Bebes

Sacamocos para bebé: ¡Tipos, modelos y consejos de uso de los aspiradores nasales!

sacamocos bebé
Los aspiradores nasales son complementos muy útiles para retirar la mucosidad acumulada en la nariz del bebé.

La mucosidad del bebé es uno de los problemas que más preocupa a los padres. Ya que suele identificárselo como una señal de que el bebé está enfermo, los mocos dificultan la respiración del los niños, impidiendo que coman y duerman tranquilos. Hasta que no cumplan sus primeros dos o tres años, los bebés no pueden sonarse la nariz por sí solitos, por ello muchos padres optan por disponer de un buen sacamocos para bebé o respirador nasal para ayudarle a despejar las vías respiratorias y aliviarlo.

Los mocos es uno de los problemas que más preocupa a los padres ya que dificultan la respiración del los bebés, impidiendo que coman y duerman tranquilos.

Los bebés son propensos a los resfriados y la mucosidad, pero a aunque se tratan de un mecanismo de defensa natural, lo más recomendable es quitárselos para evitar problemas posteriores, ya que además de dificultar su respiración pueden infectarse y producir enfermedades delicadas como la sinusitis, la otitis y la faringitis. Aunque el bebé se resista, es necesario extraerlos y para ello, no hay nada mejor que los sacamocos para bebés.

Actualmente existen varios tipos de aspiradores nasales que puedes utilizar para quitar el exceso de mucosidad de tu bebé, veamos cuales son y como puedes usarlos.

 ¿Qué son los Sacamocos para bebés o Aspiradores Nasales? ¿Para qué sirven?

Los sacamocos para bebé también conocidos como aspiradores nasales, son pequeños artefactos que tienen la función de despejar la mucosidad de los más pequeños de una forma rápida, sencilla y efectiva. Puesto que los bebés tienen mocos y flemas incluso sin estar resfriados, los sacamocos pueden resultar de gran ayuda al momento de eliminar los moquitos del bebé.

También conocidos como aspiradores nasales, ños sacamocos para bebé son un artefactos que tienen la función de despejar y extraer los mocos de los bebés de una forma rápida, sencilla e indolora

Aunque su uso no siempre es indispensable, en caso de que la mucosidad del bebé empeore, contar con sacamocos es sumamente necesario, pues si la mucosidad se prolonga durante mucho tiempo, puede producirle otitis, una dolorosa inflamación del oído medio. Por eso se recomienda erradicarla cuando antes.

sacamocos para bebé
Existen diferentes modelos de aspiradores nasales: manuales y electrónicos.

Tipos y opciones de sacamocos para bebé y aspiradores nasales

Existen varios tipos de sacamocos para bebé o aspiradores nasales en el mercado que pueden utilizarse para aspirar las mucosidad excesiva del bebé, veamos cuáles son y cómo funcionan.

Sacamocos para bebé de cánula

Esta es una de las mejores herramientas para aspirar la mucosidad, esepcialmente en los bebés recién nacidos. Para que funcione, hay que aplicar unas gotitas de suero fisiológico (pediátrico) al bebé. Luego, hay que colocar uno de los extremos del sacamocos en la fosa nasal del bebé, y el otro lo coges tú. Debemos aspirar con delicadeza y poco a poco, los moquitos del bebé quedarán retenidos en la mitad del tubo.

Sacamocos para bebé de perita

Es una buena opción, sin embargo, no es la más demandada por los padres cuando sus bebés están aún muy pequeños, ya que a veces la perita no logra el vaciado necesario para sacar todos los moquitos de su naricita. Su uso es sencillo: aprietas el bulto de goma, y luego de colocarlo en uno de los orificios nasales, se comienza a soltar poco a poco.

El aparato afirma en sus indicaciones que se debe tapar la otra fosa nasal para que la presión realizada sea mayor, el resultado es que los moquitos comenzarán a salir por la presión a la que están. Muchas veces el uso de este sacamoco puede dificultarse si el bebé llora o se mueve mucho.

sacamocos para bebé
Antes de usar el aspirador nasal puedes aplicarle suero fisiológico para humedecer las fosas nasales.

Sacamocos para bebé eléctricos o Aspirador Nasal

En la actualidad es el más usado de todos, y es que el aspirador eléctrico además de que no tendrás contacto directo con los moquitos, el mismo aspira y limpia con mayor facilidad la cavidad nasal de tu bebé. Sin embargo, lo difícil de usar este aparato, es que es muy ruidoso, y los bebés pueden sentirse un poco asustados. Los sacamocos eléctricos, incluyen filtros que son lavables, e incluso pueden ser cambiables con el paso del tiempo.

Pinzas nasales

Las pinzas no son muy utilizadas, ya que si sirven como sacamocos pero sobretodo de aquellos que están en la superficie de la nariz ¿Cómo es esto?

Las pinzas se pueden introducir hasta cierto punto, ya que su forma permite entrar hasta una medida segura para el bebé, generalmente esta funciona sólo cuando el bebé tiene los moquitos secos, o ya no está muy congestionado.

¿Cómo utilizar el sacamocos para bebés?

Como hemos mencionado anteriomente, se debe aplicar gotitas de suero fisiológico para que sus moquitos se ablanden, además se debe colocar al bebé boca arriba o de lado, para que estos bajen sin ningún problema.

Con respecto al sacamocos manual y el eléctrico, debes tener en cuenta que probablemente el manual te llevará más trabajo, ya que deberás aspirar al niño varias veces para que el resultado sea efectivo, mientras que con el eléctrico esto no pasa. También dependerá de cómo se familiarice el pequeño con el aparato.

Para que te resulte mucho más sencillo y tu bebé no pase un mal rato, te explicamos cuales son los pasos fundamentales que debes seguir para utilizar el sacamocos correctamente:

Pasos para usar el sacamocos para bebés:

  1. Posición del bebé: Antes de usar el sacamocos, es importante que el bebé se encuentre en la posición correcta. Recuéstalo sobre tus piernas o una superficie plana mirando hacia a ti, con la cabecita un poco elevada y sus piernitas hacia tu panza. Háblale con un tono suave y explícale que le vas hacer, pues aunque no entienda mucho lo que digas, se sentirá tranquilo y seguro.
  2. Prepara el aspirador o sacamocos: Una vez tu bebé esté recostado, toma el aspirador y aprieta la perita para expulsar el aire y generar vacío.
  3. Cólocalo en la fosa nasal sellando completamente el orificio: Colócalo en una de sus fosa nasales e ingrésalo cuidadosamente hasta que selle la fosa. No tengas miedo de lastimar a tu bebé, pues apenas necesitarás introducirlo uno o dos centímetros para sellarlo dentro de la fosa. Sea cual sea el tipo de sacamocos que utilices, recuerda que la clave está en presionarlo bien para que este selle la fosa nasal.
  4. Suelta la goma y aspira la mucosidad: Una vez sellada la fosa de su naricita, suelta un poco la goma para que este comience a aspirar. Es importante realizarlo lentamente para que no le resulte tan incómodo al bebé. Luego retira el aspirador y apóyalo sobre un servilleta para que puedas expulsar toda la mucosidad recolectada.
  5. Vacía el aspirador: Al finalizar, limpia la parte externa del sacamocos y repite la operación de ser necesario.
sacamocos bebe aspirador nasal
A la hora de utilizar un aspirador nasal de bebé, es importante seguir las instrucciones de uso de cada modelo.

¿Qué piensan los especialistas sobre los sacamocos para bebé?

La mayoría de los especialistas sienten recelo hacia este aparato, por el uso incorrecto que algunos padres puedan  darle al mismo ¿Por qué?

Porque además de ser un proceso muy molesto e incómodo para el bebé, su uso prologado puede retrasar el aprendizaje de que el niño expulse los moquitos por sí mismo, al sonarse la nariz.

Otro miedo de los pediatras es el riesgo que existe de que el bebé padezca otitits, ya que se cree que la mucosidad se puede desviar hacia el oído, entrando en la trompa de Eustaquio y obstruir el canal que hay entre el oído y la garganta, por eso; debes ser muy cuidadosa cuando emplees cualquier tipo de sacamocos para bebé.

Siempre es recomendable consultar con el médico si tu bebé presenta otros problemas respiratorios o de alergias.

¿Cuando hay que usar el sacamocos para bebé?

Si ves que tú bebé no ha presentado otros síntomas, pero constantemente tiene moquitos, debes usar el sacamocos, ya que retenerle esos mocos allí pueden producirle sinusitis, otitits o faringitis. Pero, ¿cuando usar el sacamocos para bebé?

  • Entre tres y cuatro veces al día máximo: Debes evitar obsesionarte con utilizar el sacamocos con tu bebe, todo en exceso es malo y le pudieras romper o irritar la nariz.
  • Si tu bebé tiene moquitos, pero ves que actúa con total normalidad; no debes usar el sacamocos o aspirador nasal.
  • Lo ideal es usarlo antes de que el bebé vaya a comer, ya que al tener la boca tapada por el pecho o el biberón, no sólo no podrán respirar sino que también les producirá vómitos por la incomodidad.
  • Los bebés son propensos a los resfriados y automáticamente se le tapa la nariz, pero antes de usar el sacamocos, debes tratar de utilizar las gotas nasales así como el vapor para aflojar sus vías respiratorias. El sacamocos no debe ser la primera opción, pero si no ves resultado con los otros métodos, se le dificulta la respiración.
  • Recuerda siempre consultar con el medico

Lo recomendado es utilizar los sacamocos, o aspiradores nasales, cuando el bebé presenta problemas de respiración o incomodidad ante un exceso de mocos

Los Modelos de Sacamocos  y Aspiradores Nasales para bebes más recomendados

veamos diferentes opciones y modelos de sacamocos y aspiradores nasales para bebes que podemos comprar

Aspirador nasal Beaba Mouche

Entres los modelos y tipos de aspiradores nasales más recomendados en amazon, se encuentra el Béaba Mouche-Bébé Manuel Minidoo de la marca Béaba. Se trata de un aspirador nasa que funciona con soplidos y tiene la posibilidad de regular la fuerza de aspiración al taponamiento nasal del niño. Es completamente desmontable e incluye un filtro que evita que aparezca de nuevo por la boca.

Lo puedes conseguir aqui

sacamocos para bebé de beaba
Incluye un contera para recién nacido (0-3 meses), contera de secreción normal y espesa ( a partir de 3 meses).

Aspirador Nasal Chico

Uno de los aspiradores más comprados en amazon, es el aspirador nasal Chicco Physio Clean de la marca Chicco. Es un modelo muy cómodo y fácil de usar, pues además de incluir un filtro absorbente interior, posee boquillas desechables suaves y flexibles.

Puedes conseguirlo aqui 

sacamocos para bebé chicco
Incluye 3 sondas desechables.

Aspirador nasal anatómico Suavinex

El siguiente modelo, es un aspirador nasal anatómico de la marca Suavinex. Se trata de un aspirador pequeño y ergonómico, que extrae la mucosidad mediante suave aspiración sin alterar la presión interna de los oídos y sin molestias para el bebé. Posee un punta anatómica blandita y tubo flexible que puede utilizarse en bebés a partir de 0 meses. 

Puedes conseguirlo aqui

sacamocos suavinex
Ha sido diseñado para aliviar al bebé de las molestias y dificultades para respirar que puede provocarle la obstrucción de las fosas nasales

Aspirador nasal eléctrico Bebe Confort

Si lo que buscas es un aspirador nasal eléctrico, el modelo que te ofrece la marca Bebe Confort es el ideal. Se trata de un cómodo y efectivo dispositivo para aspirar la mucosidad del bebé que contiene 3 boquillas nasales ergonómicas reutilizables, un estuche y 2 pilas. 

Puedes Conseguirlo aqui

sacamocos para bebé eléctrico
Contiene 3 boquillas nasales ergonómicas reutilizables, un estuche y 2 pilas.

Aspiradores nasales para bebés Bubzi Co

La marca Bubzi Co te ofrece uno de los mejores modelos de aspiradores nasales para bebés que puedes encontrar en amazon, pues a diferencia de una jeringa de bulbo, el aspirador nasal de Bubzi Co tiene una cresta de seguridad para evitar dañar las delicadas fosas nasales del bebé. Alivia instantáneamente la congestión nasal del bebé y garantiza la comodidad máxima y control de succión del bebé.

Puedes comprarlo aqui

sacamocos bebe aspirador comodo
Elimina la congestión nasal causada por resfriados, alergias y gripe en 30 segundos

Como puedes ver, los aspiradores nasales o sacamocos son un complemento muy útil para despejar la nariz del bebé en especial cuando esta es excesiva mucosidad, y dificulta su respiración. Aunque son muchos los pediatras que desaconsejan su uso, contar con uno puede ayudarnos a eliminar fácilmente la mucosidad nasal de tu bebé, en caso de que resfriados comunes deriven en bronquiolitis o bronquitis debido a la acumulación prolongada de moquitos.

Recuerda siempre consultar con tu médico para el caso particular de tu bebé y para asegurarte que tu hijo no presenta otros problemas respiratorios o alergias.

3 comentarios

Click aqui para dejar un comentario