Bebes Maternidad

5 Consejos para que al regresar al trabajo sigas dándole pecho a tu bebé

bebe amamantando

Regresar al trabajo después de dar a luz siempre será un paso difícil para cualquier madre, pues implica que muchas mujeres sientan que están abandonando a su bebé, con el que han estado juntas desde su nacimiento, y en el caso de las madres que dan pecho a su bebé, el proceso de volver al horario laboral puede tornarse aún más complicado.

Algunas madres pueden pensar que el volver al trabajo implicará que se suspenda definitivamente el consumo de leche materna del bebé y se sustituya por fórmula infantil. Si bien es una opción, debemos recordar que la Organización Mundial de la Salud recomienda que los bebés se alimenten con leche materna hasta cumplir el año de vida.

Una opción que tienen las madres es dar pecho a sus bebés mientras estén en casa y en las horas que van a estar en el trabajo alimentarlo con leche de fórmula. Sin embargo, las madres deben considerar que al disminuir los momentos en que se le da leche al bebé también se disminuirá la producción de la misma, por lo que se corre el riesgo de que el cuerpo deje de producir leche materna.

Otro consejo recomendable por los especialistas es tomar varios momentos durante el trabajo para extraerse la leche y así tener reservas para que el bebé consuma todo el tiempo, a pesar de la jornada laboral que pueda tener la mamá. De esta forma, tu bebé continuará consumiendo todos los nutrientes de la leche materna sin tener que estar con él todo el día.

Si tomas la opción de extraerte leche durante la jornada laboral debes tomar en cuenta varios factores y seguir algunos pasos para asegurarte que sea cómodo para ti.

  1. Habla con tu jefe: Es importante que compartas con tu jefe tu decisión de seguir brindándole leche materna a tu bebé a pesar de regresar al trabajo. En la mayoría de los países la legislación concede recesos en el trabajo a las madres que están amamantando, sin embargo siempre es aconsejable hablar con tu supervisor para asegurarte de que las condiciones sean adecuadas tanto para ti, como para la empresa.
  2. Busca un lugar adecuado: La empresa debe asegurarte un lugar adecuado para que puedas extraerte la leche de forma cómoda y limpia. Lo más aconsejable es que lo hagas en una oficina o sala de conferencia cerrada, en la que puedas estar tranquila sin sentir que nadie va a entrar a mirar qué estas haciendo.
  3. Busca el mejor extractor de leche: Comprar un buen extractor te facilitará las cosas en el trabajo. Los extractores automáticos harán que el procedimiento sea mucho más rápido y así evitarás perder mucho tiempo durante la jornada laboral.
  4. Etiqueta los recipientes de leche: La mayoría de los extractores de leche tienen sus propias bolsas o envases para guardar la leche. Procura etiquetar con la fecha y hora para que en casa se use el más antiguo. Con el proceso de refrigeración adecuada, la leche materna puede durar más de 24 horas en perfectas condiciones.
  5. Continúa dándole pecho a tu bebé: Al llegar a casa sigue dándole pecho al bebé para que el vínculo que se crea entre los dos aún esté presente y no tenga que romperse sólo porque regresas al trabajo.