Bebes Maternidad

8 cosas que todas las madres primerizas deben saber

El primer bebé es el que se espera con más expectativas y seguramente muchos más miedos. El cambio en la vida que implica traer un ser humano al mundo hace que los nervios se pongan a mil y que las dudas sobre qué hacer o qué no hacer se despierten todos los días. Las madres primerizas, por lo general, luchan para tomar las mejores decisiones, mientras que los consejos de familiares, médicos y amigos algunas veces se contradicen.
Seguramente si eres una madre primeriza quieres que todo salga perfecto, pero lo primero que debes aceptar es que probablemente vas a cometer errores y que eso también es normal. Recuerda que así como nadie nos enseña a caminar, tampoco nadie nos enseña a ser padres, es algo que aprendemos con la práctica y que, aunque nos tropecemos, después nos sale natural. Sin embargo, lo mejor para encontrar un poco de tranquilidad es contar con la información necesaria para que algunas cosas no nos caigan por sorpresa.

Un bebé puede usar entre 10 y 12 pañales al día

Sí, aunque parezca sorprendente tu bebé va a ser un generador de pañales sucios. Esto se debe a que aún su sistema digestivo es muy pequeño, por lo que cada vez que comen expulsan desechos.
Si tenemos en cuenta que un bebé come cada 3 horas, la idea de tantos pañales no parece tan descabellada. Asegúrate de comprar los suficientes paquetes de tallas para recién nacidos, pero no te preocupes, a medida que vaya creciendo van a ser menos pañales.

La leche materna puede no salir inmediatamente

Si piensas que es como en las películas, en la que el bebé recién nacido amamanta plácidamente apenas de salir del vientre de la madre, puede ser que te desilusiones.
El proceso de producción de leche puede tardar algunas horas o días, dependiendo de cada persona. No te desanimes y ten paciencia a que tu bebé y tú se adapten al proceso.

Bebe Dormido
Los bebés deben dormir con los ruidos

Si eres madre primeriza seguramente vas a querer que tu bebé descanse plácidamente sin ningún tipo de ruido que lo moleste y que te digan que esto es un error puede sorprenderte. Los expertos aconsejan a que el bebé se adapte al ambiente y duerma mientras en la casa las cosas se desarrollan normalmente. Esto los ayudará a diferenciar el día de la noche y acelerará el proceso para que duerma sin interrupciones por toda una noche.

Los bebés no tienen reloj para comer

Generalmente a las madres primerizas les dicen que su bebé va a comer cada tres horas. Hay que tener claro que esto es un estimado, no la regla. Si los bebés lloran por comida antes de la hora no hay problema con darle de comer. Tampoco te sorprendas con la velocidad con la que tu bebé va a pedir más comida en los primeros días. Recuerda que en esta fase experimentan un gran crecimiento, por lo que las onzas de leche que se toma también va a incrementarse.

Raparle la cabeza al bebé no mejorará su cabello

Muchas personas esperan que rapando la cabeza del bebé mejore su cabello y salga mucho más fuerte, pero esto no va a pasar. El cabello de los bebés puede ser muy delgado en el primer año y llevarlo a la peluquería no cambiará eso, más bien cortarlo puede ocasionarle más frío en su cabeza.

Bebe jugando en el agua

No es necesario bañarlo diariamente

En este punto se crea una polémica entre los que defienden el baño diario, pero realmente en el primer mes los expertos aconsejan no hacerlo diariamente.
Al principio los bebés tienen una piel muy fina que segrega una grasa protectora contra gérmenes que no es recomendable quitar todos los días. Tomar un baño de tres a cuatro veces a la semana es lo ideal.

 

No te quedes mirándolo, duerme

Si eres una madre primeriza que se queda mirando al bebé mientras duerme para asegurarte de que continúa respirando, tranquila. No eres la única. Los nervios de asegurar el bienestar del bebé crean muchas ojeras en los padres. Aunque es difícil quitar la preocupación solo te podemos dar un consejo. Aprovecha para dormir cuando el bebé está durmiendo. Recuerda que también los padres deben descansar.

Pedir ayuda no te hace una mala madre

Recuerda que no lo sabes todo y tu madre tampoco lo sabía. Si eres una madre primeriza que se siente agobiada no dudes en pedir ayuda, te sorprenderá las personas que están dispuestas a brindarte apoyo. De la misma manera, no dudes en pedir también que te brinden un espacio para ti y la bebé si es que lo necesitas. En los primeros días tu casa puede verse llena de gente que quiere conocer al bebé, pero es tu deber poner límites.

119 comentarios

Click aqui para dejar un comentario