Bebes

¿Cuándo debería empezar a cepillar a mi bebé?

Cuando apenas empiezan a asomarse esos diminutos granitos de arroz en su encía, ese es el momento adecuado donde toda madre debe empezar a cepillar a su bebé. Esto normalmente sucede a partir del tercer o cuarto mes de vida.

Iniciar la limpieza bucal desde muy temprano hará que cepillar a tu bebé se convierta en un hábito saludable para tu niño y una rutina para ti, que por lo menos tendrás que ayudarlo en sus primeros años de vida. Recuerda que los buenos hábitos es mejor inculcarlos a tiempo.

Como empezar a cepillar a mí bebe

Cuando apenas estos brotes dentales aparecen lo ideal es que con un trozo de gasa hempezar l limpieza de dientesumedecida con agua limpies esa pequeña capa de placa que se forma en sus dientecitos producto de la toma de leche materna o de formula. Esta limpies esta se recomienda que la realices 2 veces al día.

 

Una vez que ya los dientes están bien formaditos en la encía es el momento para empezar a hacer uso de un cepillo para niños. Estos son de cerdas muy suaves y están especialmente diseñados para ellos. Solo humedécelo con agua y limpia sus paletitas dentales, no es necesario aun que utilices crema dental.

Al empezar tu bebé a ingerir alimentos sólidos y sopas ya empieza a ser necesario que le agregues un tanto de crema dental al cepillo. En el mercado hay unas diseñadas especialmente para niños que contienen, los químicos necesarios para lo que necesita su dentadura en esta etapa.

como cuidar sus dientes

Algo que debes tener en cuenta es no utilizar flúor ni enjuagues bucales. Estos, si son ingeridos en dosis más altas de las adecuadas pueden resultar peligrosas por envenenamiento y además demasiado flúor puede causar fluorosis dental que es una decoloración en sus blanquísimos dientes.

Cepillarlo y hacerle la limpieza bucal adecuada es necesaria para crearle este hábito saludable y evitar que años más tarde se nieguen a hacerlo pues ya no será nada nuevo y será parte de su rutina diaria. Como madre tienes esta labor, recuerda hacerlo con media, no excederte y estarás creando niños altamente saludables.