¿Qué hacer para el dolor de muela en los niños?

Ver a nuestros hijos sufrir por un fuerte dolor de muela es un pesadilla, más cuando estamos en medio de la noche y médicamente no tenemos una solución inmediata. Primero debes CALMARTE y no caer en estrés, podrías empeorar la situación. Luego solo debe observar que tan fuerte es el dolor que está experimentando el niño.

Administrar analgésicos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno en la dosis adecuada para la edad y peso del niño, puede calmar el dolor mientras acudes al medico

Sobre todo si es la primera vez que el pequeño lo sufre: ¿Cuánto le dolerá? ¿Qué puede tomar para el dolor de muela? ¿Tengo que acudir a urgencias?. Qué hacer para el dolor de muela en los niños debe ser tu prioridad. Si no existe fiebre o inflamación facial, el dolor de dientes del niño generalmente no es una emergencia.

Si no se encuentra nada inusual, como una hinchazón aparente o una cavidad obvia pero el dolor persiste, lo mejor es acudir al dentista lo antes posible

¿Qué hacer para el dolor de muela de tu niño?

Antes de sacar cualquier conclusión debes mirar dentro de la boca del niño para buscar posibles signos de caries dental, preguntarle acerca de posibles lesiones recientes. Un golpe en un diente o la mandíbula puede no haber resultado doloroso en labios o lengua, pero puede haber causado daño al diente o al nervio.

Hay que comprobar si hay signos evidentes de daño en el interior de los labios y la lengua que puedan revelar signos de traumatismo

¿Cuándo ir al dentista?

Es importante acudir al odontólogo siempre que el pequeño presente dolor de boca o dientes. Debe estar atenta a lo que recomendamos prestar atención a los siguientes indicadores que te harán saber que ha llegado la hora de realizar una visita cuanto antes al dentista:

  • Si el niño es menor de 2 años.
  • Si el dolor no mejora pasados dos-tres días en niños a partir de 2 años.
  • Si el pequeño presenta fiebre por encima de los 38ºC de forma continuada.
  • Si observas otros síntomas de infección bucal tales como alteraciones en el paladar o inflamación y enrojecimiento de las encías.
  • Si el dolor es espontáneo y sin causa aparente, puesto que necesitarás saber el origen para administrar el tratamiento más adecuado.
  • En caso de rotura de diente o muela.

Mientras acudes a la cita

Ante una afectación de estas, es importante acudir al dentista para conocer el origen de la molestia y tratarla de la manera más adecuada. No obstante, el dolor no siempre atiende a una emergencia médica, por lo que mientras visitas al odontólogo, puedes ayudar a aliviar el dolor de muelas de tu pequeño siguiendo algunos consejos:

  • Administrar analgésicos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno en la dosis adecuada para la edad y peso del niño, para calmar el dolor.
  • También se puede aplicar una compresa fría en el exterior de la mandíbula, especialmente si hay hinchazón, adyacente al área del dolor.
  • Los enjuagues con agua con sal son muy eficaces cuando las molestias se deben a lesiones en la mucosa.
  • Cuidado con la alimentación, si el pequeño presenta dolor de muelas, deberes evitar que ingiera alimentos muy fríos o muy calientes y también dulces, puesto que puede aumentar la sensibilidad y el avance de las molestias producidas por las caries, en caso de tenerlas.
  • El cepillado dental es importante, aunque este no sea un consejo para aliviar el dolor de muelas en niños, sí que es muy útil para su prevención. Es muy importante iniciar una cultura de higiene bucal para que así los niños tomen el hábito de lavarse los dientes, lo cual reducirá el riesgo de la aparición de caries y otros problemas dentales.

Aunque se consiga aliviar con éxito el dolor de dientes, es importante acudir al odontólogo u odontopediatra lo antes posible para valorar las posibles causas y tratarlo antes de que vuelva a ocurrir.

Enséñale hábitos bucales

Consejos para prevenir molestias mientras brotan los dientes

Cuando a tu hijo le salgan sus primeros molares, te habrás vuelto todo un experto en tratar el dolor de muela en niños. Pero los molares que salen a esta edad podrían sentirse como un mayor obstáculo en el desarrollo oral de tu pequeño. Aunque la superficie de estos dientes sea mayor, no existe una diferencia significativa en su proceso de erupción.

Aunque se consiga aliviar con éxito el dolor de dientes, es importante acudir al odontólogo u odontopediatra

  • Lo que hacen los molares primarios: Los molares primarios suelen ser los últimos dientes en salir y los últimos en caer en el camino hacia los primeros, segundos y terceros molares de tu hijo. Los primeros molares permanentes tienen un trabajo único. Conocidos como los “molares de los seis años”.
  • Dolor durante la erupción: Cuando comienza la dentición de tu bebé, la zona circundante se enrojece y se inflama. El primer diente central suele ser el más sensible, pero los molares que salen también pueden causarle dolor a tu niño. A diferencia de cualquier incisivo, que puede pasar a través de la encía más fácilmente, la superficie más grande y menos puntiaguda de los molares.
  • Cambio en la dieta para los nuevos molares: Cambiar la dieta de tu hijo podría ayudarle a tratar el dolor. Cambiar de alimentos sólidos a líquidos, como una dieta que incorpore puré de manzana y yogurt. Las frutas congeladas como el plátano machacado también pueden ayudar a aliviar el dolor.
  • Cuidados orales para la erupción de los molares: Con la erupción de sus molares, los niños tienen su conjunto completo de los 20 dientes primarios, y aprender a lavarse estos dientes es importante. Los molares tienen una superficie mayor, pero son más difíciles de alcanzar al lavarse los dientes. Esto puede aumentar la cantidad de placa acumulada y desarrollar caries temprana.

¿Sucede lo mismo con los molares permanentes?

Claro, un niño mayor al que ya le estén saliendo sus dientes permanentes podrá experimentar la sensibilidad familiar. Por suerte, el ibuprofeno, los alimentos blandos y el agua helada podrán aliviar su incomodidad en esta etapa. Solo recuérdale a tu hijo que debe usar el hilo dental correctamente para llegar a esta zona de difícil acceso.

De igual manera, es particularmente importante programar una cita con el dentista de tu hijo para asegurar que los molares permanentes están haciendo erupción correctamente, así como chequeos regulares.

Molestias naturales

¿Cómo prevenir la caries en los niños?

La caries dental ocurre cuando las bacterias y los restos de alimentos que quedan en los dientes después de comer no se eliminan mediante el cepillado. Los ácidos se acumulan en los dientes y ablandan su esmalte hasta que se forman agujeros o cavidades.

  • Iniciar pronto los buenos hábitos para el cuidado de la boca: Enséñele a tu hijo a cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día con una pasta de dientes que contenga flúor y a pasarse el hilo dental con regularidad.
  •  Ayudarles con el cepillado: Muchas veces confiamos en su buen hacer y luego nos llevamos sorpresas desagradables. Recién a partir de los 7 u 8 años niño es capaz de cepillarse los dientes correctamente, limpiando todas sus caras, mientras tanto deberemos ayudarles para llegar a donde ellos no llegan, especialmente muelas y caras internas.
  • Adquirir el apropiado cepillo de dientes: Hay cepillos de dientes blandos, medios y duros. La mayoría de dentistas recomiendan un cepillo de dientes blando o mediano ya que las cerdas duras pueden dañar el esmalte de los dientes o el tejido de las encías con el tiempo.
  • Cepillar la lengua: Las bacterias se acumulan en las pequeñas grietas de la lengua, ya que no es una superficie lisa. Las bacterias permanecen allí hasta que la lengua sea raspada. Por lo tanto, cepillar la lengua es esencial para mantener dientes sanos así como para detener el mal aliento.
  • Recibir suficiente flúor: El uso regular de flúor refuerza el esmalte dental, lo que dificulta que penetren los ácidos que provocan la caries. Aunque en muchas localidades se exige que el agua corriente contenga flúor, hay otras donde no existe esta exigencia.
  • Limitar o evitar ciertos alimentos: Los alimentos azucarados, los jugos y las golosinas  pueden erosionar el esmalte dental y causar caries. Si su hijo ingiere estos alimentos, haga que se enjuague bien la boca o que se cepille los dientes después de comerlos para eliminar el azúcar de sus dientes.

Evita las golosinas pegajosas y en forma de goma de mascar

  • Beber agua para evitar la sequedad bucal: La saliva nos ayuda a limpiar los dientes, y por eso es importante beber agua para aumentar la producción de saliva.
  • Visitar regularmente al odontólogo: Las revisiones deberían ser cada seis meses para controlar la posición de los dientes, la caída de las piezas de leche y la erupción de los definitivos. También para comprobar si hubiese caries o aplicar selladores para minimizar su aparición. Después del verano es una época ideal para hacerlo.
  • Límite Ingestión de bebidas ácidas: Algunas bebidas ácidas incluyen refrescos, jugos de frutas y vino. Las bebidas ácidas disuelven el esmalte de sus dientes que conducen a sensibilidad y cavidades. Si usted consume  bebidas ácidas, es recomendable usar un popote, y tomar agua después para naturalizar algo del ácido.
  • Consuma las vitaminas esenciales: Las vitaminas A, C, D y K, y los minerales de calcio, magnesio y fósforo apoyan los músculos sanos, el cabello, los huesos, los sistemas inmunológicos y también son muy buenos para mantener los dientes y las encías en forma superior. Consumir los nutrientes adecuados ayudará a resistir infecciones y reducir la probabilidad de caries y enfermedad de las encías.
  • Sólo use los dientes para masticar los alimentos: No use los dientes para romper nueces, morderse las uñas, abrir paquetes o quitar las tapas de las botellas. De lo contrario, corre el riesgo de romper, y erosionar los dientes debido a la presión expuesta.

Visita al médico al menos 2 veces por año

Notas especiales para padres

  • Bebés de 6 a 11 meses de edad, los dientes comienzan a salir aproximadamente a los 6 meses. Cepille los dientes de su hijo para prevenir la aparición de caries. Asegúrese de le hagan un chequeo dental apenas le salgan los dientes. Pregunte al dentista con qué frecuencia deberían revisar los dientes de su hijo.
  • Niños entre 12 meses y 3 años de edad, para cuando el niño cumple 3 años, tendrá la totalidad de los dientes de leche. Es importante cepillar los dientes del bebé para prevenir las caries. Si aparecen en un bebé, pueden afectar a los dientes permanentes.
  • Niños a partir de los 6 años de edad, los dientes permanentes empiezan a salir alrededor de los 6 o 7 años. Es importante cepillar los dientes permanentes para evitar que se formen caries. Asegúrese de que su hijo reciba chequeos dentales regulares. Pregunte al dentista con qué frecuencia deberían revisar los dientes de su hijo.

Luego de conocer cómo y por qué es la causa de el dolor de muela en los niños y qué hacer para el dolor de muela, es importante enfatizar que los niños deben mantener una higiene bucal adecuada. Si aun tu bebe esta pequeño, solo debe comenzar a lavar sus encías para retirar el resto de comida.

Pero si los niños ya están un poco grandes, la rutina de cepillado debe ser religioso. Además de aliviar el dolor a corto plazo, céntrate en los cuidados orales más extensos que le ayudarán a tu hijo a desarrollar molares sanos y buenos hábitos de cara a la adultez.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *