Bebes Maternidad

6 mitos acerca del sueño de los bebés

Bebe Dormido

El sueño de los bebés es un tema delicado, pues muchos padres buscan respuestas mágicas para lograr que sus bebés duerman toda la noche y así evitar el típico trasnocho en los primeros meses de vida del pequeño.Para algunos bebés es más fácil conciliar el sueño, mientras que otros se tardan mucho más para pasar toda una noche tranquilos.

Muchos son los mitos falsos que se han creado en torno al sueño de los recién nacidos y a las formas de lograr que el bebé duerma mejor.  Lo importante es tomar en cuenta que el bebé se está adaptando a su entorno y que hay cosas que son perfectamente normales.

Los adultos duermen más en la noche que los bebés

Esto es falso. Al igual que los niños, durante la noche los adultos también se despiertan. La diferencia es que a los bebés se les hace más difícil dormirse nuevamente, por lo que necesitan la ayuda de los padres para retomar el sueño.

Ante esto muchos padres pasan a la cama a sus niños para a dormir junto a ellos, lo cual no es muy recomendable, principalmente en los primeros meses, pues se corre el riesgo de que al bebé le falte oxigeno mientras duerme. Lo importante es calmarlo y volverlo a dormir.

Los bebés no tienen horario para dormir

Debido a que los recién nacidos duermen alrededor de 18 horas al día, muchos piensan que los pequeños no tienen un horario fijo para irse a dormir en la noche, lo cual resulta ser otro mito falso.

Establecer una rutina desde muy pequeños hará que el bebé se acostumbre a irse a dormir dentro de una hora específica. Algo tan sencillo como colocarle la piyama, disminuir la luz del cuarto y cantarle una canción hará que sepa que es el momento de ir a la cuna.

La siesta diurna de los bebés les quita el sueño en la noche

Este es otro mito que es completamente falso. Los niños desde muy pequeños necesitan dormir muchas horas durante el día, las cuales irán disminuyendo a medida que van creciendo.

Llegar a interrumpir el sueño diurno del pequeño puede incluso ser contraproducente para su salud, pues el crecimiento físico y mental del pequeño se genera en mayor medida mientras está dormido. Esta es una de las razones por la que los adultos requieren menos horas de sueño que los niños, pues ya su crecimiento está consolidado.

Darles alimentos sólidos los hará dormir

Existe el mito de que alimentar al bebé con comidas sólidas como cereales o papillas hará que duerma mucho mejor durante la noche. La realidad es que aún no se tiene muy claro que esto pueda ser cierto o no, sin embargo lo que sí es real es que esta práctica antes de tiempo puede ser nociva para la salud del pequeño.

El sistema digestivo de los bebés es muy delicado y se encuentra en plena formación durante los primeros meses, por lo que adelantar este proceso antes de los seis meses de vida no solo puede dañar sus órganos, sino que posiblemente generará reacciones alérgicas en los pequeños.

Hay que cansar a los niños para que se duerman

Jugar con los bebés y mantenerlos activos antes de dormir hará que se cansen y duerman mucho más, al menos eso piensan muchas personas. Lo cierto es que no existen estudios que comprueben esta teoría, mientras que algunos especialistas no la recomiendan.

Si los bebés están muy activos a la hora de dormir entonces no querrán hacerlo, lo recomendable es que después de la cena se empiece a preparar el ambiente para que el niño se calme y puedan conciliar mucho mejor el sueño.

Si se acuesta más tarde dormirá toda la noche

Realmente no es así. Si el bebé se acuesta unos días más tarde y otros más temprano entonces le resultará mucho más difícil establecer una rutina para ir a dormir.

Los bebés a los que se le retrasa la hora del sueño desarrollan fatiga y les cuesta más quedarse dormidos. Es recomendable es que el bebé se duerma antes que los padres y que al menor signo de somnolencia se le lleve a la cuna.

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario