Bebes Maternidad

Las primeras pruebas médicas que se realizan al bebé

bebe recien nacido durmiendo

Después del parto lo primero que viene a la mente de los padres es saber si su bebé se encuentra en buenas condiciones de salud, por lo que el personal médico realiza todos los exámenes necesarios para descartar cualquier complicación.

Las pruebas para vigilar la salud del bebé inician desde el primer minuto después del nacimiento y continúan en las primeras 48 horas en las que, tanto el bebé como la madre, se encuentran en el hospital o centro de salud. Algunas son muy sencillas, mientras que otras buscan detectar cualquier anomalía que el bebé pueda tener.

El llanto del bebé

En general los bebés deben llorar al momento de nacimiento, debido al cambio de ambiente y a la sensación que generan las manos del médico que lo sostiene. Sin embargo, hay algunos casos en los que los niños no lloran y los especialistas médicos deben generar el llanto.

Antes, a los bebés que no lloraban se les daba una nalgada para provocar el llanto. Este método ya no se practica, en su lugar se emplea mucha más suavidad al estimular su pie o pierna para conseguir el llanto.

En los últimos años, otro cambio que se ha dado en las salas de parto, es el momento en el cual cortar el cordón umbilical. Hace años se realizaba en el mismo momento de nacer, ahora se espera algunos minutos mientras el cordón deja de latir y cesa su función para realizar el corte.

Prueba de Sangre

Cuando un bebé nace se toman inmediatamente dos muestras de su sangre para ser evaluadas. Con la primera se determina el grupo sanguíneo al cual pertenece el bebé, lo cual es sumamente importante para el resto de su vida, pues determinará qué tipo de sangre puede necesitar en caso de una transfusión.

La segunda prueba de sangre busca determinar el análisis de gases y PH. Este examen ayuda a conocer el nivel de oxigenación que tiene el bebé y si es necesario aplicar algún tratamiento para aumentarlo.

El Test de Apgar

Este famoso test se emplea para hacer un primer reconocimiento físico del bebé. Es una prueba muy sencilla y evalúa cuatro aspectos del bebé en dos momentos: al nacer y cinco minutos después. Al final compara las dos mediciones y en función de ellas estima si el pequeño está en excelente estado o requiere un tipo de atención adicional.

Los cuatro aspectos que evalúa el Test de Apgar son los siguientes:

  • Coloración de bebé: Lo normal es que tenga un tono rosado en la piel
  • Frecuencia Cardíaca: El latido de un bebé debe estar en un promedio de 100 latidos por minuto
  • Respiración: Si el bebé llora y respira correctamente
  • Tono muscular: Busca evaluar la flexibilidad en las extremidades

Tomar el peso y la medida

Esta es la prueba más sencilla de todas, pues simplemente se determina cuánto pesa y mide el bebé al momento de nacer. Un peso y medidas óptimas será una buena señal del perfecto estado de salud del pequeño.

Los bebés prematuros generalmente presentan un bajo peso y menos medida, por lo que deben permanecer en incubadoras para continuar con su proceso de crecimiento. Sin embargo, con los cuidados necesarios, recuperarán su peso en las próximas semanas,

La prueba del Talón

Conocida también como prueba metabólica, la prueba del talón se realiza después de las 48 horas del nacimiento del bebé. En esta prueba se extrae sangre del talón del bebé para ser diagnósticada en un laboratorio.

Esta es una prueba muy importante que no se debe pasar por alto, ya que con la sangre extraída del talón se puede diagnosticar alrededor de 20 enfermedades metabólicas que pueden estar presentes en el bebé.

1 comentario

Click aqui para dejar un comentario