Bebes Maternidad

¿Por qué nos producen tanta ternura los bebés?

bebe ternura

No solo nos parecen lo seres más hermosos del mundo, sino que provocan en nosotros el deseo de abrazarlos y cuidarlos. Es que no hay duda que los bebés son tan tiernos que despiertan en las personas un instinto de protección.

La razón para que los pequeños nos gusten tanto no tiene mucho que ver con que si son realmente lindos o no, sino con la preservación de la especie que nos hace ver en sus rasgos a un ser indefenso que debe ser protegido.

Son muchos los estudios que señalan que los rasgos físicos que caracterizan a un bebé inspiran tanta ternura que nos lleva a querer tomarlos en nuestros brazos y protegerlos. Algunos le llaman instinto materno, otros simplemente se refieren a él como supervivencia de la especie.

Los bebés: los más indefensos de los mamíferos

Sí, sabemos que los seres humanos nos enorgullecemos constantemente por ser la especie más inteligente del planeta y la que es capaz de emplear los distintos recursos para construir cosas increíbles y transformar nuestro ambiente.Pero a pesar que tenemos el cerebro más desarrollado que los demás mamíferos, lo cierto es que cuando somos bebés la realidad es totalmente distinta.

Los bebés humanos son los mamíferos más dependientes del mundo. Al nacer no pueden caminar solos y mucho menos podrán sobrevivir sin el cuidado de los adultos, así que esa es una de las razones para que los rasgos de los bebés nos inspiren una necesidad enorme de protección.

Los ojos grandes, la frente pronunciada, la nariz chata y un mentón pequeño nos causan una ternura extrema.

Y los ositos también son tiernos

Otra cosa increíble es la capacidad de los seres humanos de extrapolar esta sensación de ternura a otros mamíferos bebés. Por eso es que nos encantan y nos hacen suspirar los osos bebés o los gaticos pequeños, a pesar que ellos sí pueden ser mucho más independientes que los bebés.

La razón es que el cerebro humano ya reacciona ante las características de los bebés automáticamente, y al otros mamíferos pequeños poseer también estás características nos lleva a querer cuidarlos y abrazarlos.

Todo una oportunidad para la publicidad

Los publicistas han sabido explotar de una gran manera este sentimiento de ternura para vender distintos productos. por eso es muy común que veamos que la imagen de ciertos artículos como papel de baño o detergentes sea un oso o un perrito pequeño.

En teoría nada tiene que ver un oso con un producto de higiene personal, pero la ternura que inspiran estos pequeños hace que las personas tiendan a escogerlos.

Sin embargo algo sí te aseguramos, nunca va a existir un bebé más tierno y más hermoso que tu pequeño.