Bebes

¿Cuál es la edad para dejar el biberón?

edad para dejar el biberón
Dejar el biberón significa ganar autonomía en el niño

¿Cuál será la edad para dejar el biberón? ¿Por qué mi niño no debería usarlo más? ¿Ya estará grande para el biberón? Cuando estas preguntas comienza a rondar en la cabeza, las mamás nos angustiamos porque queremos saber sobre el cual es el momento en el que el niño le diga adiós al biberón. Y es que, para ninguna mamá es un secreto que dejar el biberón es todo un tema que hay que pensar para hacerlo de la forma más adecuada para tu pequeño.

A la hora de dejar el biberón  la ayuda de mamá es necesaria para seguir creciendo

Porque la verdad es que, como todo lo que tenga que ver con los cambios en el desarrollo de tu bebé, no hay una edad exacta para dejar el biberon. Cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento, tanto fisico, como emocional y psicologico.

Sin embargo, la ayuda de las mamás para pasar de una etapa a otra es necesaria y muy enriquecedora para ambos. Cuando de dejar el  biberón se trata, el rol que tenemos las mamás es vital y ya verás por qué.

edad para dejar el biberon
La edad para dejar el biberón es inexacta, haz que esta etapa sea un juego para el pequeño

¿Qué implica que los niños dejen el biberón?

Dejar el biberón es una etapa muy importante en el desarrollo de los niños, pues implica madurez psicológica. Dejar el biberón significa que los niños están creciendo y son muchos más independientes.

Seguramente se preguntarán, ¿Qué tiene que ver dejar el biberón con que nuestro hijo sea más independiente? 

La edad para dejar el biberón no es exacta y tiene que ver con el desarrollo de tu bebé

Desde la psicología, el poder dejar el biberón implica tener una mejor compresión del vínculo madre e hijo/a. Si pensamos en la función del biberón, inmediatamente pensamos en la alimentación, pero también es el principal sustituto del pecho de mamá.

Y es que, el bebé antes de tomar el biberón, el bebé se alimentaba a través del pecho de mamá. Este era un momento único para que el pequeñín se conectara directamente física y emocionalmente con mamá. El biberón representa una continuidad de esta conexión con mamá para el pequeño.

Dejar el biberón es una etapa muy importante en el desarrollo de los niño ya que implica la independencia

Este es el motivo por el que dejar el biberón puede resultar complicado y doloroso para los niños, así como resulta un tema delicado para trabajarlo en casa.

¿Qué otros beneficios trae dejar el biberón?

Dejar el biberón no solo trae beneficios psicológicos, sino que también ayuda a prevenir la aparición temprana de caries, ya que los azúcares de los alimentos se alojan en el pico del biberón, lo que tiene contacto directo y constante con los dientes del niño.

Asimismo, el uso constante del biberón puede impulsar una malformación en el paladar, dificultando significativamente el habla del pequeño.

La obesidad pareciera también estar asociada al uso prolongado del biberón en los niños. Un estudio realizado con 6750 niños a los que se les hizo seguimiento con el pasar de los años, se encontró que el 23% de los niños participantes sufrieron de obesidad infantil a los 6 años, donde cabe destacar que este 23% dejó el biberón después de los dos años de edad.

¿Cuál es la edad para dejar el biberón?

La edad para que el pequeño deje el biberón es inexacta, varía según cada niño. Sin embargo, expertos en el desarrollo de los niños apuntan a un rango esperado entre los doce y trece meses de edad como momento adecuado para decirle adiós al biberón.

Adicionalmente, los pediatras han señalado que los bebés amantes del biberón tienden a llevar una alimentación poco saludable. Esto debido a que consumen mucha más cantidad de leche al día de la que necesitan, por lo que al momento de comer alimentos sólidos el hambre es escasa en ellos.

Los pediatras han señalado que los niños amantes del biberón tienden a llevar una alimentación poco saludable

Por lo tanto, es importante que como mamás podamos tener en cuenta que la edad para dejar el biberón ronda entre el año de vida aproximadamente.

¿Cómo hacer que mi pequeño deje el biberón?

Veamos algunos sencillos trucos y recomendaciones para ayudar a nuestro hijo a dejar el biberón de forma sana y positiva.

1. Reducir el uso del biberón a solo por las mañanas o la noches

Es importante eliminar el biberón durante los almuerzos e incluir los vasitos entrenadores. Puedes comenzar a incentivarlo diciéndole que en la mesa los biberones solo lo usan los bebés y él o ella ya son grandes.

Reducir el uso del biberón de forma gradual es necesario

Asimismo, es vital que el líquido que les des con el vasito entrenador sea sumamente delicioso para ellos, ya que funciona como un gran motivador para que comience a usar los vasos con mayor confianza.

2. Incentivar el uso del vasito entrenador

Incluye el vasito entrenador durante la hora de juego, ve introduciéndolo poco a poco. Haz que jueguen con ellos, y los puedes ayudar simulando que tomas un delicioso jugo con el vasito o cualquier otro juego. La idea es que el pequeño comience a perderle el miedo a este nuevo objeto que empezará a usar.

Además, para facilitar este proceso puedes comprar vasitos entrenadores que sean de colores llamativos para los pequeños, también con sus dibujos animados preferidos. Así, tendremos un punto a nuestro favor.

3. Coloca los mejores sabores en el vasito entrenador

Una técnica que puede resultar sencilla es la de colocar los mejores sabores en los vasitos. Es decir, cuando le des la leche o los jugos al pequeño vas a colocar el jugo en el vasito entrenador, mientras que en el biberón colocarás solo un poquito y le añadirás gran cantidad de agua para que el jugo pierda el sabor.

Una de las mejores formas que los niños dejen el biberón es con un incentivo positivo

Primero, le ofrecerás de forma simpática el vasito entrenador y si lo acepta, buenísimo. Pero, si comienza a llorar pidiéndote el biberón, puedes dárselo pero siempre dejando a la vista el vasito entrenador lleno de jugo. Cuando el pequeño pruebe el jugo del biberón no le sabrá igual. Puedes motivarlo a que retome el vasito entrenador o solo dejar que se tome el jugo sin sabor del biberón.

La idea es que el pequeño asocie un sabor delicioso al vasito entrenador y abandone por sí solo el biberón.

4. Hazle saber que ya es un niño grande

Como mamás podemos mandarle mensajes positivos y motivadores para decirle adiós al biberón, principalmente cuando ya está en la edad para dejarlo. Sin juzgarlo, sin hacer chistes o comentarios desagradables al niño por usar el biberón, podemos incentivarlo a que lo deje.

Estas son dos frases que puedes usar para hacerle saber a tu hijo lo grande e inteligente que ya es.

  • “¿Qué tal si probamos con este lindo vaso ahora que ya eres un niño grande y hermoso?”
  • “Los los niños están usando este vasito muy bonito”

Atención, si el niño percibe que deseas reemplazarle el biberón se aferrará más a el.

5. Dar el ejemplo para generar el deseo

Una opción interesante es generarle el deseo, puedes usar el vasito entrenador antes de ofrecerselo para motivarle la curiosidad. Esto hará que sea el mismo el que desee probar lo que esta haciendo mamá. La mejor forma de motivar a que los niños hagan algo es hacerlo tu primero como si fuese algo mejor.

Ojo, que los niños muchas veces pueden darse cuenta de lo que intentas hacer.

6. Trabaja la despedida del biberón con tu pequeño

edad para dejar el biberón
Trabajar la despedida del biberón es súper importante

El pequeño estará atravesando una etapa de su desarrollo tan importante, que es significativo que se trabaje la despedida del biberón cuando el niño esté en el momento y edad para dejarlo adecuadamente.

Puedes comenzar a incluir el biberón del niño en la sesión de juegos, siempre y cuando esto incluya la despedida, bien sea a través del traspaso del biberón a las muñecas bebés de la niña, o cualquier otro juego que implique la ida del biberón.

Propuestas como “¿Qué te parece si le regalamos este biberón al muñeco bebé que es mucho más chiquito que tú? Porque como ya tu estas grande, él pueda necesitarlo más”

Otra de las cosas que puedes hacer una vez que notes que el pequeño esta más desapegado al biberón, es que el niño le pueda hacer un dibujo de despedida al biberón como método para trabajar el duelo. Tú como mamá junto a tu pequeño, hágan un dibujo despidiendo al biberón, para luego enterrarlo o regalarlo. Así, el niño logrará comprender la verdadera despedida de esta etapa de su desarrollo y recibir con mayor receptividad y firmeza otra nueva etapa.

La edad para dejar el biberón varía de acuerdo a cada niño y su desarrollo

La edad para dejar el biberón varía de acuerdo a cada niño,  pero una vez que lo logra marca un gran cambio en la vida de nuestros hijos. Cuando notemos que nuestro pequeño esté entrando en la edad para dejar el biberón señalada por los expertos, podemos comenzar a probar estos sencillos consejos.

Sin embargo, es importante que como mamás estemos atentas a los procesos que vive nuestro hijo cuando esta dejando el biberón. La paciencia, observación y disposición como mamás siempre serán nuestras mejores herramientas para ayudar a los tesoros de la casa.