Bebes

Esto es lo que sucede en el cerebro de tu bebé cuando dejas que llore

bebe llorando triste

El llanto de un bebé es sin duda, la primera señal que disponemos los padres para atender cualquiera de sus necesidades, y es que mientras nuestro pequeño no aprenda otras formas de expresarse, el llanto será su única herramienta para comunicarse.

Pero existen algunas estrategias que solemos seguir los padres creyendo que dejar llorar al bebé también puede resultar algo útil. Como una vez lo aseguró el doctor Richard Ferber, unos minutos de llanto no le hacen daño, sino que lo ayudan a calmarse y a conciliar el sueño.

Nuevas investigaciones advierten que dejar llorar a un bebé podría causar daños cerebrales

El especialista en neurología y pediatra de la Universidad de Harvard en el hospital infantil de Boston, Ferber había propuesto la técnica de la espera progresiva con el fin enseñar a los niños a dormir solos, pero nuevas investigaciones desarrolladas por especialistas de la Universidad de Munich sugieren que dejar llorar a un bebé por tiempo prologando podría afectar su desarrollo cerebral, provocar desordenes emocionales e impedirles superar el estrés.

¿Qué pasa cuando se deja llorar a un bebé sin parar?

Aunque son muchos los libros sobre crianza que recomiendan la técnica de la espera progresiva, y varios los padres que luego de pasar tantas noches en vela decidieron poner a prueba este método, son muy pocos los que conocen realmente que le ocurre a los bebés cuando se les permiten que siguen llorando.

Recientes estudios han demostrado por medio de los resultados arrojados por los escaneos del cerebro de algunos bebés, que esta práctica podría ser más arriesgada de lo que pensamos.

Cuando un bebé llora sin que lo consuelen aumenta su frecuencia cardíaca, y ocurre un considerable descenso en la oxigenación de la sangre que llega al cerebro.

Cuando un bebé llora sin que mamá o papá lo atiendan y lo consuelen puede provocar que este aumente su frecuencia cardíaca, así como su presión sanguínea y un considerable descenso en la oxigenación de la sangre que llega al cerebro. Al ocurrir esto mientras el bebé hace mayor fuerza para llorar, el flujo sanguíneo que llega al cerebro adquiera una mayor presión y disminuya bruscamente cuando el bebé se calme, lo que puede llegar a provocar en el peor de los casos, hemorragias cerebrales y secuelas.

Dejar llorar al bebé aumenta su nivel de estrés

Si los padres ignoran el llanto de su bebé, no sólo estarán dejando de atender algunas de sus necesidades sino que además promoverán la producción de hormonas relacionadas con el estrés, que a la larga pueden llegar a dañar su sistema nervioso central, así como su crecimiento y habilidad de aprendizaje.

Recuerda que es a través del llanto que los bebés pueden expresar que tienen hambre, dolor o incluso necesidad de compañía, por eso, siempre que se les deja solos aumenta su nivel de estrés.

Además, según los especialistas encargados de este estudio cuando la hormona del estrés (cortisol) aumenta en le bebé, este comienza a sufrir un estado de tensión emocional bastante intenso que puede resultar en una neurosis severa y desórdenes emocionales a lo largo de su vida.

Las hormonas liberadas en el llanto del bebé podrian causar daños emocionales con secuelas a largo plazo

Lo que sucede es que estas hormonas, es que al no ser atendido el llanto del bebé, estas pueden impactar fácilmente en áreas del cerebro que rigen las emociones.

¿Qué efectos tienen dejar llorar al bebé a largo plazo?

Si se deja llorar al bebé de forma continua, éste puede quedar muy traumatizado pues aunque bien puede dejar de llorar, la falta de reacción o atención por parte de sus padres para ellos significa que sus necesidades no merecen ser atendidas.

Si esto sucede frecuente, el bebé aprenderá que nadie le hará caso pero no dejará de necesitar a sus padres. Esta sensación de abandono puede desencadenar en traumas afectivos, problemas de sueño, ansiedad, dependencia e incluso síntomas depresivos.

Al no responder al llanto, el bebé experimenta una sensación de abandono que puede desembocar en otros problemas emocionales

Otra consecuencia muy importante de dejar llorar al bebé continuamente sin parar, es que este gasta mucha energía y seguramente al día siguiente no estará del todo despierto o de buen humor para realizar otras actividades que le permitan aprender y desarrollarse correctamente.

Incluso desde el punto de vista emocional y afectivo no sentirá deseos de interactuar con su entorno y explorar cosas nuevas, algo que podría afectar mucho su estrecha relación como mamá y papá.

La fórmula perfecta para calmar el llanto: Mucho cariño

Cuanto más lo ignoren sus padres, más llorará el bebé. Varios investigadores británicos han demostrado que los niños que siempre tienen sus necesidades cubiertas lloran mucho menos que los que reciben menos atención.

Dejar llorar a los bebés no tiene absolutamente ningún valor pedagógico

Debemos recordar que el llanto, es la única forma que el bebé tiene para comunicarse. Por eso, es muy importante y principalmente en los primeros meses es necesario prestar atención al llanto del bebé

Esta publicación ha sido revisada y avalada por la Dra. Abril Espinoza Romero Especialista en Pediatría y Puericultura de la Universidad Central de Venezuela (CMDMC 30.178 | MPPS 92.840)

Además, la Dra. Abril Espinoza Romero es promotora de Lactancia Materna avalada por la OMS-UNICEF y desde el 2012 está enfocada en el área de salud con infantes.

10 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 19 octubre 2018