Bebes Maternidad

Consejos para sacarle el aire al bebé

bebe sonriendo

Es de lo más normal que los bebés retengan aire en su estómago después de alimentarse, por lo que es importante ayudarlos a sacarlo. El problema es que aún no pueden hacerlo por sí solos y esto puede llegar a ser muy molesto o incluso muy doloroso para ellos.

Al eructar, los bebés logran expulsar el aire acumulado y así liberan espacio para comer mucho mejor. Algunas veces, los pequeños dejan de tomar su alimento y los padres creen que ya están satisfechos, pero realmente lo que sucede es que tienen mucho aire acumulado y no pueden retener más comida.

Es importante tener en claro que no todos los bebés son iguales. Algunos bebés retienen muchos gases, mientras que hay otros que simplemente no necesitan de muchos cuidados para extraerlos. A medida que vayas conociendo a tu bebé entonces sabrás a que grupo pertenece.

Lo normal es que los bebés que toman leche materna no tengan grandes problemas al sacar los gases, porque el aire que entra al estómago cuando se alimentan es mucho menor que el de los bebés que toman leche de fórmula. Esto se debe principalmente al uso del biberón, pero en el mercado cada vez se consiguen más biberones antigases, así que la cuestión está en escoger el correcto para tu pequeño.

Distintas formas de sacar el aire al bebé

El momento para sacar el aire al bebé es después de cada comida o cuando haya dejado de comer y manifieste a través de gestos o llanto alguna incomodidad o dolor. Hay varias formas de sacar los gases y puedes probar con todas y ver cuál te resulta más sencilla.

  • Sobre el pecho de la madre: Una forma muy común de sacar el aire de los bebés es colocarlo sobre el pecho y dar un masaje o pequeñas palmadas en su espalda para que los gases suban. También puedes subirlo un poco y presionar su estómago con tu pecho para que el aire sea expulsado más rápido.
  • Con el bebé boca abajo: Colocar al bebé sobre boca abajo, sosteniéndolo con las piernas de la madre o el padre, también es una forma de hacerlos expulsar sus gases. Si deseas probar con esta opción es importante que sostengas su cabeza para que no se encuentre más abajo que el resto de su cuerpo.
  • Con el bebé sentado: Esta forma de sacar los gases se utiliza cuando el bebé ya está un poco más grande y pueda sentarse por sí mismo. Al sentar al bebé en las piernas, se le dan palmaditas en la espalda para ayudarlo a eructar.

Ya cuando el pequeño tenga unos seis meses podrá sacar los gases por sí mismo y serán menos la veces que tendrás que ayudarlo.

35 comentarios

Click aqui para dejar un comentario