Bebes Maternidad

¿Por qué es importante abrazar a tu bebé?

madre abrazando y besando a su bebe

Los abrazos son una muestra de amor y cariño que no puede pasar por alto en la vida de nadie, sin embargo en el caso de los bebés sentir el abrazo de sus seres queridos es esencial para su desarrollo físico y emocional.

Una investigación de la Universidad de Duke en Estados Unidos llegó a la conclusión de que abrazar a los bebés desde su nacimiento es vital en su crecimiento, pues comprobaron que la ausencia de abrazos en los pequeños genera la muerte de neuronas del cerebro del bebé, así como una disminución drástica en las hormonas del crecimiento.

Además de esto, abrazar a tu bebé crea vínculos importantes entre el bebé y la familia que hará que se sienta más seguros y logren concebir el sueño mucho mejor durante toda la noche, reduciendo de esta manera los niveles de estrés a los que se ve expuesto el recién nacido después de salir del cómodo vientre de la madre.

La razón por la que los bebés demandan tantos abrazos en su corta vida, es que al rodear los brazos alrededor de ellos, lo pequeños empiezan a sentir una sensación similar a la que experimentaban por las paredes del útero, donde estuvieron por nueve meses.

Razones  para aumentar la dosis de abrazos

  • Te hace más feliz: Suena obvio pero hay que decirlo, tanto los adultos como los bebés sienten una sensación de bienestar y felicidad al aumentar el número de abrazos, pues el cuerpo libera serotonina y dopamina que producen placer y relajan los músculos del cuerpo. Es por esta razón que los bebés paran su llanto cuando los toman entre tus brazos.
  • Controla el rimo cardíaco: Muchos estudios han comprobado que los abrazos disminuyen el ritmo cardíaco y baja la presión arterial, por lo que las sensaciones de ansiedad que pueda tener el bebé son disipadas sin ningún fármaco, sino con un simple abrazo de mamá o papá.
  • Baja los niveles de dolor: Los que son padres saben que cuando un bebé tiene alguna dolencia lo manifiesta a través de llanto o gritos que preocupan a los padres. Si bien hay que buscar las causas que generan las molestias en el pequeño, se ha comprobado que el alivio del dolor es mucho más efectivo si se abraza al bebé.
  • Ayuda en la lactancia materna: Abrazar a tu bebé y tenerlo recostado a tu pecho hace que el cuerpo genere más leche y sea mucho más sencillo empezar el proceso de amamantar.

Sean las razones que sean, tomarse el tiempo de abrazar a tu bebé te generará una sensación de felicidad que podrás compartir con tu pequeño, quien en esta etapa comenzará a crear los lazos afectivos importantes para el resto de su vida.