Bebes Maternidad

¿Cómo dormir a un bebé? Los 10 mejores trucos y consejos

Masajes, un entorno agradable y tomas de leche son algunos de los trucos que te ayudarán a dormir a tu bebé

Saber cómo dormir a un bebé es uno de los temas que más nos preocupa a los padres primerizos. En especial durante sus primeros meses de vida, cuando los ritmos de sueño suelen ser más cortos a lo largo del día.

A los recién nacidos se les dificulta distinguir los días y la noches, pero una vez que superamos las primeras noches y el bebé ya tiene seis semanas de nacido, los ritmos del sueño comienzan a desarrollarse y a partir de ahí, la mayoría de los pequeños son capaces de tener ciclos de sueños más estables.

123

Dormir al bebé es uno de los mayores restos de los padres primerizos

Afortunadamente, de los 3 a los 6 meses ya podremos empezar a enseñarle la diferencia del día y la noche, estableciendo algunas rutinas sencillas para que vaya desarrollando hábitos de sueño saludables y los conserve más adelante cuando crezca.

Una vez que nuestro bebé comienza a diferenciar el día y la noche, ese es el momento ideal para ayudarlo a mejorar su rutina a la hora de dormir. Aunque no existe un manual de instrucciones que consiga dormir al bebé inmediatamente, los siguientes consejos te ayudarán a descubrir cómo dormir a un bebé sin fallar en el intento.

A partir de los tres meses podemos enseñarle a nuestros bebés a diferenciar el día de la noche

¿Cómo dormir a un bebé? 10 Trucos y consejos infalibles

Después de los 3 meses de edad, los bebés suelen dormir de 13 a 15 horas al día.

Pero, es importante que sepas que todos los bebés son distintos, lo que significa que mientras algunos necesitarán más horas de sueño, otros por el contrario han establecido su propio horario. Establecer una rutina de sueño a medida que va creciendo, te ayudarán a aprender cómo dormir un bebé de la forma más sencilla.

¡Toma nota!

1. Usa la luz y la oscuridad

Para comprender cómo dormir a un bebé, debes saber que la luz puede activar el punto biológico de los bebés y la oscuridad producir el efecto contrario.

Así que usar la luz, los ruidos, y realizar actividades para sincronizar los ritmos del bebé con el día y la noche, es la forma más sencilla para ayudarlos a establecer una rutina de sueño. Comienza a producir esto en su entorno, tanto al despertar como al dormir una vez que tu pequeño haya alcanzado los seis meses de edad.

Una de las formas más efectivas de lograr una rutina de sueño es sincronizar los ritmos del bebé con el día y la noche

  • Durante el día, mantén la habitación de tu bebé bien iluminada y si escoges un lugar distinto al dormir las siestas, procura que también entre mucho sol e iluminación.
  • Para lo noche, te recomendamos que regules la luz poco a poco. Instala reguladores de intensidad en las luces de su habitación y baja su intensidad al menos una hora antes de dormir, para que puedas recrear el ambiente.
  • Cuando se despierte en las noches, ¡no enciendas la luz! Hacer que pase de la oscuridad a la luz le advierte a su cerebro que es hora de levantarse. Así que solo es cuestión de que lo tranquilices para que se vuelva a dormir.

2. Intenta no mirar al bebé

Cuando te preguntas cómo dormir a un bebé, nadie te advierte de lo fácil que pueden estimularse. Incluso una mirada amorosa mientras lo meces entres tus brazos, pueden estimularlo y hacerle creer que es hora de jugar con mamá.

Mientras más interacciones mantengan los padres con el bebé durante la noche, más difícil será que logre conciliar el sueño.

Lo ideal es bajar la intensidad de las interacciones para lograr la relajación del bebé

Para que evites sacarlo de su zona de sueño, lo mejor que puedes hacer es bajar la intensidad cuando estés en contacto con tu bebé. En lugar de cantar, hablarle, obsérvalo y mantener su mirada, cambia de dirección y observa su pancita, manos o pies mientras le acaricias y lo invitas a dormir con una voz muy suave y tranquila.

mama y bebe durmiendo
Una sábana que se ajuste bien al colchón y una cobija o un saco de dormir es suficiente para que tu bebé se duerma.

3. Mantenerlo cerca

Para aquellos padres que han decidido practicar el colecho, el saber cómo dormir a un bebé puede resultar un poco más fácil.

Distintos estudios han confirmado que los niños que duermen cerca de mamá y papá, crecen con una mejor autoestima y confianza, además de tener menos ansiedad. Sin embargo, organizaciones como la Academia Americana de Pediatría, no les recomienda a los padres que compartan la cama con su bebé, pero sí están de acuerdo con la idea de mantenerlos cerca.

Muchas veces es más fácil dormir al bebé cuando se esta cerca pues les da mayor confianza y seguridad

Para que dormir cerca de tu bebé sea más seguro, puedes colocar su cuna al lado de tu cama, y mantener el contacto corporal con él hasta que se duerma. Y es que algo tan sencillo como colocar tu mano en su pancita y sobarlo puede ser maravilloso para que concilie el sueño y se sienta seguro durante la noche.

4. Acostarlo en su cuna cuando esté somnoliento

Para aprender a cómo dormir a un bebé debes evitar que se duerma en tus brazos ya que se acostumbrará a esto. En necesario que lo lleves hasta su cuna todavía despierto y acompañarlo un ratito, antes de que se quede dormido. Conseguirlo puede resultar difícil, especialmente si eres una mamá que amamanta, pero si lo haces de esta forma conseguirás que tu bebé aprenda a dormirse por sí solo mucho más rápido y sin necesidad de tenerte cerca para tranquilizarse.

Pon a tu bebé en la cuna en el instante que comienza a tener sueño, es decir, justo antes de que se quede dormido.

Es importante que lo lleves hasta su cuna todavía despierto y acompañarlo un ratito, antes de que se quede dormido.

Para saber exactamente cuando es el momento ideal para acostar a tu bebé en la cuna, Kim West, autora de Buenas noches, que duermas bien (Good Night, Sleep Tight), te aconseja crear un escala de sueño del 1 al 10, para que sepas diferenciar y graduar cuándo está totalmente despierto y cuándo profundamente dormido.

¡Justo cuando esté entre el 7 y el 8, es hora de ponerlo a dormir!

bebe durmiendo en brazos de papa
Aprender a envolver a tu hijo en una manta es una habilidad magnífica para hacerlo dormir tranquilamente.

5. Trata de no cambiarle el pañal tan seguido

Mantener a tu bebé limpio y fresco es muy importante, pero durante las noches podemos disminuir el número de veces en el que normalmente hacemos estos cambios.No es necesario que le cambies el pañal cada vez que despierte, pues si lo haces en la misma frecuencia de sus despertares, provocarás que se despierte aún más.

El cambio de pañal puede ocasionar que el bebé se despierte y rompamos la rutina de sueño

Te recomendamos estar siempre al pendiente de oler su pañal para que sepas a ciencia cierta si está sucio y lo cambies únicamente cuando sea muy necesario. Cuando debas hacerlo evita ponerlo al contacto con el agua o toallas húmedas muy frías, mejor límpialo con un pañito tibio y ponle un pañal nocturno bien absorbente durante las noches.

6. Espera unos minutos antes de acudir a su llanto

Si lo que quieres es aprender cómo dormir a un bebé, lo último que debes hacer es acudir inmediatamente cuando los escuchas llorar a través del monitor de bebés. Si lo haces, solo harás que se acostumbre a despertarse más seguido. Para que esto no suceda, te aconsejamos esperar unos minutos para que tenga chance de tranquilizarse él mismo y volverse a dormir.

No acudas inmediatamente cuando tu bebé empiece a llorar sino justo antes  de que llore con toda intensidad

Es importante aprender a diferenciar en que momento acudir cuando el bebé se llora

Si ya ha pasado un rato y notas que no se calma, es momento de ir a verlo y consolarlo antes de que se sienta muy solo y comience a llorar con toda la intensidad. Si vas a tiempo, evitarás que se enoje y conseguirás que se vuelva a dormir de nuevo fácilmente.

7. Las siestas son muy importantes

Una de las reglas fundamentales para aprender cómo dormir a un bebé, es conocer el gran beneficio de las siestas. Los bebés también necesitan dormir entre 2 y 4 veces durante el día, por lo que acortar estas horas esperando que el bebé dormirá más tiempo durante la noche no funciona.

Evita el exceso de siestas o cuando ya es cerca del horario de dormir

No solamente ocurre todo lo contrario, sino que le provocarás exceso de cansancio y una muy mala nocheLo mejor que puedes hacer es evitar que estas siestas sean muy cercanas a la hora de dormir.

bebe durmiendo sobre una cuna
Se debe mantener una cuna tranquila con la superficie libre de peluches y juguetes.

8. Darles un poco de leche nocturna

Si a tu bebé le sigue costando dormir durante toda la noche, puedes intentar alimentarlo aún cuando ya esté dormido, tarde en la noche entre las 10:00 pm y 12:00 am para que pueda dormir por más tiempo.

Para no despertar  a tu bebé por completo y provocar que salga de su zona de sueño, mantén su habitación a oscuras y sácalo lentamente de su cuna.

Ofrécele el pecho o biberón acercando la tetina, si notas que no está lo suficientemente despierto como para empezar a succionar, prueba tocar suavemente sus labios con el pezón, para que se estimule y tome.

Una toma nocturna con la habitación a oscuras puede ayudar a que el bebé duerma

Una vez haya terminado su toma nocturna, llévalo de nuevo a su cuna sin sacarles los gases para que duerma tranquilo nuevamente.

bebe durmiendo tierno
Un poco más de comida antes de dormir garantiza un poco más de sueño ininterrumpido.

9. Un masaje siempre hará la diferencia

Un simple y amoroso masaje en los bebés puede ayudarles a liberar tensiones en sus hombros, brazos, piernas, espalda o piecitos. Darles un suave masaje durante unos 15 minutos después del baño, los ayudará a quedarse dormidos muchos más rápido que cuando solo se les baña sin ningún tipo de mimos.

Los masajes y caricias suaves ayudan a la relajación y a que el bebé se duerma más rápido

Según algunas investigaciones desarrolladas por la Universidad de Miami, los masajes son una táctica fenomenal para hacer dormir a los bebés. Así que no lo pienses más y aplica un poco del aceite especializado para bebés y frótalo suavemente sobre su piel mientras le hablas con una voz suave y los llenas de mimos.

10. Espera hasta que pueda aprender a dormir

Recuerda que todo estos consejos pueden darle más resultados a unos padres que a otros, así que por más agotada o desesperada que te encuentres por querer que tu bebé se duerma solito y durante toda la noche, tu bebé no estará listo para lograrlo sino hasta que tenga por lo menos unos 4 meses de vida. La paciencia y comprensión es nuestra mejor arma

Es importante aprender a dormir a tu bebé e incentivar la rutina. Recordemos que esto varia ya que cada niño presentan diferentes ritmos y habitos

A sus 4 meses no solo estará más preparado para dormir mucho más, sino que tendrá mejores ritmos de sueño y será mucho más receptivo a aprender poco a poco los hábitos de sueño saludables que deberás poner en práctica desde su primer mes de vida.

Asegúrate de que la rutina que has establecido para tu pequeño no sea demasiado larga, ni tampoco inflexible para que tanto tú como tú bebé puedan atenerse a ella. No olvides que los avances en su desarrollo también pueden pertubar su sueño, así que no te desanimes si después de dormir en las noches, tu bebé vuelve a despertarse. ¡Sigue la misma rutina y conseguirás que regrese de nuevo al mismo ciclo!

El mejor truco para saber como dormir a tu bebé es identificar que funciona y aplicarlo en forma de rutina

¿Cómo dormir a un bebé desde el primer día?