Bebes Maternidad

¿Cómo quitar el biberón nocturno? ¡Trucos y consejos para lograrlo más fácil!

bebe tomando leche de biberon
Los pediatras recomiendan quitar por completo el biberón nocturno a partir del primer año, o a más tardar a los 18 meses.

Luego de abandonar la lactancia materna, la mayoría de los pequeños entran en la etapa de empezar a consumir leche de fórmula, y el biberón comienza a ser su mejor amigo, incluso llegan a tomar otro tipos de bebidas en su mamila (jugos, sopas, bebidas achocolatadas). Durante su primer año de vida, todo parece un cuento de hadas, hasta que te das cuenta que debes comenzar a separarlo de el. ¿Por qué? Los especialistas afirman que es lo mejor para su salud y su desarrollo, pero: ¿Cómo quitar el biberón nocturno?

En algun momento debemos comenzar otra etapa y el bebé debe dejar el biberón nocturno

Hacer que tu bebé abandone por completo el uso del biberón, es otra de las batallas más difíciles que toda madre debe afrontar mientras su pequeño comienza a crecer; pero más difícil aún es ¡quitarle el biberón por las noches!

Aunque hay pequeños que abandonan el biberón con facilidad, otros que se resisten mucho, en especial cuando se trata de dejar definitivamente el biberón por las noches.

Para que la transición de quitar el biberón nocturno a tu bebé sea mucho más sencilla, te compartimos para decirle adiós al biberón mucho más rápido.

¿Por qué debemos quitar el biberón nocturno? 

Seguramente te ha pasado que luego de intentar abandonar las tomas nocturnas, tú bebé se despierta por las noches inquieto o lloroso, y la solución que has encontrado es tranquilizarlo y consolarlo con un biberón cargado de leche para que continúe su dormir hasta el otro día. Y aunque parece una costumbre inofensiva, la realidad es que puede resultar un problema para él, pues a esta edad, los niños no necesitan una sobre alimentación por las noches.

A partir del primer año de vida, lo más común es que tu niño ya haya comenzado a incluir en su dieta diaria otros alimentos, y también a adaptarse al horario de comida de los adultos (desayuno, almuerzo y cena) por ello, no es bueno que por las noches tu bebé adquiera más alimento del que normalmente recibe durante el día.

nino tomando leche
A partir de los cuatro meses, el bebé ya no necesita las tomas por las noches.

Quitar el biberón nocturno previene problemas alimenticios como la obesidad

Lo que sucede es que a diferencia del pecho, los niños pueden succionar más cantidad de leche y en menor tiempo. Y muchas veces las mamás creemos que es mejor porque se están alimentando más, pero en realidad lo que estamos haciendo es generando un problema. Mientras respetemos el apetito del niño y no sustituyamos las comidas con leche o agreguemos cacitos a las tomas, no nos tendremos que preocupar ni por la obesidad, ni por otros problemas de alimentación, pues a esa edad medio litro de leche al día es suficiente.

Por otra parte, el pediatra Richard Ferber en su libroSolucione los problemas de sueño de tu hijo asegura que además de eliminar la posibilidad de problemas alimenticios, quitar el biberón nocturno hará que cortes con algunos círculos viciosos.

Si por ejemplo, el bebé consume el biberón a las 12:00 am, seguramente hasta las 12:30 am estará despierto mientras bota los gases. Dos horas más tarde tendrás que moverlo para cambiar el pañal y pasada las 3 horas, puede que incluso sienta la necesidad de evacuar, dando como resultado: Actividad toda la noche para ti y para él, cosa que debe eliminarse tras los primeros cuatro meses de vida del bebé.

El biberón nocturno causa que la mamá y el bebé se acuesten más tarde y tengan menor calidad de sueño

¿A qué edad se debe comenzar a quitar el biberón nocturno?

Teniendo en cuenta lo descrito arriba, el biberón nocturno debe eliminarse al mismo tiempo que el diurno para que resulte más rápido y efectivo. Por lo general, los pediatras recomiendan que sea a partir del año y como máximo hasta los 2 años de vida, de allí en adelante su uso puede ser tan perjudicial como el chupón, para sus dientes.

nino tamando de biberon
Es posible que tu bebé quiera el pecho o el biberón por las noches para ser consolado y tener un tiempo de conexión contigo.

¿Cómo quitar el biberón nocturno a través del vaso?

La figura del biberón resulta una posesión muy preciada para el bebé, por lo que trasladar su alimento al vaso no será nada fácil de lograr.

La manera ideal de comenzar a quitar el biberón nocturno y el biberón en general, es ofrecerle sabores nuevos y ricos a tu bebé en vaso, así no podrá resistirse a ellos, y se dará cuenta que más allá de la forma, lo que realmente importa del biberón es lo que viene adentro (la comida).

Consejos prácticos para quitar el biberón nocturno a tu pequeño

A partir de una cierta edad, lo más probable es que tu bebé se despierte por las noches no porque tenga hambre, sino porque tiene costumbre de hacerlo. Por ello, las tomas nocturnas se convierte en una forma de consuelo y no un modo para satisfacer sus necesidades alimenticias. Pero si tu bebé es de los aun quiere un biberón por las noches, no dudes en poner en práctica los siguientes consejos:

¿Cómo quitar el biberon nocturno?

  • Haz que los intervalos de consumir biberón sean cada vez más largos: Y si puedes comenzar a saltarlos y tu hijo no muestra signos de ansiedad, mejor todavía. Ten paciencia pues es un proceso largo.
  • Elimina poco a poco las tomas: Cuando tu bebé se despierte llorando por las noches, y notas que sólo se calma dándole leche, ponlo en tu pecho o dale un biberón pero con menos leche de la que usas habitualmente.
  • Ofrécele buena cantidad de comida durante el día: Mientras tu bebé adquiera mayor número de hábitos alimenticios, de forma más rápida dejará el biberón nocturno, pues su estómago no le pedirá más comida a mitad de la noche.
  • Que la última comida sea antes de dormir: Probablemente tendrás que estar más pendiente de sus gases, pero si tú niño come antes de dormir, no se despertará con la necesidad de tomar biberón.
  • Ve a su dormitorio si se despierta: Aunque ya hayas eliminado el biberón por las noches, es importante que lo atiendas, pues en este proceso se le hará muy difícil conciliar el sueño el solito.
bebe tomando biberon
Si intentas quitar el biberón nocturno y tu bebé llora desconsoladamente, regresa a la rutina de siempre e inténtalo una semana después.

Si ves que la única manera para que tú niño concilie el sueño es a través del biberón, puedes comenzar a jugar con la toma. La primera noche le haces un biberón con poca leche, al día siguiente con menos cantidad de agua y así progresivamente, hasta que él mismo, no lo vea necesario.

Recuerda que la mayoría de los hábitos de los niños dependerán de las herramientas que tu le vayas dando para ir adaptándolo a sus nuevas etapas de desarrollo. Por ello, no te rindas si notas que tu bebé no cede al abandono del biberón nocturno en los primeros días, todo es cuestión de práctica y de ser un poco flexibles.

No pasa nada si optas por darle una bebida antes de acostarlo. De hecho, es posible que esto lo ayude a conciliar el sueño, así que si aun le das el biberón puede ir sustituyéndolo por un vaso en esta etapa.

Ante cualquier duda consulta con el pediatra por el caso particular de tu bebé

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS