Bebes

6 Pasos para enseñarle a tu bebé a dormir toda la noche

bebe-a-dormir-noche
Enseñarle al bebé a dormir toda la noche es un paso esencial del crecimiento

Durante las primeras semanas de vida de tu bebé, las noches pueden resultar muy agotadoras para ti y para tu pareja, pues no será sino hasta el tercer mes de vida que tu bebé comenzará a establecer, poco a poco, su patrón de sueño.

Un bebé recién nacido suele dormir entre 2 y 3 horas continuas

Por lo general, el lapso de sueño de un recién nacido es entre 2 y 3 horas continuas, varias veces al día, para alimentarse e ir desarrollándose poco a poco. Aunque entre cada siesta tu bebé suma un total de unas 16 o 17 horas por día, el sueño de las primeras noches siempre será interrumpido.

Afortunadamente, la mayoría de los bebés comienzan a desarrollar patrones de sueño más regulares entre los 3 y 6 meses, dependiendo del ritmo de cada uno, por lo que ya puedes comenzar a aplicar algunas técnicas para ayudarlo a dormir más horas durante la noche y menos horas durante el día.

Para que puedas enseñar a tu pequeño a dormirse por sí mismo, te compartimos los consejos claves que todo padre debe seguir para que el bebé permanezca dormido toda la noche.

¿Cuándo puedo enseñarle a mi bebé a dormir toda la noche?

Mientras que algunos bebés se duermen fácilmente sin necesidad de ser atendidos, otros en cambio les cuestan más quedarse dormidos, o volver a conciliar el sueño cuando se despiertan, por lo que necesitan de nuestra ayuda.

Sin embargo, los expertos aseguran que la mayoría de los bebés están listos para aprender a dormir toda la noche entre los 3 y 6 meses.

Los expertos afirman que la mayoría de los bebés pueden aprender a dormir toda la noche entre los 3 y 6 meses.

Hacia los 3 o 4 meses de edad los bebés han desarrollado y ciclo de sueño más estable y regular, es decir ya se despiertan y vuelven a dormir de forma menos interrumpida, además ya han dejado casi todas las tomas nocturnas de pecho o biberón.

Por lo tanto, si notas que tu bebé de 3 meses está más despierto y se alimenta menos veces por las noches, ya está listo para aprender a regular su sueño y dormir toda la noche. No olvides que todos los bebés son distintos, por lo que tal vez tu bebé pueda tardar un poco más en dormir muchas horas de corrido.

Si por alguna razón sientes que tu bebé está listo para aprender a dormir toda la noche, consúltalo con su pediatra.

bebé durmiendo de noche
Hacia los tres y cuatro meses, tu bebé está listo para aprender a dormir más durante las noches.

6 Pasos claves para enseñar a tu bebé a dormir durante toda la noche

Veamos 6 pasos para enseñarle a dormir a tu bebé, y conseguirás que duerma durante toda la noche con éxito.

1. Introduce una rutina

Para cuando tu bebé haya cumplido sus primeras 6 semanas de nacido, puedes comenzar a establecer un horario, es decir una rutina nocturna para acostarlo a dormir. A medida que repites la misma rutina todas las noches, tu bebé se irá acostumbrando poco a poco, y aprenderá que ya es hora de dormir.

Hacia la misma hora cada tarde/noche, comienza a prepararlo todo para llevarlo a dormir, dale un baño, aliméntalo con el pecho o biberón, léele un cuento o cántale una canción de cuna y acuéstalo.

2. Acuéstalo a la misma hora todos los días

Parte de establecer una rutina nocturna, es tratar de mantener el mismo horario para acostarlo a dormir todos los días. Según los expertos, las rutinas predecibles no sólo ayudan a tranquilizar al bebé sino que también hacen a que este se sienta más seguro a la hora de dormir.

Procura entonces, levantarlo por las mañana a la misma hora para alimentarlo y bañarlo, además trata de ponerlo a dormir las siestas a la misma hora siempre de modo que su ritmo de sueño, se acostumbre al horario y le resulte más fácil dormir.

La clave es acostar al bebé siempre mismo horario e intentar crear una rutina con sus horarios

Durante la noche, los expertos recomiendan dormir al bebé, entre las 7/8 de la noche, pues al enseñarlo a dormir en este horario, evitarás que esté demasiado cansado y batalle para dormirse.

3. Enséñale a diferenciar el día y la noche

Durante sus primeras semanas, tu bebé apenas lograr acostumbrarse a despertarse cada tres horas para alimentarse, por lo que no logra distinguir muy bien el día de la noche. Al alcanzar sus primeros tres meses, tu pequeño comenzará a estar mucho más despierto, por lo que es el momento perfecto para ayudarlo a diferenciar cuando es de día y cuando es de noche.

Cuando duerma sus siestas en el día, abre las cortinas de su habitación para que entre la claridad, y haz que todo en casa transcurra en total normalidad, es decir no trates de evitar los ruidos cotidianos como el de la aspiradora para que no se despierte.

La idea es que reconozca la actividad del día y la tranquilidad que caracteriza la noche.

A partir de los 3 meses ya podemos enseñarle cuando es de día y cuando es de noche a nuestro bebé.

Por ello, al acercarse la hora de dormir durante la noche, es importante que hagas todo lo contrario, es decir mantener su habitación oscura y tener la casa en completo silencio y tranquilidad.

bebé durmiendo día
Cuando lo enseñas a dormir en el horario de 7/8 de la noche, tu bebé logrará descansar mejor.

4. Mímalo y dedica un tiempo para compartir con él

Una vez lo haya preparado para acostarlo a dormir, es muy importante que le dediques unos minutos para hacerle sentir tu cercanía, y el amor de mamá. Así que incluye en su rutina de noche unos 15 minutos de juegos, abrazos y besos para que se sienta mimado y consentido justo antes de dormir.

El simple hecho de estar contigo y sentir tus demostraciones de afecto, harán que se sienta feliz, cuidado, seguro y relajado para irse a dormir. Eso sí, intenta hacerlo en otro lugar de la casa que no sea su cuna o su lugar de dormir, pues también resulta  importante hacerle saber que su cunita es el lugar especial para su descanso.

5. Háblale

Escuchar tu voz también es una forma eficaz de calmarlo para cuando lo acuestes a dormir, así que si después de darle su baño, alimentarlo y mimarlo, tu bebé se resiste al sueño o no está del todo relajado.

Llévalo a su cuna y háblale con una voz muy suave, dale las buenas noches,  despídete de él con beso y déjalo en su lugar de dormir. Si al apenas dejarlo solo tu bebé comienza a llorar, ¡no acudas de inmediato! espera unos 45 segundos  para darle tiempo de que se calme él solito.

Al escuchar tu voz es una forma eficaz de calmarlo y relajarlo cuando lo acuestes a dormir,

Si al pasar este tiempo aún sigue llorando, no dudes ni un instante en ir a calmarlo y dejarlo nuevamente en su cuna cuando deje de llorar. Recuerda que para la mayoría de los expertos, atender el llanto del bebé es sumamente importante para su desarrollo y estado emocional.

6. Asegúrate de que tu bebé no sufra alguna condición médica que afecte su sueño

Aunque es lo último que se nos ocurre pensar acerca del sueño de nuestro bebé, debes saber que existen ciertas condiciones como la apnea del sueño que pueden afectar el descanso de tu bebé. Si sospechas que hay algo que no va bien, es importante que consultes con su pediatra antes de comenzar a aplicar estos pasos para enseñar a dormir a tu bebé.

Métodos para enseñar a un bebé a dormir toda la noche

bebe nina durmiendo
Aunque se trata de un proceso natural, sí puedes enseñarle cómo dormir toda la noche a tu bebé

A la hora de enseñarle hábitos de sueño saludable a tu bebé, así como dormir toda la noche, son muchas las técnicas que puedes encontrar para conseguirlo. Aunque los expertos aún no coinciden en cuál es la mejor para enseñar a dormir a un bebé, una investigación realizada por la revista Sleep, descubrió que todas las técnicas funcionaban, siempre que se aplicaran de una manera consistente.

Veamos cuales son los métodos más eficaces que puedes aplicar para enseñarle a tu bebé a dormir toda la noche.

La idea es que elijas el que más te funcione mejor y lo sigas al pie de la letra, siempre y cuando tu bebé no se restita o su humor cambie. De ser así te recomendamos, esperar unos días para volver a intentarlo.

La mayoría de los métodos para enseñar a dormir se basan en dos filosofías distintas:

Método Ferber/Estivil :”Dejarlo llorar” para que duerma

Es mucho lo que se ha debatido acerca de si atender o no el llanto del bebé durante la noche, pero los defensores de este método, aseguran que está bien dejar llorar al bebé mientras se no sea de forma indefinida. Por lo general recomiendan acostar al bebé cuando aún este despierto y permitir que llore algunos minutos, mientras tú entras a calmarlo cada cierto tiempo, pero sin tomarlo en brazos.

El creador de este método afirma que es importante que el bebé aprenda a calmarse solito, para poder dormir durante toda la noche

Este método recibe el nombre de “dejarlo llorar” y pertenece al pediatra Richard Ferber, director del Centro para desórdenes del sueño infantil en el hospital de niños de Boston. De acuerdo al pediatra, es importante que el bebé aprenda a calmarse él solito para poder dormir durante toda la noche, por lo que considera que necesario dejarlo algunos periodo de tiempo llorando para que logre calmarse solo.

Si deseas saber más sobre este método aquí puedes encontrar su libro  o aquí

Método: “Dormir sin llanto”

El segundo método para enseñar a dormir a un bebé, es opuesto al anterior y consiste en evitar dejar sólo al bebé mientras llora, es decir dormirlo sin llanto. Se trata de un entrenamiento más gradual en el cual, mamá o papá deben de ofrecer un consuelo inmediato al bebé cuando este llora.

El especialista principal en defender este método es el pediatra William Sears, autor de The Baby Book (El libro del bebé), y considera que las estrategias para dormir sin llorar descritas en el libro The No-Cry Sleep Solution (Dormir sin Lágrimas, Dejarlo llorar no es la solución), pueden conseguir que el bebé experimente la hora de dormir como un momento especial para conectar con sus padres mediante la respuesta rápida a su necesidades de alimento y consuelo.

Si deseas saber más sobre este método aqui encuentras el libro

mamá durmiendo a bebé
El bebé necesita saber que cuando llora, mamá estará allí para atenderlo y protegerlo.

Método de “extinción gradual” o fading

El tercer método más recomedando por los especialistas recibe el nombre de extinción gradual y consiste en hacer que los padres vayan disminuyendo su presencia a la hora de acostar a dormir al bebé. Una excelente forma de hacerlo es apartarse de la cuna poco a poco, alejando su silla mientras esperan que el bebé se duerma. También se puede regresar a su habitación cada cierto tiempo para revisarlo y darle unas palmaditas (sin tomarlo en brazos) para que se calme y duerma.

El objetivo principal es darle tiempo al bebé para que poco a poco, aprenda a calmarse solito.

Independientemente de cuál método o técnica decidas aplicar, para poder enseñarle a dormir a tu bebé toda la noche es sumamente importante mantener una rutina de noche que se repita todos los días, para que entre el baño, el pecho (o biberón), los mimos de mamá y canciones de cuna, tu bebé sepa que ha llegado la hora de dormir.

101 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 16 agosto 2018