequear qué nueva comida está probando el bebé para poder determinar si es una causa o no de esta irritación.

Si el bebé consume solo leche materna, entonces se debe evaluar si algún alimento o medicamento que está ingiriendo la madre puede ocasionar esta irritación. Lo importante es tomar las precauciones necesarias para evitar que el pequeño pase por esta irritación.