Bebes Maternidad

El apego de madre e hijo: ¿Cómo desarrollarlo?

madre y bebe mirandose

El apego entre la madre y el bebé recién nacido es una conexión amorosa que hace que la mamá se convierta en inseparable de su hijo y que sea capaz de hacer cualquier cosa por él. Sin embargo, este amor incontenible, y que suele darse por sentado, no es igual en todos los casos y puede tardar un poco más en desarrollarse en unas mujeres que otras.

La razón para que el apego de madre e hijo es tan importante es por la protección que deben tener los niños al nacer, es un tema de supervivencia que hará que el pequeño desarrolle su autoestima de una forma más fuerte. El apego es hacer nacer el sentimiento de madre que tiene toda mujer.

Desarrollar el apego no es algo que necesariamente se dé de forma inmediata o automática por el hecho de ser madre. Hay que recordar que si bien es cierto que la madre tuvo durante nueve meses a su bebé en el vientre, la primera vez que lo conoce realmente es después del parto, justo en el momento que lo toma entre sus brazos. Suele suceder que en ese instante no sienta ese amor deslumbrante que se ve en las películas. De hecho, muchas mujeres se sienten malas madres o incluso culpables de no querer a su bebé como se supone que deberían quererlo.

¿En cuánto tiempo se desarrolla el apego?

Es más común de lo que se piensa que las mujeres desarrollen el apego con el paso del tiempo.  Hay mujeres que tardan minutos antes de sentir ese amor incondicional, mientras que otras pueden pasar semanas sin sentir esa sensación de no poder vivir sin su bebé.

Es importante no recriminarse si no se siente un apego incondicional en los primeros días, por el contrario mientras más se relaje la mujer y deje de culparse podrá liberar sus sentimientos e ir desarrollando su afecto. Hay que recordar que el proceso de parto y la adaptación al nuevo integrante de la familia, así como el cambio hormonal que sufre el cuerpo puede hacer que el estrés se entrometa en la relación de madre e hija.

¿Cómo desarrollar el apego?

Si no eres de las mujeres que desarrolla de forma instantánea un fuerte lazo sentimental con su bebé recién nacido no debes preocuparte, sino más bien ir dando pie a que ese amor que está dentro de ti surja con pequeñas cosas que puedes ir haciendo, como por ejemplo:

  • Relájate: Comprende que es un proceso distinto para cada mujer. Recuerda que los grandes amores de la vida se desarrollan con el tiempo y generalmente no ocurren a primera vista.
  • Mantente al lado del bebé: El contacto físico con tu hijo hará que tanto tú como él se reconozcan como familia y como seres que se quieren. Abrázalo, acurrúcalo y cántale alguna canción para despertar ese amor entre los dos.
  • Darle de amamantar ayuda: Además de los beneficios que conlleva la leche materna para la salud del bebé, amamantarlo también establece un fuerte vínculo que los hará recordar el lazo que se formó desde que empezó a formarse en el vientre.
  • Conversa con otras mamás: Es importante que sepas que no estás sola, a muchas mujeres les sucede que no sienten un vínculo emocional instantáneo y no hay nada mejor como conversar con alguien que haya pasado por tu experiencia para que escuche tus inquietudes y te sientas más aliviada.
  • Busca ayuda: Si sientes que pasa el tiempo y no deseas ver a tu bebé o te sientes culpable, es importante que busques ayuda profesional. La depresión post-parto es una situación que debe tratarse junto a especialistas para superarla lo más pronto posible.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *