Bebes Maternidad

5 consejos para lograr que tu niño coma

niña comiendo fruta

Lograr que nuestros niños coman todo lo que está en su plato a veces puede parecer misión imposible. Muchas son las ocasiones que escuchamos cómo los padres nos podemos frustrar porque a nuestros pequeños no le gustan las comidas saludables que necesitan para su crecimiento.

La idea no es que el momento de sentarse en la mesa se convierta en un verdadero desafío para los padres y un momento incómodo para los niños, sino que sea un espacio de unión familiar y tranquilidad para todos. Para lograrlo es importante tomar algunos consejos que pueden estimular a los pequeños a comer y probar nuevos alimentos con mucha más frecuencia.

1. Fija un horario de comida a tus niños

Los niños, al igual que los adultos, tienen que realizar sus tres comidas del día y dos meriendas nutritivas para mantener un buen equilibrio con las comidas. Es importante que tus pequeños sigan un horario específico a la hora de comer para lograr establecer una rutina clara.

Los especialistas señalan que los niños renuentes a comer, muchas veces lo son porque comen muchas golosinas entre comidas, lo que además de quitarles el apetito, puede resultar dañino para su salud.

2. No llenes el plato de tu niño con muchas cosas

Si deseas que tu niño pruebe nuevos alimentos llenos de nutrientes entonces debes hacerlo de manera gradual. No debes llenar el plato con distinta comida que tu pequeño aún no ha probado, sino darle a probar un nuevo alimento a la vez.

Cuando le sirvas algo nuevo a tu niño tampoco le debes dar mucha importancia a lo que está en el plato. Deja que tu niño lo descubra solo, pues al contrario de lo que podemos pensar, cada vez que animas a tu niño a comer algo nuevo quizás lo rechace porque es extraño.

niño comiendo maiz
La porción de comida que debe consumir un niño es la cuarta parte de la de un adulto

3. Recuerda que tu niño come menos

Una cosa es que desees que tu pequeño se alimente bien, otra muy distinta es que quieras que se coma un plato de comida como el de un adulto. Es muy importante que regules la cantidad de comida que tu niño come.

Lo normal es que a partir del año o los dos años, tu pequeño consuma un cuarto del alimento que tú consumes, así que no fuerces a tu pequeño a comer más, porque lo que lograrás es que la hora de la comida se convierta en algo fastidioso para él.

4. Disminuye los distractores de la mesa

La hora de la comida es algo que debe respetarse dentro de tu hogar y en la que todos en la familia deben ir a la mesa juntos, por lo que es muy importante que se traten de disminuir en lo mayor posible esas cosas que pueden distraernos de la comida.

Por ejemplo debes dejar claro que la mesa no es un lugar para jugar ni pararse a correr. Además, el uso del celular o de la televisión mientras se come se debe prohibir, pues lo que hace es que tu niño pierda la concentración en la comida y la deje de lado.

niño con postre
Es importante que la comida se presente colorida y divertida para que tu niño se la coma a gusto

5. Ponte creativo con la comida

Para que tu niño logre probar nuevos alimentos debes ser un poco creativo a la hora de presentar el plato. Jugar con las formas y llenar de color el plato hará que a tu pequeño le llame mucho más la atención. No por casualidad las empresas de golosinas envuelven sus productos en empaques llamativos, así que si a ellos les funciona a ti también.

Otra opción que también tienes es mezclar un nuevo alimento con otro que ya le encante a tu niño. Por ejemplo, si a tu pequeño le gusta la pasta con queso, entonces puedes agregarle algunos vegetales para que los combine con el sabor que ya le guste y lo acepte mucho más rápido.

Recuerda que lo más importante es dar el ejemplo a los niños. Mientras ellos vean que sus padres comen todo del plato, ellos también lo harán.

Cargando...

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *