Bebes Maternidad

+25 Papillas para bebés de 8 meses deliciosas y nutritivas

¿Tu bebé acaba de cumplir 8 meses y quieres variar su alimentación? Alrededor de los 8 meses de edad, la mayoría de los bebés son unos expertos en comer purés y papillas semi-líquidas, pues ya forman parte de su dieta. En esta etapa, las papillas para bebés de 8 meses incluyen nuevos sabores, texturas y alimentos cortaditos en trozos pequeños.

Las papillas para bebés de 8 meses son nutritivas y se sirven con alimentos cortados en trocitos

Cuando los bebés cumplen los 8 meses de edad, es importante brindarle variedad de sabores que le permitan degustar sus primeras comidas de forma sana y deliciosa. Sin embargo, lo ideal es ofrecerle los alimentos nuevos a modo de prueba (de unos pocos días a una semana), para prevenir posibles alergias.

Si quieres sorprender al paladar de tu bebé, te compartimos nuevas y ricas recetas de papillas para bebés de 8 meses con distintos alimentos, sabores y textura. ¡Aprende a prepararlas!

papillas para bebés de 8 meses
La salud de los niños depende en gran parte de su alimentación, sobre todo en la etapa inicial.

Papillas para bebés de 8 meses ¡Súper nutritivas!

La textura y sabor de las papillas para bebés de 8 meses varía con respecto a los meses anteriores. Al comienzo, entre los 5 y 6 meses, los alimentos se les daba tipo puré, a los 7 meses chancaditos, y ahora son alimentos cortaditos en trozos pequeños.

En torno a los 8 meses la mayoría de los bebés ya dominan el poder masticar y pasar bien los alimentos, incluso si aún no tienen dientes. Por esta razón, ¡ya puedes darles algunos alimentos cortaditos!

Las papillas de frutas, verduras, pollo y carne, son la opción ideal para tu bebé de 8 meses

En esta etapa el bebé ya puede comer brócoli, berenjena y más frutas. Recuerda que al momento de introducir nuevos alimentos, es importante utilizar cantidades simples en los ingredientes, frutas, verduras y proteínas, para que sea más fácil detectar alergias o intolerancias, en caso de que las haya.

A continuación, te proponemos diferentes recetas de papillas para bebés de 8 meses de cereales, frutas, verduras y proteínas con las que siempre podrás sorprender al paladar de tu bebé.

Recetas de papillas con textura y sabor para bebés de 8 meses

papillas para bebes de 8 meses recetas
La textura de las papillas a partir de los 8 meses es más espesa e incluye alimentos cortaditos en trozos.

Desde los 8 meses hasta cumplir su primer año, tu bebé se encuentra en una etapa de transición en su alimentación, probando distintos alimentos hasta llegar a comer como los adultos. Por eso es necesario contar con una dieta variada que incluya los alimentos recomendados por el pediatra, para brindarle platillos deliciosos y nutritivos como las papillas.

Te proponemos nuevas recetas de papillas pensadas para bebés de 8 meses ideales para innovar tu recetario con opciones deliciosas y nutritivas.

¡Son muy sencillas y rápidas de preparar!

Papillas para bebés de 8 meses de cereales

Los cereales son parte muy importante de una alimentación sana y balanceada. A los 8 meses, se recomienda incluir en la dieta del bebé cereales como el arroz, la avena, el trigo y demás cereales con gluten. Estos aportarán vitaminas del grupo B, hierro, zinc, calcio, magnesio y fibra al organismo de los pequeños.

Te compartimos una selección especial de recetas de papillas para bebés de 8 meses de cereales con gluten para que tu bebé disfrute de su rico sabor y adquiera todos sus nutrientes.

1. Papilla de quinua

La quinoa o quinua es un cereal que pocas personas conocen debido a que se trata de un alimento relativamente nuevo. Se trata de un grano cereal que posee micronutrientes muy importantes en la dieta del bebé como potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc, por lo que resulta súper saludable e indispensable.

Esta receta de papilla de quinua es muy fácil de preparar y súper nutritiva ¡toma nota!

Ingredientes

  • 1/2 taza de quinua cruda
  • 3/4 taza de agua
  • 1/2 taza de leche materna o de fórmula
  • 1/2 cucharadita de aceite de oliva

¿Cómo preparar?

  1. Pon a hervir el agua en una olla a fuego alto.
  2. Cuando rompa hervor introduce la quinua, baja el fuego a mínimo y deja cocinar por 15 minutos.
  3. Una vez esté lista, licúa la quinua con la leche materna (o de fórmula) y el aceite de oliva.
  4. Sirve en un pequeño recipiente y guarda una porción en el refrigerador para una próxima comida.

2. Papilla de avena con ciruelas pasas

Para un desayuno nutritivo que aporte energías, nada mejor que esta papilla de avena con ciruelas pasas. La avena es un cereal de rápida cocción, muy saciante y una excelente fuente de fibra, vitaminas y minerales ideales para la dieta de tu bebé.

Para añadirle un toque dulce, te proponemos añadir una fruta dulce como las ciruelas pasas.

Ingredientes

  • ¼ de taza (30 g. o 1 oz.) de avena molida.
  • 4 ciruelas pasas (ciruelas secas)
  • 1 taza (250 ml. o 8 fl. oz.) de agua

¿Cómo preparar?

  1. En una olla pequeña, coloca la avena molida y una taza de agua.
  2. Cocina a fuego lento la avena, removiendo constantemente, hasta que la mezcla se espese, por aproximadamente 5 minutos.
  3. Para hacerlo más suave, agrega agua, leche materna o fórmula. Retira del fuego.
  4. En otra cacerola, mezcla las ciruelas pasas con ¾ de taza de agua.
  5. Cocina a fuego lento hasta que las ciruelas estén tiernas, por unos 8 minutos.
  6. Retira del fuego y deja enfriar un poco.
papillas para bebes de 7 meses avena con ciruela pasas
Esta rica papilla de avena y ciruelas pasas es perfecta para mejorar el estreñimiento de tu pequeño.

3. Papilla de frutas y cereales mixtos

Para sorprender al paladar de tu bebé, nada como una rica papilla de frutas y cereales mixtos como esta de banana, manzana, cacitos de cereales sin gluten y zumo de naranja. Una combinación deliciosa de sabores similar a un batido de frutas, que tu bebé amará.

¡Es saludable, nutritiva y exquisita!

Ingredientes

  • 1/4 de banana
  • 1/4 de manzana
  • Zumo de 1 naranja
  • Cacitos de cereales al gusto
  • 1 chorrito de leche materna o de fórmula

¿Cómo preparar?

  1. Lava, pela y corta en trozos pequeños la banana y la manzana. Recuerda retirar las semillas.
  2. Introduce en el vaso de la licuadora la banana, manzana y el zumo de una naranja.
  3. Tritura todo y añade unos cacitos de cereales molidos hasta obtener una textura suave y ligera.
  4. Si notas que está un poco espesa, añade un poco de leche (de la que tu bebé tome habitualmente).
papillas para bebes de 6 meses cereal y frutas
Una papilla llena de mucho sabor y nutrientes importantes para complementar la lactancia.

Papillas de frutas para bebés de 8 meses ¡Deliciosas!

Las frutas son ideales para el desayuno y la merienda de tu pequeño. Ahora es cuando puedes presentarle a tu bebé combinaciones de frutas que no solo le encantarán, también le darán los nutrientes y la energía que necesita para crecer saludable.

A los 8 meses se suele comenzar con las frutas más suaves, para luego combinarlas entre sí y ofrecerle diferentes sabores y texturas. Dependiendo de la textura deseada, papillas pueden ser más o menos consistentes, pero siempre cremosas para que el bebé las saboree sin problemas.

En esta etapa, puedes comenzar a incluir la papaya, el mango y la sandía a las recetas de papillas de frutas que más le gustan a tu bebé. ¡Veamos la recetas paso a paso!

4. Papilla de plátano, manzana y mandarina

Esta combinación quizá ya se te había ocurrido, y es que cuando el bebé ya tiene 8 meses debes incorporar nuevos alimentos a su dieta, por lo que la mezcla de sabores es totalmente válida. La mandarina es una fruta rica en vitamina C, propiedad muy importante para que el cuerpo de tu bebé esté preparado para combatir enfermedades.

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 1 manzana
  • 1 mandarina
  • Agua

¿Cómo prepararla?

  1. Lava y pela la manzana y el plátano
  2. Corta trozos pequeños
  3. Pon a cocinar ambas frutas a fuego lento hasta que la fruta se ablande y espese
  4. Tritura las frutas en la licuadora o pasapurés
  5. Añade el jugo de mandarina y la pulpa para darle más textura (retira las semillas)
  6. Sirve tibio en el plato de tu bebé
papillas para bebes de 8 meses
La manzana y la mandarina son ideales para proporcionar vitaminas a los bebés de 8 meses, en especial si están decaídos o enfermos.

5. Papilla de manzana, pera, banana y naranja

La combinación de varias frutas en una sola papilla es válido a los 8 meses. La manzana, la naranja, la banana y la pera brindarán una rica mezcla de sabores al paladar de tu pequeño.

Aprende a preparar esta práctica receta de papilla multifrutas (puedes incluir otras frutas).

Ingredientes

  • 1 manzana
  • 1 pera
  • 1 banana
  • Zumo de naranja

¿Cómo prepararla?

  1. Lava y pela todas las frutas
  2. Córtalas en pequeños trozos a excepeción de la naranja
  3. Introdúcelas en el vaso de la licuadora y tritura hasta tener una mezcla homogénea.
  4. Añade el zumo de naranja y mezcla nuevamente
  5. Sirve al instante para que la fruta no se oxide ni pierda su valor nutricional
Las combinación de varias frutas harán una papilla cremosa y deliciosa, mezclar varios sabores le brindará una rica experiencia a tu bebé.

6. Papilla de durazno y manzana

La manzana es una de las frutas preferidas de los bebés, por lo que agregar a la papilla otro ingrediente como el durazno ayudará a que pruebe otros sabores y, para que sea aún más deliciosa la puedes acompañar con galletas o cereales, ya que a esta edad está permitido.

Ambas frutas proporcionan vitaminas importantes al organismo.

Una papilla de durazno y manzana ayudará a evitar que tu bebé tenga problemas digestivos a sus 8 meses de edad

Ingredientes

  • 1 durazno pequeño
  • 1 manzana pequeña
  • 1 cucharada de cereales o una galleta
  • Agua o leche

¿Cómo prepararla?

  1. Pela las frutas y retira todas sus semillas
  2. Licua la manzana, el durazno añadiendo leche o agua.
  3. Incorpora el cereal de preferencia o la galleta para darle una textura espesa
  4. Sirve tibio o frío a tu bebé
papillas para bebes de 8 meses
Una papilla deliciosa y llena de vitaminas E, K y potasio.

7. Papilla de pera y aguacate

El aguacate es un alimento rico ácidos grasos y nutrientes como el folato, la vitamina E y la luteína, ideal para la alimentación del de 8 meses. Debido a su sabor neutro, y su consistencia suave, el aguacate combina muy bien con otras frutas más dulces como la pera.

Ingredientes

  • 25 gramos de aguacate
  • 25 gramos de pera.
  • Agua o leche materna

¿Cómo preparar?

  1. Pela y machaca con un tenedor el aguacate y la pera. No olvides retirar las semillas.
  2. Añade agua hervida o leche, según sea necesario para obtener un puré con consistencia cremosa.

Contiene hierro, vitaminas E y B6 y muchas proteínas vegetales.

8. Papilla de ciruela y pera

¿Tu bebé ya probó su primera papilla de ciruelas? Las ciruelas son otras de las frutas que puedes incorporar en la dieta de tu pequeño una vez que ha probado las clásicas de banana, pera y manzana.

Para variar un poco su sabor, puedes añadirle una dulce pera. Esta papilla de ciruelas y peras tienen mucha fibra, lo cual resulta ideal para prevenir el estreñimiento del bebé en esta etapa.

Ingredientes

  • 2 peras
  • 5 ciruelas

¿Cómo preparar?

  1. Lava cuidadosamente las frutas, córtalas en trozos y deja algunas con cáscara y otras sin cáscara
  2. Cocínalas al vapor hasta que estén tiernas y luego tritura.
  3. Según la consistencia que desees lograr puedes añadir el agua de la cocción o una cucharadira de cereales

¿Qué te parece esta papilla de ciruelas y peras?

9. Papilla de papaya

Esta papilla hecha a base de papaya es perfecta para estimular en el bebé el gusto por los diferentes sabores y texturas. Al tener un sabor tan delicioso y dulce, tu bebé amará esta papilla desde el primer momento. Además, le aportará potasio, vitamina A, magnesio y ácido fólico.

Ingredientes

  • 1 rebana pequeña de papaya

¿Cómo preparar?

  1. Lava y pela la papaya
  2. Corta una rebana pequeña de papaya y retira todas las semillas negras
  3. Haz un puré de la pulpa con un tenedor o la licuadora hasta que quede suave.

¡Añade trocitos pequeños para tu bebé disfrute el masticarla!

10. Papilla de melón, pera y plátano

Una vez haya probado el auténtico sabor dulce y refrescante del melón, puedes añadir otras frutas que ya conozca como la pera y el plátano para preparar una papilla llena de sabor y nutrientes para tu bebé.

El melón es una fruta refrescante que puedes combinar con otras para tu bebé disfrute de una rica explosión de sabores.

Ingredientes

  • 1 melón pequeño
  • 1/2 pera
  • 1/2 plátano
  • 1 o 2 galletas (opcional)

¿Cómo preparar?

  1. Pela y corta a dados cada fruta
  2. Introdúcelas en el vaso de la batidora, tritura y sirve.
  3. Añade galletas o trozos de frutas para que su textura no sea tan líquida

11. Papilla de melón y papaya

Refrescante y sabroso, el melón aporta vitamina A y vitamina E, y un elevado contenido en agua, por lo que resulta ideal para combinar con la papaya. Esta fruta de dulce sabor, eleva las defensas y combate el estreñimiento del bebé.

Ingredientes

  • 50 gramos de melón
  • 50 gramos de papaya
  • 1 taza de agua

¿Cómo preparar?

  1. Pela retira todas las semillas del melón y la papaya
  2. Trocea ambas frutas
  3. Aplástalas con un tenedor o en una licuadora
  4. Si es necesario, agrega un poco de agua.
  5. Agrega uno que otro trocito de fruta a la papilla y sirve
papillas para bebes de 8 meses papaya
Una papilla deliciosa que sorprenderá al paladar de tu bebé.

12. Papilla de mango

El mango es un fruta tropical de sabor dulce que puedes incluir en la dieta de tu bebé, una vez que pruebe sus primeras papillas de frutas. Al ser muy rica en vitamina C, esta papilla resulta un gran alternativa para proveerle al bebé un aporte diario extra de este importante nutriente.

Una receta que puedes ofrecérsela a tu bebé tanto de merienda como de desayuno

Ingredientes 

  • 1 taza de mango en cuadritos

¿Cómo preparar?

  1. Pela el mango cuidadosamente, retira el hueso y córtalo en cuadritos
  2. Vierte el mango en el vaso de la licuadora y cierra bien la tapa
  3. Tritura durante 1 minuto o hasta obtener la textura deseada

13. Papilla de papaya y pera

La papaya es una fruta muy dulce y jugosa que puedes incorporar en la dieta de tu bebé a partir de los 8 meses de edad. Su sabor no es muy fuerte para los bebés, pero su toque dulce la hace perfecta para combinarla con otra fruta que ya forma parte de la dieta de tu bebé como la pera.

La papaya es muy suave y fácil de tragar, además es rica vitamina C, beta caroteno y contiene enzimas que facilitan la digestión.

Ingredientes

  • 1/4 de papaya
  • 1 pera

¿Cómo preparar?

  1. Pela un pedacito papaya y retira la semillas negras con la ayuda de un tenedor
  2. Aplasta y machaca para obtener un puré suave
  3. En una olla con agua pon a cocer la pera.
  4. Luego, tritura la pera junto con la papaya en una licuadora
  5. Sirve tibio o frío

14. Papilla de mango y banana

La banana y el mango son de las frutas más populares en las primeras papillas del bebé. Además de ser deliciosas y de fácil digestión, aportan un importante contenido en vitamina C, la cual ayuda a la formación y reparación de tejidos y fortalece las defensas del organismo de los pequeños.

Ingredientes

  • 1 plátano (banana)
  • 1 mango pequeño

¿Cómo preparar?

  1. Lava y pela el mango de forma vertical raspando el hueso. Haz lo mismo con la banana
  2. Corta ambas frutas en pedazos grandes y colócalas en una licuadora
  3. Licúa o procesa la fruta hasta obtener un puré con una consistencia espesa

Papillas de verduras para bebés de 8 meses

Cuando tu bebé llega a los 8 meses es importante incluir en su dieta vegetales, granos y mucha fibra, como lentejas, berenjenas, brócoli, coliflor, además de las verduras que ya forman parte de su dieta como la papa, la zanahoria, la calaza, el calabacín, etc. Estos alimentos complementarán su nutrición y lo ayudarán a crecer sano y fuerte.

En esta etapa se deben preparar las papillas saladas con tres o más verduras para que el pequeño tenga una buena porción de nutrientes tanto en el almuerzo como en la cena.

15. Papilla de calabacín, papa y calabaza

¿Tu bebé ya reconoce el sabor de la papa, el calabacín y la calabaza? Una vez que tu bebé ya se acostumbró al sabor de las primeras papillas, puedes combinarlas entre sí para ofrecerle una papilla totalmente diferente. En esta oportunidad, le añadiremos un delicioso caldo de verduras o de pollo para darle mucho más sazón.

Sin dudas, es una receta fácil, rápida de hacer y ¡muy nutritiva!

Para conseguir un aporte extra de vitaminas, te recomendamos cocinar el calabacín con piel.

Ingredientes

  • ½ calabaza o puerro troceado
  • 250 gr de papa, pelada y cortada en dados
  • 200 ml de caldo de pollo o verduras sin sal
  • 1 calabacín mediano, troceado

¿Cómo preparar?

  1. Pela y corta todas las verduras en trozos pequeños
  2. Una vez cortados, sofríe el puerro troceado en un sartén con mantequilla.
  3. Añade los dados de papa y cocínalos juntos por unos tres minutos.
  4. Incorpora el caldo y deja que hierva a fuego lento con una tapa, durante 5 minutos.
  5. Luego, añade el calabacín troceado y continúa la cocción durante 10 – 15 minutos hasta que las verduras estén blandas
  6. Licúa todo en una olla con una batidora manual.

16. Papilla de batata, zanahoria y calabacín

Dos de las primeras verduras que suele probar el bebé en sus primeras papillas son el calabacín y la batata o boniato.

La batata es un tubérculo que contiene betacarotenos y vitamina A al igual que la zanahoria, por lo que ayuda a mejorar la visión. El calabacín por su parte, es rico en agua y favorece la hidratación, así que es una combinación excelente para incluir verduras en la dieta del bebé.

Ingredientes

  • 2 boniatos o batatas
  • 2 calabacines
  • 2 zanahorias
  • Caldo de verduras sin sal o agua
  • Leche materna o de fórmula
  • Aceite de oliva

¿Cómo preparar?

  1. Lava y pela todas las verduras. Corta los calabacines, batatas (o boniatos) y zanahorias en trozos pequeños.
  2. Pon a cocinar la batata y la zanahoria en una olla con el caldo o agua.
  3. Dejar que hierva durante unos cinco minutos.
  4. Incorpora los trozos de calabacín, baja el fuego, y espera que se cocine unos 10 minutos más.
  5. Coloca todas las verduras en una licuadora o pasapurás con un chorrito de aceite de oliva.
  6. Tritura añadiendo un poco de caldo, hasta lograr la consistencia adecuada.
  7. Cuela la papilla para quede fina y sirve.
papillas para bebes de 6 meses calabacin y batata
Es una papilla nutritiva y muy digestiva, de sabor muy suave, ideal para la comida o almuerzo del bebé.

17. Papilla de mazorca de maíz con calabaza

Los 8 meses son ideales para incluir en la dieta de tu bebé nuevos sabores y combinaciones como el de la mazorca de maíz junto con calabaza o zapallo. Esta papilla es muy completa ya que el maíz es rico en hidratos de carbono y proteínas, y por lo tanto aporta mucha energía al organismo.

Ingredientes

  • ½ kilo de calabaza
  • ¼ de mazorca de maíz
  • ¼ taza de leche
  • ½ cucharadita de mantequilla

¿Cómo prepararla?

  1. Pela y corta la calabaza en trozos pequeños
  2. Pon a cocinar el maíz y la calabaza en un cazo con agua por 20 minutos (hasta obtener una contextura suave)
  3. Escurre el maíz y la calabaza y licua con la leche y la mantequilla
  4. Sirve tibio en el plato de tu bebé
La calabaza es una verdura rica y nutritiva, contiene calcio, fósforo y es una buena fuente de fibra.

18. Papilla de alcachofa

A los 8 meses tu bebé ya está preparado para su primera papilla de alcachofa. Esta rica hortaliza de sabor dulce tiene propiedades diuréticas y digestivas muy beneficiosas para tu pequeño, pero en esta etapa sólo se recomienda ofrecerle el corazón y en forma de puré.

¡Aquí la receta!

Ingredientes

  • 1 o 2 corazones de alcachofa, según el tamaño
  • 4 hojas de albahaca
  • 1 cucharada sopera de queso blanco
  • 1 cucharadita de queso parmesano rallado.

¿Cómo preparar?

  1. Pon a hervir los corazones de alcachofa durante unos 15 minutos en un cazo con agua.
  2. Escúrrelos y deja que se enfríen.
  3. Tritura los corazones de alcachofa junto con las hojas de albahaca, el queso fresco y el parmesano
  4. Una vez obtengas una textura cremosa, sirve.

19. Papilla de calabacín, papa y puerro

La papilla de calabacín, papa y puerro es muy agradable al paladar del bebé, pues tiene un sabor exquisito gracias al caldo de verduras o pollo con que se va preparar.

Se trata de una receta fácil, rápida y muy nutritiva ya que el calabacín es una verdura muy rica en agua que no posee calorías, por lo cual es un excelente diurético.

Ingredientes

  • ½ puerro pequeño, troceado
  • 250 gr de papa, pelada y cortada en dados
  • 200 ml de caldo de pollo o verduras sin sal
  • 1 calabacín mediano, troceado

¿Cómo preparar?

  1. Pon a freír los trozos de puerro en un sartén con mantequilla hasta que se ablanden.
  2. Añade los dados de papa y cocínalos durante tres minutos.
  3. Incorpora el caldo y déjalo hervir a fuego lento durante 5 minutos más.
  4. Después, añade el calabacín troceado y continua la cocción durante 10 – 15 minutos hasta que las verduras estén blandas.
  5. Licúa todo en la cacerola con una batidora manual.

Para conseguir un aporte extra de vitaminas, te recomendamos cocinar el calabacín con piel.

20. Papilla de brócoli

El brócoli además de delicioso, ayudará a que tu bebé tenga huesos sanos y fuertes porque tiene alto contenido de calcio y magnesio. Una papilla a base de este delicioso vegetal le aportará  muchos nutrientes a tu pequeño y lo preparará para un óptimo crecimiento.

Ingredientes

  • 40 gramos de pasta (sin huevo)
  • 1/2 taza de leche
  • 1 taza de brócoli
  • Agua

¿Cómo prepararla?

  1. Pon a hervir agua en dos ollas a fuego alto
  2. Agrega la pasta en una de ellas y el brócoli en la otra
  3. Cuela o escure la pasta y el brócoli
  4. Corta el brócoli en pedazos pequeños
  5. Tritura la pasta con el brócoli y añade la leche
  6. Luego, cocina a fuego medio por unos minutos hasta que adquiera textura
  7. Espera que esté a temperatura ambiente para servir
Al igual que la zanahoria, el brócoli es un agente protector de la vista.

21. Papilla de berenjena

Las berenjenas no suelen ser opción principal para las madres, sin embargo, es necesario añadirlas a la dieta de los 8 meses ¡Una rica papilla de berenjenas será ideal para tu bebé! Gracias al consumo de este vegetal, se fortalecerán los músculos de tu pequeño.

Ingredientes

  • 1 berenjenas fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Agua

¿Cómo prepararla?

  1. Lava, pela y corta en cuadritos la berenjena (retirar las pepas)
  2. Coloca la berenjena en una olla y cocina por 15 minutos a fuego medio
  3. Cuando la berenjena esté cocida, déjala escurrir fuera de la olla
  4. Tritura y agrega aceite de oliva para dar sabor
  5. Sirve y acompaña con arroz triturado para agregar una porción de fibra a la papilla
No solo puedes darle berenjena a tu bebé en papillas, también en jugo resulta deliciosa y no pierde los nutrientes.

22. Papilla de lentejas

Los granos o legumbres también pueden ofrecerse al bebé de 7 meses, siempre y cuando sea en forma de papilla.

La papilla de lentejas es una excelente opción porque es rica en proteína natural, además aporta muchos nutrientes importante como sodio, potasio, selenio, hierro, zinc, magnesio, calcio y vitaminas, sobretodo las del grupo B como la B2, B3, B6 y B9, las cuales ayudan al bebé a tener un mejor crecimiento muscular y orgánico.

Ingredientes

  • 1 taza de lentejas sancochadas
  • 1/2 taza de leche materna o de fórmula
  • 1/2 cucharadita de mantequilla o aceite de oliva

¿Cómo preparar?

  1. Pon a cocinar las lentejas en un cazo con agua hasta que estén totalmente blanditas.
  2. Una opción es usar las lentejas de la olla que se prepara para el resto de la familia, pero sólo aquellas que quedan en la parte de arriba, ya que contienen poco aderezo (Sin sal)
  3. Una vez listas, licua las lentejas con la leche materna o de fórmula y la mantequilla.
papillas para bebes de 6 meses lentejas
La papilla de lentejas es una buena forma de introducir las legumbres en la alimentación del bebé.

Papillas de carne y pollo para bebés de 8 meses

Las proteínas no pueden faltar en el menú de tu bebé y, aunque no pueda masticarlas bien, puedes dárselas en forma de papillas. La carne de ternera, el pollo y el pavo son los tipos de carnes más recomendados en la alimentación de los 8 meses, por lo que es importante que la incorpores en la dieta de tu bebé.

Apunta algunas de estas recetas de papillas de carne y pollo con vegetales y anímate a prepararlas para que tu bebé las pruebe, disfrute de nuevos sabores y obtenga todos los nutrientes, minerales y proteínas que necesita en esta etapa.

23. Papilla de zanahoria con pollo

La zanahoria es una de las verduras más fáciles de ofrecerle al bebé, es por eso que será el ingrediente principal de esta papilla. La única diferencia a la clásica papilla de zanahoria, es que se le añadirá trozos de pollo para incorporar la proteína a su dieta.

Esta papilla tiene mucho sabor y es ideal para la comida de medio día del bebé.

Ingredientes

  • 3 trozos de pollo
  • 2 tazas de agua
  • 1 dedito de ají amarillo (opcional)
  • 1 trocito de cebolla (opcional)
  • 1 puñado de zanahorias pequeñas

¿Cómo preparar?

  1. Corta el ají y la cebolla en trocitos muy pequeños.
  2. Si las zanahorias babys son realmente pequeñas, no es necesario cortarlas.
  3. Pon a cocinar los tres trozos de pollo con el ají y la cebolla en un cazo con 2 tazas de agua.
  4. Incorpora las zanahorias y cocina todo bien tapado por 20 minutos.
  5. Pasa la sopa por la licuadora, ¡y listo!

24. Papilla de pollo con verduras

El pollo es un tipo de carne muy tierna y suave, ideal para las primeras comidas del bebé de 8 meses. Una manera rica y nutritiva de dárselo a tu pequeño es combinado con verduras que ya conoce como la calabaza, el apio y la zanahoria.

Esta papilla puedes servirla a tu bebé en el almuerzo o en la cena ¡Seguro le encantará!

Ingredientes

  • ½ taza de pechuga pollo
  • ½ zanahoria
  • ½ ramas de apio
  • ¼ de calabaza picada
  • 1 trozo cebolla

¿Cómo prepararla?

  1. Cocina la pechuga de pollo
  2. Cocina las verduras con la cebolla
  3. Licúa el pollo con las verduras hasta que obtengas una crema
Esta deliciosa papilla es una opción ideal para el almuerzo o la cena de tu bebé

25. Papilla de alcachofa con pollo

La alcachofa tiene un sabor ligeramente dulce que a los bebés gusta mucho. Esta hortaliza-flor puede introducirse en la dieta del bebé alrededor de los 8 meses ya que suele acumular muchos nitratos que podrían ser perjudiciales para el bebé si se introducen antes.

Gracias al azúcar original llamado inulina que contiene la alcachofa, esta papilla se convertirá en una de las preferidas de tu bebé.

Ingredientes

  • 2 corazones de alcachofa
  • 2 papas amarillas medianas
  • ½ taza de leche o caldo de pollo
  • 1 cucharadita de queso parmesano, rallado
  • ½ cucharadita de mantequilla

¿Cómo preparar?

  1. Pon a cocinar los corazones de alcachofa y las papas por separado.
  2. Una vez cocidas, pelas las papas y pásala por la licuadora junto con las alcachofas.
  3. Añade un poco de caldo de pollo o leche para facilitar el licuado.
  4. Vaciar todo en un cazo, agrega la mantequilla y esparce el queso parmesano.
  5. Añade otro poco de caldo de pollo o leche hasta obtener la consistencia de un puré.
  6. Mezcla bien y déjalo hervir. Sirve esta receta con un poco de arroz.

26. Papilla de carne ternera con papa, calabaza y puerro

La carne de ternera es una excelente opción para las papillas de bebés de 8 meses, pues además de ser tierna tiene un sabor delicioso. Para introducir la carne de ternera, puedes preparar estar deliciosa papilla con papa, calabaza, puerro y añadirle un poco de carne de ternera para ofrecerle una comida nutritiva y completa.

Ingredientes

  • 80 g de carne de ternera
  • 50 g de papas
  • 50 g de calabaza
  • 60 g de puerro
  • 1 cucharada de aceite de oliva

¿Cómo prepararla?

  1. Para empezar, pela y corta en trozos pequeño el puerro, la papa y la calabaza.
  2. Pon a calentar un cazo con agua para hervir las verduras y la patata durante 10 o 15 minutos.
  3. Entre tanto, pon a hervir la ternera durante 5 minutos aproximadamente, hasta que esté cocida.
  4. Introduce las verduras cocidas con el agua a un vaso de licuadora. Añade la ternera y el aceite de oliva
  5. Tritura todo hasta conseguir una papilla homogénea.

¡Así de fácil puedes preparada una sabrosa papilla de ternera para tu bebé!

27. Papilla de pavo con zanahoria y papa

El pavo es una proteína muy nutritiva e incluso una de las más sanas. A los 8 meses tu bebé puede consumirlo tanto desmechado como en forma de papilla. Atrévete a prepararle una deliciosa papilla de pavo con verduras para que sea mucho más nutritivo y delicioso.

Ingredientes

  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 papa pequeña
  • 40 gr de pechuga de pavo

¿Cómo prepararla?

  1. Lava, pela y pica las verduras en trozos pequeños
  2. Colócalas en una olla con agua a hervir y cocínalas junto con la pechuga de pavo
  3. Cuando esté listo, cuela y escurre el agua
  4. Licúa bien y añade un poco de agua de cocción si lo consideras necesario.
  5. Deja entibiar y sirve en el plato de tu bebé
Puedes añadir otras verduras a esta papilla para complementarla.

Tips para darle papillas a tu bebé de 8 meses

Aunque has tenido varios meses de práctica con la alimentación complementaria, no está de más que tengas en cuenta algunas recomendaciones al momento de darle papillas a tu bebé de 8 meses ¡Toma nota!

  • Toma en cuenta las alergias: Antes de preparar cualquier receta, toma en cuenta los alimentos que a tu bebé le causan alergias ¡No los agregues! Por más nutritivos o deliciosos que sean, la salud del pequeño es lo principal. Asegúrate siempre de que consuma comidas que su organismo tolere.
  • Consulta al pediatra: La opinión de un experto siempre es valiosa, por eso, cuando desees añadir algún alimento a la dieta de tu bebé, debes consultar primero con el pediatra. Él será quien apruebe o no cada receta.
  • Alimentos limpios y en buen estado: Para que prevengas problemas de salud en tu pequeño, es muy importante que conserves los alimentos en buen estado y muy limpios, Si no lo haces, podrías ocasionarle enfermedades digestivas al bebé.
  • Prueba primero: Siempre debes probar los alimentos antes que el bebé: Temperatura, sabor, textura, tres elementos que deben estar en el punto correcto para que el pequeño de 8 meses pueda comer.

papillas para bebes de 8 meses 2

La dieta de tu pequeño estará enriquecida con vitaminas y minerales si preparas un menú de papillas dulces y saladas con verduras, frutas, carnes, cereales, así como estas recetas. Recuerda que una buena alimentación es importante para que  tu bebé de 8 meses obtenga los nutrientes que necesita para crecer sano y fuerte.

Intenta innovar constantemente los platillos que le preparas al pequeño, introducir nuevos sabores y crear recetas propias, pero ten cuidado de mezclar alimentos que le puedan causar mala digestión, alergias, etc.

Lo más recomendable es consultar con el pediatra antes de incluir algún ingrediente en la dieta de tu bebé.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS