Bebes Maternidad

¡No debes cubrir el cochecito de tu bebé mientras duerme!

Madres paseando a bebés en coches
¿Cubres el cocechito de tu bebé con una manta o una toalla para protegerlo del sol?

En la época de verano somos muchos los padres que solemos cubrir la capota del cochecito de nuestro bebé con alguna manta o toalla para protegerlos del sol y facilitarles su descanso sin que los rayos del sol les lleguen directamente a su carita, especialmente cuando salimos de paseo o nos encontramos en algún lugar al aire libre. Pero, ya sea porque queramos cubrirlos de los fuertes rayos de sol o porque queramos protegerlos de los mosquitos y crearles un ambiente más tranquilo, los expertos aseguran que esta práctica tan común puede resultar realmente peligrosa para los niños.

De acuerdo al reconocido pediatra Svante Norgren, de un hospital infantil en Estocolmo, el gesto de cubrir el coche de tu bebé  con una manta para protegerlos del sol, puede elevar considerablemente la temperatura en el interior del coche, y es que según explica el pediatra, al usar una manta es como si colocáramos a los niños en “un termo”, además si se cubre el cochecito por completo, el aire no puede circular bien y se aumenta el riesgo de que el bebé sufra un golpe de calor.

 

Al cubrir el coche de tu bebé  con una manta para protegerlos del sol elevas considerablemente la temperatura en el interior

La gran mayoría de los coches para bebés cuentan con capotas grandes y amplias que son capaces de cubrir a los bebés de los rayos del sol, de hecho algunos modelos cuentan con sistemas de ventilación con cierres o velcros, que además de proporcionar sombra permiten que el aire circule libremente. Pero,  al cubrir el coche de tu bebé con una manta o toalla por encima de la capota, puede producir un efecto invernadero e impedir la circulación del aire, algo sumamente peligroso para los niños.

Bebe de paseo en coche
Según los especialistas, la mejor apuesta que podemos hacer los padres es tratar de colocar el cochecito en la sombra.

El estudio que comprueba los posibles riesgos de cubrir el coche de tu bebé

Con el fin de comprobar los riesgos que conlleva esta practica, Svante Norgren con un grupo de periodistas suecos, realizaron un experimento con dos cochecitos puestos al sol: uno cubierto con una manta y otro sin cubrir. El cochecito que no fue cubierto, alcanzó los 22º C después de estar expuesto una hora y media al sol, mientras que el que se encontraba tapado se calentó mucho más rápido. Al apenas pasar la media hora, había alcanzado una temperatura de 34º C  y una hora después había llegado a los 37 º C, es decir 15 grados más en tan solo una hora.

Al cubrir el cochecito del bebé la temperatura puede aumentar más de 10 grados

Peligrosas consecuencias de cubrir el coche de tu bebé en verano

Según grupos de especialistas, el interior de los coches pueden ocasionar el “mismo efecto de un horno” debido a la falta de circulación del aire, algo que puede resultar muy peligroso para el bienestar de los pequeños, especialmente porque, al ir cubiertos, los padres no pueden darse cuenta si ocurre algún problema, puesto que no los ven.

En este sentido, el doctor Hamed Khan, del Hospital St. George de Londres, nos recuerda que tanto los niños como los bebés poseen un equilibrio corporal más débil que el de los adultos, de hecho, su temperatura corporal puede aumentar entre tres y cinco veces más rápido que la nuestra. Además, como los niños no suelen sudar tanto como los hacemos los adultos para regular la temperatura, estos no pueden bajar su temperatura corporal con la misma velocidad.  Svante nos explica también que cuando los niños tienden a calentarse demasiado, pueden pensar que están de vuelta en el útero materno, por lo que su respiración pudiera incluso detenerse.

Esto, y el hecho de que los niños pequeños no pueden expresarnos si sienten mucho calor o no, pueden generar peligrosas consecuencias, aún más cuando se quedan solos en el cochecito, por lo que también nos alerta la importancia de estar al pendientes de los niños cuando hace mucho calor. Es muy importante prestar atención a los bebés y niños pequeños y asegurarse de que están bien hidratados.

Debido a los latentes riesgos de deshidratación y golpes de calor que existen cuando un bebé es expuesto al calor intenso, el peligro de sufrir síndrome de muerte súbita del lactante se incrementa dramáticamente en estos casos, lo que nos conciencia que aunque muchos padres creemos que estamos protegiendo a nuestros hijos del sol, en realidad podríamos someterlos frente a un peligro mayor.

bebé en un coche
Un riesgo que debemos evitar, especialmente durante los días de mucho calor.

¿Cómo podemos proteger a nuestro bebé?

Puesto que ahora conocemos los riesgos de cubrir el coche de tu bebé con una mantita, el pediatra nos aconseja evitar salir con el pequeño en las horas centrales del día, así como procurar colocar el cochecito siempre en la sombra. Pero si por alguna razón resulta imposible evitar el sol, podemos protegerlos con un sombrero y un protector solar específico para bebés, especialmente si la exposición solar va a ser muy intensa y prolongada.  También nos recomienda utilizar un paraguas o sombrilla alta como una excelente alternativa.

Pero si aún no has adquirido el cochecito de tu bebé, es importante que tomes en consideración que cuente con una capota amplia y con un buen sistema de ventilación para que ademas de protegerlos de los rayos, tu bebé pueda encontrarse bajo una temperatura adecuada. ¡Recuerda, no cubrir el coche de tu bebé!

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario

  • Continuó pensando que si el coche no proporciona sombra en su totalidad al bebé …debe protegerse del sol con una mantilla o pañal de tela …pobre bebé con el sol directo en sus ojos o en su cuerpo en el caso de mi niña que es blanquita …y además si se duerme en hrs de la tarde cuando la temperatura baja es necesario …hay muchos estudios pero la experiencia para mi siempre va primero …y cuando se trata de un bebé es mejor prevenir que lamentar …