Bebes Maternidad

La leche materna y el parto natural aumentan la flora intestinal del bebé

bebe acostada y arropada con una manta

Muchos son los beneficios que se han asociado a lo largo de los años con el consumo de leche materna y el parto natural, sin embargo un nuevo estudio realizado por la facultad de medicina del colegio Darmouth en Estados Unidos determinó que la flora intestinal de los bebés también se ve afectado por la forma de parto y la alimentación en los primeros años.

La investigación, realizada con un grupo de 100 bebés con seis semanas de edad, arrojó que la composición bacteriana presente en el intestino de los pequeños era notablemente distinta si tomaban exclusivamente leche materna y si habían nacido por la vía vaginal o por cesárea.

El hecho es que al nacer por la vía vaginal los bebés consumen una serie de bacterias presentes en la madre, lo cual no ocurre mediante la cesárea, debido a que se esteriliza todo el quirófano. Del mismo modo, la leche materna contiene bacterias que provienen de la madre y que logran constituir la flora intestinal del bebé, mientras que la leche de fórmula no contiene la misma capacidad para establecer los microorganismos necesarios dentro del intestino.

Entre los hallazgos del estudio se encuentran que tras algunas semanas, los bebés que se alimentan con una combinación de leche materna y leche de fórmula mantienen la misma cantidad de bacterias que aquellos que se alimentan sólo con leche de fórmula.

Estos hallazgos reiteran lo recomendado desde hace décadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual exhorta constantemente a las mujeres a que den a luz mediante parto vaginal y se emplee la cesárea solamente en los casos en los que un parto natural sea inviable o pueda convertirse en un riesgo para la salud de la madre y del bebé.

La Organización Mundial de la Salud también hace un llamado reiterado a que los bebés sean alimentados de forma exclusiva con leche materna, al menos en el primer año de vida. Además de los beneficios para la formación de la flora intestinal, los pequeños que consumen leche materna aumentan la capacidad de su sistema inmunológico y corren menos riesgos de contraer enfermedades.

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario