Bebes Maternidad

Los bebés necesitan estar «acurrucados» a mamá los primeros 9 meses de vida, según estudio

Acurrucar y cargar en brazos a tu bebé es indispensable para continuar con el vínculo que tenías con él en el vientre.

Una de las experiencias más hermosas y únicas en la vida de una mujer, es albergar a su bebé dentro en su vientre durante nueve meses. En esta etapa, es importante que cuides de ti y de tu embarazo, pues de ello depende que tu pequeño se desarrolle adecuadamente tanto a nivel físico como a nivel emocional y cognitivo. Pero más allá de los meses de gestación, tu bebé necesita que le cuides y lo acurruques en todo momento durante nueve meses más después del nacimiento según un estudio publicado en la revista Evolutionary Psychology

Los bebés necesitan el contacto directo con la amorosa piel de mamá para su desarrollo físico y emocional saludable

Ciertamente, los bebés recién nacidos dependen de mamá y papá y requieren de cuidados especiales para cubrir todas sus necesidades físicas y emocionales, pero es tu calor de mamá y el contacto piel con piel, lo que verdaderamente necesita tu pequeño para adaptarse al exterior y desarrollarse durante sus primeros meses de vida.

Aunque tener a tu bebé en brazos muy acurrucadito a ti durante nueve meses puede parecer una exageración, la realidad es que se trata de un proceso natural, entre mamá – bebé, en que el se procura la adaptación del bebé a la vida extrauterina de una forma más natural y sin cambios bruscos.

La mamá debe proveer los mismos cuidados del embarazo nueve meses más

Según los investigadores de estudio publicado en la revista Evolutionary Psychology, el contacto físico cercano entre mamá y bebé durante los primeros meses de vida se le llama exterogestación, mejor conocido como método canguro; el cuál consiste en proporcionar contacto piel con piel, lactancia materna a demanda y todos los cuidados que necesitan la madre y el bebé.

El método canguro comienza desde el nacimiento y termina a los nueve meses siguientes, cuando el bebé empieza a gatear y tiene mayor autonomía. Para llegar a esta conclusión, los investigadores retomaron el estudio realizado por el doctor Ashley Montagu, quien en 1986 aseguraba que después de dar a luz, la mamá debe mantener los cuidados y el ambiente cálido del embarazo durante al menos, nueve meses más.

bebe en brazos de mama
Según investigaciones que datan desde 1986, la mamá debe mantener los cuidados y el ambiente cálido del útero una vez nazca el bebé.

Es decir, el bebé debe tener contacto físico directo con la madre, piel con piel, ya sea a través de una crianza en brazos, porteo, besos, caricias, abrazos, colecho y lactancia materna a demanda, para que todos sus sistemas en desarrollo maduren (cardíaco, respiratorio, motriz y sensorial) y sus necesidades emocionales sean atendidas con amor y cuidado.

Una vez que transcurren los primeros meses de vida, el bebé comienza a tener una interacción mayor con el mundo que lo rodea, y adquiere la seguridad y confianza para explorar su entorno de forma independiente.

¿Por qué son tan importante el método canguro para el bebé recién nacido?

Montagu explicaba que los bebés recién nacidos aún son seres inmaduros, razón por la cual los comparaba con los bebés canguros, los cuales después del nacimiento, continúan su gestación en la bolsa de su madre hasta que crecen lo suficiente para andar solos.

En el caso de los humanos, las madres no tienen bolsa, pero sí brazos, caricias y calor materno con el fin de ofrecerle cuidado, protección y alimento para su desarrollo. Este vínculo cercano entre mamá y bebé es fundamental tanto para el bebé como la madre, y una de la forma más natural de hacerlo, es a través de la lactancia materna. También se puede recurrir al porteo para mantener al bebé acurrucado al cuerpo de mamá.

El método canguro y contacto piel con piel proporcionan protección y seguridad, además afianzan las conexiones neuronales del recién nacido

En la investigación, los autores detallan que un embarazo de entre 38 y 40 semanas, no puede perdurar más por el tamaño del cerebro del bebé y el espacio del vientre, debido al estrechamiento de la pelvis de la mamá a medida que este crece, por lo que el desarrollo del niño debe continuar fuera del útero.

Un ejemplo de la necesidad del método canguro es el cerebro, el cual es aún es inmaduro al nacer, debido a que establece pocas conexiones neuronales y representa apenas el 25% del tamaño que tendrá en la adultez. Cuando el bebé se siente seguro fuera del útero materno, afianza su conectividad neuronal y con ello, su buen desarrollo y crecimiento.

Además, el contacto piel con piel con la mamá, estabiliza la frecuencia cardíaca y respiratoria del bebé, mejora las tasas de saturación de oxígeno y regula la temperatura corporal.

bebe en brazos de mama y el metodo canguro
Todos los bebés, a término, prematuros, sanos o con problemas, necesitan del contacto físico y el calor de mamá.

El método canguro no sólo es para el bebé prematuro

Por lo general, se aconseja el método canguro principalmente en bebés prematuros pues hace más 40 años, el neonatólogo colombiano Edgar Rey Sanabri demostró que los bebés prematuros que tienen contacto piel con piel y reciben el calor materno en el pecho de mamá (o de papá), evolucionan mejor que los que permanecen sin ningún tipo contacto físico en la  incubadora.

Sin embargo, la necesidad de estar acurricadito a mamá después de nacer es igual en bebés prematuros y bebés sanos, pues ambos necesitan estar junto a la piel de su madre y alimentarse de ella, simplemente se aplica según las necesidades de cada uno.

Los cuidados del Método Canguro son para todos los bebés, prematuros o a término, sanos o enfermos.

Según la Organización Mundial de Salud (OMS) el método canguro «Constituye un método moderno de atención en cualquier entorno, incluso en los lugares donde se dispone de costosas tecnologías y se tiene acceso a una atención adecuada. Se ha puesto de manifiesto que el Método Madre Canguro repercute eficazmente en el control de la temperatura, la lactancia materna y el desarrollo de vínculos afectivo referidos a todos los neonatos, al margen de su entorno, peso, edad gestacional y situación clínica

Un bebé siempre necesitará del contacto físico con su madre y su alimentación, pero si el bebé es prematuro, de bajo peso o sufre alguna dolencia, el contacto piel con piel será la base de los cuidados médicos que se le deba proporcionar. Los beneficios del contacto amoroso con mamá o papá, son innumerables y como afirma, Nathalie Charpak, en El bebé canguro «El Método Madre Canguro carece de límites y puede aplicarse, de forma precoz, a todos los bebés de todos los países del mundo».

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS