Bebes

¿Cómo sacar los gases en los bebés? +14 Trucos que debes conocer

gases en los bebes
A algunos bebés les cuesta mucho expulsar los gases de su estómago, es por ello que suelen mostrarse incómodos e irritados.

¿Tu bebé se muestra incómodo e irritable poco después de comer? ¿Estira y flexiona sus piernitas como si algo le molestara? Si tu pequeño está molesto y quisquilloso sin ninguna razón, es muy probable que tenga gases.

Al amamantar o succionar del biberón, los bebés tienden a tragar mucho aire que pueden provocarles mucha molestia si se acumulan en su estómago. Aunque algunos bebés parecen no tener muchos problemas para expulsarlos, otros en cambio, necesitan un poco de ayuda para poder deshacerse de ellos.

123

Los bebés tragan mucho aire a la hora de comer lo que puede provocarles mucha molestias. Es muy importante saber como ayudarlos

Tanto los eructos, como los gases en los bebés, son un aspecto que pasa por desapercibido para la mayoría los padres primerizos, sobre todo cuando no se sabe a ciencia cierta si el bebé se encuentra algo atascado o molesto por la acumulación de gases en su pancita o por otras razones.

Los gases en los bebés no son muy fáciles de detectar, pero con estos sencillos consejos y técnicas podrás identificar si tu bebé tiene gases y ayudarlo a eliminarlos fácilmente: ¿Qué son los gases en los bebés? – ¿Cómo saber si tiene gases?¿Que los provoca? – ¿Cómo sacarle los gases a los bebés?¿Cómo evitar los gases?¿Cuando consultar al pediatra?

¿Qué son los gases en los bebés?

Los gases en los bebés no son otra cosa que aire acumulado en su sistema digestivo, que puede provocar molestias e incluso dolor, haciéndolos sentir incómodos y quisquilloso hasta que logran expulsarlos.

Al igual que los adultos, los bebés tienden a producir gases cada vez que comen, la única diferencia es que, al comer tan seguido, sus pequeños intestinos trabajan sin parar las 24 horas del día y producen gases constantemente, además del aire que tragan.

Es muy habitual que los bebés lloren, o se muestren muy inquietos, poco después de comer como consecuencia de los gases

La frecuencia de los gases en sí no es un motivo de preocupación, y que el bebé se sienta un poco molesto es absolutamente normal en estos casos, aun así, es importante tener en cuenta que si los gases son muy persistente, vienen acompañados de otros síntomas o no tiene muy en claro cuáles son las causas de esos gases, lo ideal es consultarlo con el pediatra.

gases en los bebes mama en brazos
Los gases suelen acumularse principalmente cuando el bebé come, pero también pueden suceder cuando este llora o respira.

¿Cómo saber si el bebé tiene gases?

Las burbujas de aire que se acumulan en el estómago de los bebés pueden generarles mucha molestia e incomodidad, y en el peor de los casos, dolor. Es por ello que, los bebés pueden estallar en llanto y encontrarse muy inquietos poco después de comer.

Otra de los síntomas que pueden ayudarte a saber si tu bebé tiene gases, es si levanta y encoge sus piernitas, o descansa en su cuna en postura torcida, debido al malestar que siente en su pancita.

Por otro lado, también es posible que al tener dificultades para eructar, su panza luzca hinchada o llena.

¿Qué provoca gases en los bebés?

Son muchos los motivos que pueden provocar la acumulación de gases en el bebé. Al amamantar o tomar el biberón, los bebés ingieren además de leche, mucho aire. Esto es muy común en los bebés, sobre todo durante los primeros 3 meses de vida, cuando aún no controlan bien el reflejo de succión y sus intestinos aún están en formación.

Lo mismo sucede a partir de los 6 meses porque es durante esta etapa que los bebés comienzan a probar diferentes alimentos sólidos por primera vez. Cuando el aire se acumula en el interior de su organismo, los bebés se muestran molestos, incómodos e irritados.

Otro de los motivos por el cuál se producen los gases en los bebés son los siguientes:

1. Intolerancia de una proteína de la leche

Si estás amamantado a tu bebé y notas que tiene gases frecuentemente, existe la probabilidad de que este tenga alguna intolerancia a una proteína presente en tu alimentación. En estos casos, sólo basta con que identifiques qué alimento podría estar provocándole malestar y lo elimines de tu dieta.

Por lo general, son los productos lácteos los que provocan alguna intolerancia en el pequeño.

En el caso de que lo estés alimentado con fórmula, los gases en el bebé pueden deberse a una intolerancia de una proteína de la formula. De ser así, el pediatra podría recomendarte probar con una formula especial.

gases en los bebes intolerancia a alimentos
Es importante identificar que alimento o hábito puede estar provocando los gases en el bebé.

2. Tomar muchos jugos

Durante los primeros 6 meses de edad, los bebés sólo necesitan tomar leche materna o leche de fórmula para alimentarse, pero si le ofreces otro tipo de bebidas, en este caso jugos naturales, es muy probable que a tu bebé le cueste digerir la fructosa y sacarosa que  contienen los jugos.

Al no estar preparados para digerirlos, éstos pueden provocarles gases e incluso diarrea. Entonces, evita todo tipo de jugos y bebidas hasta por lo menos los 6 meses de edad, si se le alimenta con lactancia materna, o hasta introducir los alimentos si se alimenta con leche de fórmula.

3. Comer algunos vegetales

Al introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé, es muy común que su organismo tarde un poco en asimilarlos, pero hay ciertos vegetales como el brócoli o la coliflor que pueden provocarle gases si son ingeridas frecuentemente.

Si bien puedes ofrecérselas luego de los 8 meses, por ser muy saludables, evita hacerlo en comidas consecutivas. Mejor hazlo en porciones pequeñas, y sin ofrecerle todos los alimentos que pudieran producirle gases en una misma comida (ejemplo coles, granos, cebolla, coliflor, lácteos).

4. No ofrecerle suficiente agua

Aunque no se recomienda darles agua a los bebés menores de 6 meses, sí es importante que una vez haya comenzado a comer alimentos sólidos, comiences a ofrecerle de 2 a 4 onzas (59 a 118 ml) de agua al día, alternándolos con las tomas de leche.

Una vez se acerque a los 12 meses de edad comienza a aumentar la cantidad de agua, de 4 a 6 onzas (118 a 177 ml) al día.

Si bien el agua no desaparecerá los gases en los bebés, si puede aliviar los problemas de estreñimiento o las dificultades que pueda presentar el bebé al momento de ir al baño. En ocasiones, los gases también pueden ser un problema relacionado con el estreñimiento del bebé.

¿Cómo sacarle los gases a los bebés?

A muchos bebés les cuesta expulsar los gases que se acumulan en su pequeño estomago por sí mismos después de comer, por lo que pueden llegarse a sentir muy incomodos e irritables por ello. Por fortuna, existen muchas técnicas, ejercicios y trucos que puedes poner en práctica para aliviar el malestar, estimular los eructos y ayudar a sacar los gases.

Te compartimos algunas recomendaciones y trucos para ayudar a tu pequeño a expulsar los gases sin mucho esfuerzo. ¡Toma nota!

Ayúda a tu bebé a expulsar los gases después de cada toma

Una de las maneras más sencillas de ayudar al bebé a expulsar los gases, es hacerlo eructar con frecuencia después de cada toma.

Para ello puedes poner en práctica algunas posturas, como colocarlo erguido sobre tu hombro y darle algunos golpecitos suaves en la espalda, o mantenerlo erguido y sentado en tus piernas para favorecer los eructos.

gases en los bebes ejercicios
Una de las técnicas más efectivas para estimular el eructo, es sentado en las piernas de mamá.

No esperes a que tu bebé termine la toma para sacarle los gases, lo ideal es mantenerlo en posición vertical al menos 20 minutos luego de alimentarlo, para facilitar la digestión y expulsión de gases.

En ocasiones es posible que el bebé no expulse los gases y se sientan tranquilos, por lo que no es necesario que insistas mucho.

5 Técnicas para sacar los gases a los bebés

Si poco después de dar el pecho notas que tu bebé esta incomodo y sospechas que tiene gases, existen varias posturas y ejercicios que puedes probar para ayudarlo a expulsar los gases y facilitarle la tarea.

1. Sobre los hombros

La forma más común de sacar gases en los bebés es apoyar al bebé en una postura semi-erguida sobre el pecho a la altura de los hombros, acompañada de algunas palmaditas suaves en su espalda para estimular el eructo.

Al adoptar esta postura, es muy probable que el bebé regurgite un poco de leche, por lo que te recomendamos siempre clocar un paño o una toalla sobre tus hombros. Se trata de una reacción muy habitual en los bebés pequeños que no supone ningún problema.

2. Suave balanceo boca abajo

La siguiente postura consiste en tomar al bebé en brazos, pero acotado boca abajo usando un solo brazo. La idea es sujetar bien su pancita con una mano, y con la otra darle suaves golpecitos en su espalda como en la técnica anterior. Al mismo tiempo, puedes balancearlo suavemente para estimular la expulsión del aire.

En esta postura, el peso del bebé presiona su pancita contra el brazo de mamá o papá, lo cual contribuye a provocar el eructo. Es importante procurar que la cabecita del bebé, quede un poco más elevada que el resto del cuerpo.

3. Sobre las piernas y boca abajo

Otra técnica muy efectiva, es colocar al bebé boca abajo como en la postura anterior, pero en lugar de apoyarlo en tu brazo, siéntate y colócalo sobre tu regazo.

En esta posición, dale algunas palmaditas en la espalda de forma suave y en sentido ascendente. Procura siempre que su cabeza quede mucho más levantada que su tronco.

gases en los bebes tecnicas y ejercicios
La mejor forma de ayudar al bebé al expulsar los gases es por medio del eructo

4. Bien sentado

Una vez el bebé haya crecido un poco y pueda permanecer sentado con tu ayuda, puedes probar esta técnica para ayudarlo a expulsar los gases.

Siéntalo erguido sobre tus piernas sujetando bien su barbilla, y dale algunas palmaditas suaves en la espalda, de la misma forma como se detalló en las posturas anteriores.

5. Moviendo sus piernas en forma de bicicleta

La siguiente técnica consiste en recostar al bebé boca arriba, tomar sus pies y mover sus piernas suavemente, subiendo una y luego la otra, como si estuviera andando en bicicleta.

La idea es realizar el mismo movimiento varias veces y repetirlos varias veces al día durante el cambio de pañal, en caso de notar al bebé inquieto o incomodo por los gases.

Otra alternativa que también resulta efectiva, es doblar ambas piernas acercándolas a su vientre con una ligera presión, para luego estirarlas poco a poco.

Estos ejercicios tan sencillos, rompen las burbujas de aire y ayudan al bebé a expulsar los gases fácilmente y sin mucho esfuerzo, además mejoran la sensación de gases en su estómago y alivia otras molestias estomacales.

6. Dale masajes en su pancita

Los masajes son una excelente de manera de mimar y relajar al bebé, pero también pueden convertirse en un método eficaz para ayudar a sacar gases que se acumulan en su estómago, así como aliviar los malestares.

Recuesta a tu bebé boca arriba en una superficie cómoda y segura, luego frótate las manos para calentarlas un poco y resulten muy agradables al tacto con la piel del bebé. Retira un poco el pañal y apoya tus manos sobre su pancita para darle calor. Luego, procede a masajear su pancita con movimientos circulares usando las yemas de los dedos, alrededor de su ombligo. Hazlos en sentido de las agujas del reloj, presionando con suavidad y abriendo los círculos poco a poco.

Prueba también acostarlo boca abajo sobre tus rodillas y frotarle la espalda. Esto muchas veces ayuda a liberar la presión abdominal.

gases en los bebés masajes
Los masajes en la pancita del bebé ayuda a liberar la presión abdominal y expulsar los gases.

7. Dale un baño templado

Bañarlo con agua tibio y jugar un poco con él, puede relajarlo y distraerlo del malestar provocado por los gases. Además, el contacto con el agua templada y sonido del agua pueden proporcionarle el mismo alivio que los masajes.

8. Pon algo de calor en su pancita

En ocasiones, los bebés pueden tranquilizarse fácilmente cuando siente algo de calor en su pancita, por ello te recomendamos intentar colocar una botella o una fomentera de agua tibia (no caliente) sobre su barriguita cada vez que notes que sospeches que su malestar se debe a la acumulación de gases.

9. Arrúllalo y mántenlo cerca de ti

A los bebés les tranquiliza mucho estar acurrucados cerca de mamá, ya que les recuerda lo acogedor del vientre materno. Es por ello que envolverlo en una manta o fular y arrullarlo, puede ayudarlo a sentirse seguro y a la vez relajado.

Si bien no evitará la formación de gases en su organismo, arrullarlo después de sus tomas de leche o durante el llanto, puede aliviar todas las molestias estomacales o retorcijones producto de los gases y favorecer el sueño.

gases en los bebes arrullo de mama
Estar en los brazos de mamá, puede ayudarle a sentirse más seguro.

10. Prueba las gotas infantiles antigases

Si después de practicar los ejercicios, darle masajes y bañarlo con agua tibia tu bebé sigue molesto e incómodo, es muy probable que los gases estén provocando un poco de dolor. En estos casos, las gotas infantiles antigases pueden ayudarlo a aliviar las molestias gastrointestinales superiores e inferiores. Consúltalo con el pediatra para que te recomiende algunas gotas de venta libre que contengan simeticona.

123

Ante de utilizar las gotas antigases consulta con el pediatra para el caso particular de tú bebé

Otros remedios que también pueden dar buenos resultados, son los probioticos ya que ayudan a reparar la flora intestinal y aliviar los efectos de la indigestión.

Entre tanto, la mejor solución es tratar de eliminar o disminuir la ingesta del alimento o el hábito que pueda estar provocando a acumulación de gases en los bebés.

Recomendaciones claves para evitar gases en los bebés

Los gases en los bebés no siempre pueden evitarse, pero hay muchas cosas que puedes probar para disminuir al mínimo la formación de gases en tu pequeño.

Te compartimos tres recomendaciones claves para evitar los gases que te darán buenos resultados.

a. Procura alimentarlo siempre que esté tranquilo

Si esperas mucho al momento de alimentar a tu bebé, ya sea amamantándolo o dándole el biberón, este puede sorprenderte succionando desesperadamente, llorando o tragando la leche sin detenerse un solo segundo, por lo que es muy probable que trague mucho aire al comer.

Si esperas mucho para alimentar a tu bebé, este succionara más desesperadamente por lo que tragará más aire

La mejor forma de evitarlo es alimentándolo antes de que esté hambriento, es decir cuando tenga hambre pero aún se encuentre tranquilo.

Para propiciar un ambiente más cómodo para él, aliméntalo siempre en una habitación tranquila y en una postura cómoda para ambos, también puedes poner música suave y bajar la luces, de modo que se sienta acogedor.

b. Asegúrate de que su biberón sea el adecuado

Está comprobado que los bebés que son alimentados con biberón pueden tragar más aire que los que son alimentados con leche materna, es por ello que resulta indispensable encontrar un biberón que evite los escapes de aire. Recuerda que mientras más burbujas de aire trague mientras succiona, más probabilidades hay de que tenga malestar.

Para asegurarte de que su biberón es el adecuado, procura que el orificio de la tetina no sea ni muy pequeño, ni muy grande.

Si el orificio es demasiado pequeño, el bebé podría desesperarse e inhalar mucho aire al tratar de succionar, pero si es muy grande, la leche fluirá demasiado rápido y provocará que el pequeño se ahogue.

Los bebés que son alimentados con biberón tragan más aire. Asegurate de encontrar el biberón adecuado

Si acostumbras a usar leche de fórmula en polvo, te recomendamos dejar reposar el biberón unos minutos antes de dárselo a tu bebé. Durante el proceso de preparación, el biberón suele llenarse de muchas burbujas sobre la leche, por lo que conviene esperar a que estás se deshagan antes de ofrecérsela al bebé.

Existen biberones que están especialmente diseñados para disminuir las burbujas de aire que el bebé tiende a tragar mientras succiona. La mayoría de ellos cuenta con un sistema de ventilación que disminuye el número de burbujas de aire que se forma en la leche.

gases en los bebes biberon
Busca los biberones especialmente diseñados para evitar los gases del bebé.

c. Adopta una postura más erguida

Al momento de alimentar a tu bebé, es importante que su postura sea, además de cómoda, erguida o en sentido vertical para que la leche fluya fácilmente hacia su estómago.

Es muy importante que su cabeza esté más alta que su estómago, y que lo sostengas en una postura semi-vertical, ya que se encuentra encogido, existe más probabilidad de que las burbujas de aire queden atrapadas en su pequeño estómago.

¿Cuándo consultar al pediatra si mi bebé tiene muchos gases?

Aunque los gases en los bebés son muy comunes y frecuentes, sobre todo durante los primeros tres meses de vida, hay ciertas situaciones en las que la acumulación de gases puede indicar otras complicaciones más serias.

Si notas que tu bebé se muestra incomodo varias veces al día debido a la acumulación de gases, tienes que ayudarlo a expulsarlos por más de tres días seguidos o los malestares aparecen con otros síntomas como fiebre, vómito o diarrea, ¡comunícate de inmediato con el pediatra! 

Es muy probable que los gases en tu pequeño tengan relación con otro tipo de malestar, como alergias a un alimento, reflujo gastroesofágico o incluso gastroenteritis.

Como puedes ver, los gases en los bebés son un aspecto muy habitual durante su alimentación, así que si sospechas que tu pequeño tiene molestias debido a los gases, pon en prácticas todas técnicas y ejercicios que te compartimos, así como los trucos y consejos, para que puedas aliviar su malestar y prevenirlos en lo posible.

Ante cualquier duda consulte con el pediatra por el caso particular de su bebé

Esta publicación ha sido revisada y avalada por la Dra. Abril Espinoza Romero Especialista en Pediatría y Puericultura de la Universidad Central de Venezuela (CMDMC 30.178 | MPPS 92.840)

Además, la Dra. Abril Espinoza Romero es promotora de Lactancia Materna avalada por la OMA-UNICEF y desde el 2012 está enfocada en el área de salud con infantes.