Bebes Maternidad

¿Cómo lograr que el bebé se tome su leche?

bebe con su biberon

La leche es el principal alimento en la dieta de los bebés, por lo que su consumo es muy importante para el correcto crecimiento de los huesos del pequeño. La mayor cantidad de calcio y nutrientes provienen de este alimento, y a pesar de que el bebé ya esté consumiendo otros alimentos, no debe reducirse la cantidad de leche que se le brinda en el día, aunque a veces esto representa un problema en los niños que empiezan a rechazarla.

A los seis meses los niños empiezan a consumir otro tipo de alimentos además de la leche y empiezan a probar puré, cereales, frutas, así como otros sabores distintos a la leche que, en algunos casos, logran que los niños ya no deseen tomar su leche diaria.

La idea general no es eliminar los alimentos al bebé para que se vea en la necesidad de tomar leche, ni, por ningún motivo, suprimir o disminuir el consumo de esta bebida, sino seguir algunos trucos para darle más sabor a la leche de tu bebé. Es importante recordar que un niño de un año debe tomar medio litro (500cc) de leche al día, por lo que alcanzar este nivel de consumo debe ser la meta.

  • Prepara un batido de frutas: Si a tu bebé ya no le gusta el sabor de la leche, es recomendable que le agregues una fruta y lo licues para preparar un rico batido que seguro le encantará. Las frutas que se recomiendan más en este caso son el cambur, la manzana o la pera, intenta alternarlas para que descubras cuál es el sabor que más le gusta.
  • Hazle puré con su leche: Agregarle leche a los purés que le preparas diariamente a tu hijo es una excelente opción para introducir esta bebida en la dieta diaria. Se puede colocar a las distintas verduras de la sopa y el resultado será delicioso.
  • Prepara cereal: A la leche también se le puede agregar un cereal que le encante a tu niño para que se la tome con gusto. Este puede ser un excelente plato para el desayuno del pequeño.
  • Dale yogurt: Además de contener alto contenido en leche, el yogurt es un alimento muy nutritivo que le va a aportar calcio y vitaminas al pequeño, además de ayudarlo a restablecer su flora intestinal. Dos yogures equivalen a 250 cc de leche y es una buena merienda para el bebé.