Bebes Estimulación Temprana

10 Cosas que debes hacer con tú bebé antes de que crezca

mama y bebe felices
Antes de que crezca más, haz junto a tu bebé estas diez cosas, para que vivas a plenitud esta etapa tan hermosa.

Ver crecer a tu hijo es una de las experiencias más maravillosa que te regala la maternidad. Poder estar a su lado mientras va creciendo y desarrollándose en cada etapa simplemente no tiene precio. Y no nos olvidemos que el tiempo pasa muy rápido. Es asi que todas las madres sentimos una alegría por los logros de nuestro bebé pero comenzamos a sentir una especie de nostalgia cuando nos damos cuenta que éste ya no depende de nosotras para ir al baño, para tomar su jugo o que simplemente pide bajarse de tus brazos para comenzar a caminar sólito.

El tiempo pasa muy rápido, por eso es muy importante aprovechar los momentos únicos de cada etapa de nuestro bebé

Y es que a pesar de lo emocionante que resultar ver como nuestro bebé comienza a decir sus primeras palabras, a tararear las canciones e incluso comenzar a saberse los nombres de todos los miembros de la familia, la mayoría de nosotras desearíamos que esta etapa tan especial no termine jamás, o peor aún la melancolía de esos momentos únicos.

Aunque es inevitable que los niños crezcan, siempre podemos enriquecer nuestra experiencia de mamá antes de que este momento llegue. Y como el tiempo pasa rápido es muy importante aprovechar los momentos únicos de cada etapa de nuestro bebé.

Para que puedas disfrutar a plenitud de tu bebé y todos los momentos conforme vaya creciendo, hemos recopilado las 10 cosas que debes hacer con tu bebé antes de que crezca.

10 Cosas que debes hacer con tu bebé ¡antes de que crezca!

No es que nos parezcas que los bebés crecen muy rápido, ¡es que realmente es así!

Si tienes un bebé en brazos o estás a punto de ser mamá, te recomendamos disfrutar de tu bebé haciendo estas 10 cosas antes de que crezcan, pues cuando menos te des cuenta, todas estas se convertirán en el más hermoso de los recuerdos.

1. Lleva a tu bebé en un porta canguros

Aunque hoy en día es bastante común ver a los padres con un porta canguros para pasear a su bebé, la realidad es que no todo el mundo los usa.

Más que el objeto en sí, es la experiencia de sentir a tú bebé súper pegadito a ti, y saber que él, goza de tu calor, amor y confort lo que de verdad vale la pena vivir con tu bebé. Por eso, no esperes ni un minuto más para llevarlo en brazos, en un porta canguro o un rebozo y disfrutar de su cercanía mientras sea un bebé.

¡Pronto crecerá y pesará mucho para llevarlo de esta manera contigo!

Mama con bebe en brazos
La mejor parte de tener un bebé, es que puedes acurrucarlo muy cerca de ti para darle todo tu amor.

2. Estampa su linda manito 

Nada causa más ternura en el mundo, que las manitos y piesitos de los bebés.

Por ello, aprovecha ahora que sus manitos son adorablemente pequeñas para hacer manualidades en su cuarto, en una caja de juguete o en cartas para puedas guardarlas como un hermoso recuerdo.

Algunas madres juegan más aún con la creatividad y hacen murales con las manos de su niño a medida que van creciendo.

Y es que los niños crecen tan rápido y tenemos tantas cosas en la cabeza que es muy fácil perderse los momentos más lindos de la maternidad

3. Que la hora del baño sea una aventura

Sabemos que entre procurar que el agua esté a la temperatura adecuada, buscar todos los utensilios, tener los paños y la ropita lista para que no coja un resfriado y otras cosas más, la hora del baño puede resultar una tarea un poco laboriosa.

Sin embargo, bañar al bebé es sin duda, uno de los placeres más lindos que trae consigo ser mamá así que disfrútalo, sin darte cuenta esa etapa pasará y luego añorarás que tu bebé te pida ayuda para darse un buen duchazo.

Te recomendamos leer 10 consejos para bañar a tu bebé

Las próximas veces que vayas a bañarlo, juega con él, chapotea el agua, dale un suave masajes con el jabón mientras acaricias la suavidad de su piel y aprovechas para divertirlo. ¡Es un momento de intimidad que no te puedes perder!.

bebe en el agua feliz
¡El ritual del baño de tu bebé será uno de los momentos que más extrañarás cuando crezca!

4. Ponle atención a lo que expresa

Los bebés a sus 3 o 4 meses ya son capaces de interpretar cada una de las emociones o situaciones con las cuales se conectan. Aunque aún no tienen la posibilidad de hablar y comunicar exactamente lo que quieren, sus primeros balbuceos son muy graciosos, en especial cuando intentan pronunciar algo de una forma completamente distinta.

Típico que los primeros “intentos” de palabra del bebé irán referidos a quiénes los cuidan como mamá y papá, y por supuesto, a su biberón o juguete favorito.

5. Disfruta de su gateo

El primer paso para la independencia del bebé se suscita cuando este comienza a gatear, es una etapa muy tierna porque verás a tú bebé “luchar” por alcanzar los objetos que quiere.

Para muchas madres, el gateo se supone un dolor de cabeza porque les da miedo que su bebé se haga daño o adquiera bacterias estando en el suelo. Pero al contrario, si la limpieza en tu casa es regular y tu niño se paseará por lugares donde no haya presencia de animales o bacterias, no habrá ningún problema (salvo los recuerditos de la abuela).

bebe gateando
Gatear, además de ser un gran ejercicio, es fantástico para estimular su desarrollo.

6. La canción de cuna que quisiéramos y fuera eterna

Aunque no tengamos la mejor voz para cantar, nuestro bebé lo valorará. A la hora de dormir, los bebés necesitan estar en paz y tranquilidad, y nada los alivia más que una linda canción de cuna o un simple tarareo.

Esto no sólo fortalece el lazo de madre-hijo, sino que además, hará que este se acostumbre a estar junto a ti.

No dejes que los momentos especiales de la maternidad se pierdan en el día a día

7. Los primeros pasos sólo son los primeros pero los más emocionantes

Cuando tu niño comienza a dejar el gateo y se para cada vez más, sabes que está preparado para los primeros pasos. Algunas veces resulta difícil andar agachados todo el día tras de ellos para ayudarlos a caminar y que no se vayan a golpear duro, pero la verdad es que esta etapa de “los primeros pasos” sólo dura con suerte unas pocas semanas, así que trata de atesorar ese momento ¡lo más que puedas!.

Disfrutar cada logro del bebé es el orgullo de ser mamá

8. Guarda un objeto de esta pequeña etapa de su vida

Algunas madres tendemos a ser muy románticas, y por ello coleccionamos algunas de las primeras cosas que utiliza el bebé: Su primera muda de ropa, su primer biberón o su primer amigo (peluche).

Esto es algo más que anecdótico, ya que con el paso de los años verás cómo tu niño se sentirá sorprendido por saber que eres capaz de atesorar ese tipo de cosas, y de alguna manera le demostrarás el amor infinito que sientes por él.

Ahora con las redes sociales y el internet, existe mayor facilidad para hacer vídeos, fotos y audios de tu pequeño, aprovecha de cualquier herramienta para pasar tiempo de juego y diversión con tu bebé.

Que mamá guarde los objetos de la infancia es una gran sorpresa y alegria para los hijos luego de años.

recuerdo de bebes
Guarda todas aquellas cosas que sean un tesoro para ti, cómo su pulsera en el hospital, sus primeros calcetines, un mechón de su pelito…

9. Ayúdalo a descubrir las texturas de la naturaleza

A medida que tu bebé vaya creciendo, sentirá una gran curiosidad por explorar todo lo que rodea. Pero si sólo lo dejas gatear en la sala de la casa, pronto no tendrá nada nuevo por descubrir. De vez en cuando, y siempre en tu compañía, hazle descubrir las increíble texturas que se encuentran en la naturaleza.

Llévalo al parque y permite que toque la madera de un árbol, la rugosidad de una piedra, el pasto mojado o la arena de la playa. Cada uno de estas texturas será algo nuevo y divertido por descubrir para él, y para ti la mejor de las experiencia.

Si te gustan estas actividades, te recomendamos nuestra sección de estimulación temprana

10. Juega con él

Al apenas nacer tu bebé, serán muchos los días que sólo dormirá y comerá, pero llegará un momento en el que comenzará a interesarse por su entorno, a llamar tu atención para relacionarse contigo y a intentar hacer gestos para comunicarse, además del llanto. Para que esta de su desarrollo sea mucho más sencilla para él, puedes comenzar a enseñarle el mundo a través de ejercicios y juegos que lo entretengan.

Los juegos son la mejor manera de estimular el desarrollo de tu bebé

La estimulación temprana por medio del juego, es clave para su desarrollo y aprendizaje, pero también lo es para estrechar tu vínculo con él y disfrutar hermosos momentos.

mama y bebe sonriendo feliz
¡Son muchos los ejercicios y juegos que puedes hacer con tu bebé para estimularle!

Aunque a veces el ritmo de vida y el trabajo te pueden impedir estar con tu bebé en cada momento, recuerda que dedicarle tiempo a tu pequeño no sólo te permitirá estar más conectada a tu bebé, sino que además te dará la oportunidad de sacar el máximo provecho de esta etapa tan especial y única.

Trata en lo posible de compartir con él la mayor cantidad de experiencias, espacios y momentos ¡Tu pequeño te lo agradecerá!

¡Comenta que momentos únicos de la maternidad le recomendarias a otra mamá que no se pierda!