Bebes Maternidad

¿Por qué tu niño no debe acostarse tarde?

bebe durmiendo en la cuna

Siempre nos han aconsejado que nuestros pequeños vayan temprano a la cama, pero el hecho de que los bebés se acuesten a dormir antes de las 8 de la noche puede ser más importante de lo que nos parece, al menos eso señala el último estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estadal de Ohio en EE.UU.

La investigación señala una relación directa entre los niños que se acuestan tarde con la obesidad infantil y los problemas en el crecimiento y desarrollo de los pequeños. La razón es que el consumo de alimentos tarde en la noche es más común entre los niños que no duermen correctamente.

Además, este estudio también señala que en algunos casos la obesidad no tiende a ser un problema que se desarrolle inmediatamente, sino que puede aparecer en la adolescencia.

La obesidad y el insomnio van de la mano

En el estudio publicado en la revista The Journal of Pediatric se analizó el hábito de sueño de 977 niños en edad preescolar y registró las horas que los pequeños iban a la cama.

Los resultados fueron sorprendentes. Sólo 10% de los niños que dormían antes de las 8 de la noche desarrollaron problemas de obesidad en la adolescencia, mientras que 16% de los que dormían entre las 8pm y la 9 pm desarrollaron sobrepeso, mientras que la cifra subió a un 23%cuando los niños dormían después de las 9pm.

bebe durmiendo
Es muy importante que tu niño logre dormirse antes de las 8 de la noche

¿Qué hacer para que mi niño se duerma temprano?

Si bien este estudio ratifica la importancia de que nuestros niños vayan a la cama temprano, es muy fácil decirlo pero no tan sencillo conseguirlo. Muchas veces por más que queremos nuestros pequeños no duermen a la hora. Pero tranquilos, hay algunas cosas que podemos hacer para lograrlo.

  • Da el ejemplo: Crear en nuestros niños la rutina de ir temprano a dormir debe pasar porque nosotros también lo hagamos, así el pequeño se dará cuenta que eso es lo que hacen todos y no sólo él.
  • Apagar el teléfono antes de acostarse: Así evitarás que tus niños y tú se distraigan.
  • Deja el televisor fuera del cuarto: Es importante que la habitación sea un lugar de descanso y para el ello el niño no debe tener ningún distractor en ella.
  • Crea una rutina: Bañarse antes de dormir o leer un cuento hará que tu niño establezca una relación entre estas actividades y dormir.
  • Usa un luz amarilla: Los cuartos iluminados con luces de baja intensidad invitan al sueño, mientras que la luz blanca hace referencia al día y disminuye el sueño de los pequeños.
Cargando...

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *