Bebes Maternidad

6 tips para aprovechar el tiempo al máximo al cuidar a tu bebé

mama junto a su bebe

Todas sabemos que la labor de ser madre, además de maravillosa, requiere mucho tiempo y dedicación, principalmente en los primeros meses de vida del bebé. Adaptarte a los cambios que vendrán con la llegada del pequeño a casa y establecer una rutina diaria puede llegar a ser un poco agotador, pero también lo vas a disfrutar junto a tu hijo.

Aunque el día tenga las mismas 24 horas, al organizar tu tiempo puedes llegar a ver una gran diferencia y hasta puedes notar que te quedan ratos libres. No es magia, es solo seguir algunos consejos que te harán las cosas mucho más sencillas.

1. Disfruta de amamantar

El vínculo que se crea entre la madre y el bebé al momento de alimentarlo con leche materna es único e indescriptible, aunque al principio puede consumir mucho de tu tiempo, pues los bebés están requiriendo de tu leche cada tres horas. En este caso lo mejor es que consigas un lugar agradable para alimentar a tu bebé, puede ser una mecedora, en la que te sientas cómoda y que te permita hacer otras cosas.

El tiempo que te lleva alimentar a tu pequeño puedes aprovecharlo para encender el televisor y ver tu serie favorita, tal vez leer un libro, cantarle a tu niño o hablar por teléfono. Lo importante es que procures que todo lo que quieras hacer esté al alcance de tu mano, para que en ningún momento interrumpas la alimentación del pequeño.

2. Ten una maleta lista

Siempre ten a la mano el bolso del bebé con todo lo que necesita en un día, como pañales, fórmula, ropita, toallitas húmedas, un biberón, zapaticos, un juguete y todo lo que consideres necesario para tu pequeño, verás que esto te salvará de cualquier imprevisto de un momento a otro.

Recuerda que este bolso no es el que usas diariamente, sino aquel que en caso de salir rápido de la casa por cualquier situación te pueda ahorrar mucho tiempo, por lo que puedes tenerlo en tu auto para que no se te olvide. Ser precavidos con esto te hará la vida mucho más sencilla.

3. Organiza el baño del bebé

Todo lo que necesita el pequeño para tomar su ducha debe estar a la mano y en un mismo lugar. Puede ser un escaparate o una cesta en la que tengas toallas, pañales para después del baño, champú, jabón y lociones, todo a la mano de la bañera del bebé.

Si organizas de forma eficiente el baño del pequeño, verás que te ahorrarás tiempo al no tener que dar vueltas por toda la casa buscando las distintas cosas para la ducha de tu hijo.

4. Cocina una sola vez

El cuidado de tu bebé te va a tomar parte del tiempo que dedicas a cocinar en tu casa, por lo que simplificar este paso también es importante. Una opción que tienes es cocinar en grandes cantidades de una sola vez y guardarlo por separado en el refrigerador para que solo tengas que calentar la comida.

También puedes utilizar un olla eléctrica con cocción lenta para que simplemente coloques todo dentro y dejes que el aparato haga el resto, además le colocas tiempo y se apaga solo por lo que no corres el riesgo que la comida se queme.

5. Haz que tu bebé permanezca en el corral

Tener al pequeño acostumbrado a estar todo el día en tus brazos te complicará las cosas que tienes que hacer en la casa, además que no es conveniente, pues el bebé debe dormir una gran cantidad de horas durante todo el día. Lo más recomendable es que se acostumbre a estar un rato solo y tomar sus siestas en la cuna o el corral.

Además de su cuna en su cuarto, que el bebé tenga un corral que puedas mover para la parte de la casa en la que vas a estar más es muy útil y te dará la comodidad de no tener el impulso de ir cada 10 minutos a ver cómo está tu niño. La otra opción que puedes utilizar es instalar una cámara en el cuarto del bebé cuya imagen puedas ver desde la sala o la cocina.

6. Busca apoyo

Pedir ayuda no te va a convertir en una mala madre, todo lo contrario, es una muestra de que eres humana y que necesitas alguien que te apoye con algunas tareas del hogar o con el cuidado del bebé. La primera opción para solicitar colaboración es la pareja, a quien debes aprender a asignarle responsabilidades.

Si tu presupuesto te alcanza, también es bueno que contrates a alguien para que te ayude, no necesariamente con el cuidado del bebé, sino tal vez con el orden en el hogar, así te liberas de una carga y te concentras en conocer a la pequeña criatura que tienes entre tus brazos.

2 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *