Bebes Maternidad

6 Mitos sobre la lactancia materna prolongada

lactancia materna prolongada
Un bebé de uno y dos años que toma pecho obtiene aproximadamente 1/3 de sus necesidades calóricas y proteicas diarias a través de la leche materna.

La lactancia es sin duda, una de las etapas más importantes y especiales de la maternidad. Tanto para proporcionarle al bebé todos los nutrientes que necesita, como para estrechar el vínculo que existe entre la mamá y su bebé. Amamantar es un acto hermoso e indispensable para el desarrollo y crecimiento saludable de los bebés. Sobre la leche materna, asociaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF recomiendan la lactancia materna como alimento exclusivo desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad, y según la mamá y el bebé lo deseen, también aconsejan mantenerla hasta los los 12-24 meses de edad o más, complementada por otros alimentos.

A pesar de esto, la lactancia por encima del año de edad es algo que no se da muy frecuente y aunque son muchos los beneficios que han sido comprobados al respecto, aquellas mamás que se deciden a seguir dándole pecho a su bebé incluso después del año, se pueden encontrar un poco juzgadas o inseguras por los mitos y creencias populares que hay en torno a la lactancia materna prolongada.

Muchas madres se sientes juzgadas o inseguras por los mitos y creencias de la sociedad con respecto la lactancia materna prolongada.

La lactancia materna prologada es un proceso natural en donde no solo influyen aspectos fisiológicos, sino también emocionales de cercanía y amor, pero gracias al poco conocimiento e información sobre los grandes beneficios que tiene la lactancia materna, existen muchos mitos en relación a la lactancia materna y su tiempo de duración. Así que si eres de las que ha decidido amamantar a tu bebé más allá de los dos años de edad o del tiempo establecido como “normal” por la mayoría de las personas, seguramente en algún momento escucharás decir alguno de estos mitos.

6 Mitos sobre la lactancia materna prolongada más comunes

Debido a la falta de información son muchas las personas que le aconsejan a las madres retirarle el pecho al bebé apenas con meses de nacido con el pretexto y los falsos mitos que hay entorno a la calidad de la leche después de los 12 meses, así como el excesivo apego del bebé con la madre. Veamos los 6 mitos más comunes que surgen por los comentarios de la gente.

  • 1. “No hay valor nutricional en tu leche después de un tiempo”

La leche materna que produzcas siempre seguirá siendo leche materna, no existe ningún sello que diga “consumir antes de” en la leche que produces, así que puedes quedarte tranquila y confiar en que tu bebé aún con dos años de edad recibirá una gran proporción de nutrientes. De hecho, la leche materna continúa proporcionándole grandes cantidades sustanciales de nutrientes importantes después de cumplir su primer año, como lo son las proteínas, grasas y casi todas las vitaminas, incluso se ha comprobado que los elementos inmunes que se encuentran en la leche materna, aumentan durante el segundo año de vida del bebé.

La leche materna no tiene fecha de vencimiento

Al día de hoy, la leche materna es considerada la “leche de niño original”, así que como puedes ver hay más razones a favor que en contra sobre la lactancia prolongada. Mientras tu pequeño se va desarrollando, aprende a caminar y comparte juguetes y comida con otros niños (así como gérmenes), el está recibiendo toda la protección que necesita para su aún frágil sistema inmunológico. Gracias a la leche materna tu bebé  estará más protegido y si llega a enfermarse los anticuerpos que recibe con la leche materna aliviará cualquier malestar para que dure el menor tiempo posible.

bebe de un año amamantando
La leche materna es el principal recurso de nutrición en el primer año de vida de un bebé.
  • 2. Si tienen edad para pedirlo, tienen edad suficiente para destetarse

Desde el momento en el que nace, tu bebé de alguna u otra forma ha estado “pidiendote” amamantar. Su instinto natural de acercarse a mamá para tomar la leche, ha estado marcado por la necesidad de alimentarse, de sentirse cómodo y vinculado con su mamá, además de un impulso inmunológico. Así que el hecho de que tu bebé ahora puede pedir pecho tirando de tu blusa o con algunas palabras, no significa que sus necesidades son menos importantes o diferentes.

Así como los bebé son capaces de pedir con su mano que quieren un chupete o un juguete para sentirse más cómodos, también lo son para pedir pecho, porque ahora tú como mamá eres su apoyo. Pero si te sientes incómoda cada vez que tu niño tira de tu camisa o usa una palabra muy evidente, puedes hacer que aprenda a pedir la leche con un nombre que no sea tan obvio para cuando estén fuera de casa.

bebé amamantando
Debes saber que la lactancia prolongada solo tiene beneficios.
  • 3. “¡No puede tomar el pecho porque ya tiene dientes!”

La aparición de los primeros dientes de tu bebé no es una razón determinante para destetar a tu bebé. ¿Pero y si me lastima mientras le doy de pecho? Cuando tu bebé bebe algún líquido su lengua se extiende ampliamente sobre sus dientes inferiores, de modo que forma una especie de sello con sus labios y su lengua alrededor de tu pecho para no lastimarte. Si notas que te está mordiendo, quiere decir que no esta tomando la leche, así que en este caso puedes retirarle tu pecho y decirle a tu pequeño en tono suave pero firme que no deber morder.

  • 4. ¿Por qué no usas sacaleches y le das desde un biberón?

Lo mejor de la leche materna, además de ser el alimento más nutritivo y conveniente para el desarrollo de los bebés,  es que no hay necesidad de utilizar ningún artefacto o envase, lo que quiere decir que no hay que desmontar, limpiar y esterilizar, ¡solo dar de pecho y ya!

Además la leche materna no solo representa un alimento, para los bebés, en especial lo más pequeños, también se trata de la conexión, la comodidad y la regulación emocional: la tarea de la succión, el acurrucamiento con mamá junto a los elementos calmantes de la leche (la oxitocina, la colecistoquinina y los endo-canibinoides tienen efectos relajantes) cambian la química del cerebro de tu bebé.

Si por el contrario no estás amamantando a tu bebé, también puedes ofrecerle seguridad y ayudar a tu pequeño a manejar las emociones fuertes con demostraciones de afecto, con el biberón o su juguete favorito.

  • 5. ¿Seguro que lo estás haciendo por tu hijo?

La lactancia materna también tiene grandes beneficios para las madres, pues la mayoría de la veces funciona también como una excelente herramienta para tranquilizar a un bebé inquieto. Las únicas veces en las que algunas madres podrán ver a su niño tranquilo es cuando este se acurruca en el regazo de mamá mientras está amamantando muy concentrado y en silencio.

Sin embargo, habrán muchas madres que te advertirán, que a pesar de que la leche materna es una maravillosa herramienta que puede detener una rabieta o calmar a un niño cansado para hacerlo dormir en cuestión de minutos, no es bueno acostumbrarlo a eso, ya que asociará hacer rabietas con comer.

Así que no se puede forzar a que el niño continúe amamantando. Cuando ellos deciden que es momento de destetar, será de esa forma. En general, este se trata de un proceso gradual y aunque algunas madres  pueden sentir cierta tristeza al saber que este hermosa etapa terminó, la mayoría se siente feliz y orgullosa de ver que su pequeño ya superó la necesidad de amamantar.

lactancia materna prolongada
La lactancia prolongada ​aumenta los sentimientos de confianza y bienestar ma­ternos.
  • 6. ¡Tu bebé lo recordará!

Si esto es un motivo de preocupación para ti, debes saber que en realidad, la gran mayoría de los bebés no pueden recordar cuando amamantaron. El que lo puedan recordar, depende sin duda de la edad del lactante, pero la mayoría de los bebés son destetados mucho antes de que sean conscientes de la asociación que tienen los pechos de la mujer en las relaciones intimas; una de la razones o preocupación por la cuál nace este comentario.

Sin duda, es más un reflejo de la mentalidad de la persona que hace el comentario que un problema para la madre o el niño que está amamantando.

Son muchos los que encuentran extraño que un bebé aún amamante cuando ya habla y camina, pero la realidad es que no hay una edad tope o específica para dejar de amamantar a tu bebé, ya que se trata de algo que se da forma natural y que solo depende de ti y de tu pequeño. Así que ¡no permitas que ninguno de estos mitos te impidan continuar amamantando a tu pequeño! Eso sí una vez sientas que ya es momento de destetar, debe comenzar con este proceso de sustitución con tranquilidad y sin culpas.

¿Hasta que edad vas a amamantar o haz amantado a tu bebé?

5 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

  • Bueno yo trabajo por las mañanas y cuando llego a casa mi bebé se cuelga de mi ropa para que le dé teton como el le dice teton poco a poco estoy tratando de quitarle por que hay veces que no me deja hacer nada y solo quiere estar en mis brazos con la teta en la boca el tiene un año y medio hace sus cositas bien para la edad que tiene es bien despierto bien atento y amable a su tía como estubo operada del pie y usaba muletas cada ves que le veía caminar sin las muletas se iba corriendo a su cuarto a pasarle las molestas y como no se podía poner un zapato por la operación la veía sin su zapato iba corriendo buscaba y le traía a pesar que no habla bien aún dice unas palabras que no se le entiende pero se ve que mi bebé hermoso es una dulzura de personita te amo hijo mío y bueno esas cositas a aprendido por que quien mejor puede cuidar de mi bebé que mi madre gracias mamá por ser la mejor te amo y a mi hermana también que lo aguantan tanto 😘😘😄😘🤗😄

  • La gente dice de todo como si todos los niños fuesen igual…
    Sobretodo entre mamas que critican mucho a otras…
    No le des el pecho que no aprendera nada….ya esta grande para darle el pecho …yo a mis hijos los destete a los 6 meses… Tu leche ya es agua…etc tanta estupidez…
    En fin mamas dejen de joder a otras mamás y listo..

Última actualización del articulo 10 octubre 2017