Bebes

Vacuna hepatitis A ¿Por qué debo vacunar a mi hijo contra la hepatitis a?

vacuna hepatitis a bebe
La hepatitis A es una enfermedad muy contagiosa que afecta al hígado. La vacunación es la mejor manera de proteger a tu hijo.

¿Contra qué protege la vacuna hepatitis A? ¿Por qué mi hijo debería recibir la vacuna de la hepatitis A? La hepatitis A es una enfermedad hepática grave e infecciosa, y la mejor manera de prevenirla es con la vacuna contra la hepatitis A (HA). La hepatitis A, además de ser muy contagiosa, no tiene tratamiento y se cura de forma lenta, incluso después de varios meses, de ahí la importancia de su prevención.

A nivel mundial, las infecciones por VHA alcanzan 1,4 millones de casos al año, según la Asociación Española de Pediatría (AEP)

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) los bebés que están infectados por el virus de la hepatitis A no suelen presentar ningún síntoma, por lo tanto son fuente de contagio importante para otras personas que sí pueden enfermarse gravemente.

La mejor forma de evitar la morbilidad a causa de la infección por el VHA es la vacunación, principalmente cuando el riesgo es elevado. Para mantener a tu pequeño a salvo y prevenir las infecciones por hepatitis A, te compartimos toda la información que necesitas saber sobre la vacuna y su efectividad.

vacuna hepatitis a ninos
La hepatitis A es una enfermedad vírica muy contagiosa que afecta al hígado y causa malestar, náuseas, anorexia y otros síntomas por un tiempo prologando.

Vacuna hepatitis a ¿Qué es y para qué sirve?

La vacuna hepatitis A ayuda a prevenir la enfermedad y disminuir sus posibles complicaciones. Esta vacuna contiene el virus inactivado (muerto) de la enfermedad, pero en lugar de causarla, proporciona inmunidad y evita su propagación.

Debido a los numerosos brotes de esta enfermedad, las vacunas contra la hepatitis A fueron incluidas en el esquema de vacunación de los Estados Unidos desde 1996. Desde esta fecha, el número de casos anual de hepatitis A en los Estados Unidos disminuyó de 31.000 casos a 1.500 casos.

La enfermedad se puede prevenir mediante una vacuna segura y eficaz

Las vacunas contra la hepatitis A son muy inmunogénicas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) prácticamente el 100% de los adultos que reciben una sola dosis de la vacuna producen los anticuerpos necesarios en un plazo de un mes.

En el caso de los niños y los adolescentes de países en desarrollo y desarrollados, los resultados son similares, sin embargo, se recomienda dos dosis de la vacuna para garantizar una protección prolongada.

vacuna hepatitis a que es
La hepatitis A es la inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis A.

¿Quienes se deben vacunar contra la hepatitis A?

Los bebés y niños pequeños, con frecuencia, no suelen presentar síntomas, pero la mayoría de los adultos sí. Al ser asintomáticos, los niños pueden transmitir el virus a los adultos no vacunados, quienes se pueden enfermar gravemente, sufrir una insuficiencia hepática (daño al hígado) e incluso la muerte (en raras ocasiones) sobre todo si son mayores de 50 años o tienen otras enfermedades que comprometen al hígado.

Los bebés infectados con el virus de la hepatitis A pueden trasmitir fácilmente el virus a los adultos

Los bebés infectados por el virus pueden transmitir fácilmente la infección a sus padres o a las personas que los cuidan, al momento de cambiar los pañales, pues el virus está presente en las heces. Por esa razón, la vacuna contra la hepatitis A (hepA), provee la mejor protección para todos. 

La mayoría de las infecciones a causa del virus de la hepatitis A se producen durante la primera infancia

Actualmente se dispone de varias vacunas contra la hepatitis A que son muy eficaces y proporcionan una protección duradera tanto en los adultos como en los niños a partir de 1-2 años de edad.

vacuna hepatitis a
Los niños se vacunan regularmente entre su primer y segundo cumpleaños (de 12 a 23 meses de edad)

¿Cuándo vacunar contra la hepatitis A a un bebé?

Según los CDC, los bebés necesitan 2 dosis de la vacuna contra la hepatitis A para obtener una protección duradera contra la infección.

  • La primera dosis entre los 12 y 23 meses de edad
  • La segunda dosis 6 meses después de la primera
  • Los niños mayores y adolescentes, en cambio, pueden recibir la vacuna después de los 23 meses.

En los niños más pequeños que todavía no caminan se les inyecta la vacuna por vía intramuscular en el muslo y en el brazo en los mayores.

Por su parte, la AEP recomienda la vacuna contra la hepatitis A en estos casos:

  • Si van a viajar a países en los que exista riesgo de infección. (África, América Central y del Sur y Asia)
  • Si tiene contacto cercano con otros o en caso de brotes de hepatitis A en guarderías, colegios u otras instituciones.
  • Niños con alguna enfermedad o situación que aumente el riesgo de desarrollar hepatitis fulminante: hepatitis B o C, o enfermedad hepática crónica de cualquier causa, o tratamiento con medicamentos hepatotóxicos.
  • Niños receptores de productos derivados de la sangre, como los que emplean los que padecen hemofilia, etc.
  • Niños o bebés que residen en instituciones cerradas (centros de acogida, internados, etc.)

La vacuna contra la hepatitis A puede administrarse junto con otra vacunas sin problemas.

¿Por qué es importante vacunar a mi hijo contra la hepatitis A?

La hepatitis A es una enfermedad muy contagiosa que produce inflamación en el hígado y una serie de síntomas que,  aunque remite de manera espontánea y sin dejar secuelas graves, afecta significativamente quien la padece.

En los niños pequeños la enfermedad suele cursar sin síntomas, pero pueden convertirse en una fuente de contagio para otras personas. Por esta razón, la inmunización es el mejor instrumento para su prevención.

La vacuna contra la hepatitis A es importante porque:

  • Protege a su hijo de la hepatitis A, una enfermedad potencialmente grave.
  • Protege a otras personas de esta enfermedad porque los niños menores de 6 años con hepatitis A por lo general no tienen síntomas, pero pueden contagiar a los demás sin que nadie se de cuenta de que están infectados.
  • Evita que tu hijo falte a la escuela o a la guardería infantil

En 2016, la hepatitis E provocó aproximadamente 7.134 muertes, una cifra que representa el 0,5 % de la mortalidad por hepatitis víricas según datos de la OMS

vacuna hepatitis a quien debe vacunarse
Los bebés deben tener 1 año cumplido para recibir la primera dosis de esta vacuna.

¿Qué es la hepatitis A y como se contagia?

La hepatitis A es una enfermedad hepática muy contagiosa causada por el virus de la hepatitis A (VHA), que produce una inflamación en el hígado. El VHA se transmite de persona a persona a través del contacto con las heces de la persona infectada, pero también se transmite de forma indirecta por medio del agua o de alimentos contaminados, como mariscos frescos, frutas y verduras.

La transmisión del virus de la hepatitis A se produce por vía fecal-oral y tiene una estrecha relación con condiciones sanitarias deficientes

El periodo de incubación de la enfermedad es de es de 28 días, pero puede variar entre 15 y 50 días. Las personas enfermas suelen ser más contagiosas durante los 14-21 días previos a la aparición de los síntomas y en la semana siguiente.

Las personas más afectadas por la enfermedad son los adolescentes, adultos y adultos mayores, los cuales pueden ponerse muy enfermos e, incluso, requerir atención médica.

Síntomas de la hepatitis A

Los síntomas de la hepatitis A suelen aparecen de 2 a 6 semanas después de la exposición al virus, y duran menos de 2 meses. Sin embargo, algunas personas pueden seguir enfermas por hasta 6 meses.

Los síntomas de esta enfermedad incluyen:

  • Fiebre, fatiga, pérdida del apetito, nauseas, vómito y dolor de coyunturas
  • Dolor severo de estómago y diarrea (sobre todo en los niños)
  • Ictericia (ojos o piel amarillos, orina oscura, heces de color de arcilla)
vacuna hepatitis a sintomas
Los niños menores de 6 años por lo general no tienen ningún síntoma.

¿Cuáles son las complicaciones de la hepatitis A?

A pesar de que esta enfermedad remite de forma espontánea y no cronifica, es posible que algunas personas desarrollen una colestasis persistente. En ocasiones menos frecuentes, la hepatitis A puede derivar en complicaciones graves como insuficiencia hepática o hepatitis fulminante (fallo hepático agudo) y provocar la muerte.

La hepatitis fulminante se registra en alrededor del 0,01% de los casos y se caracteriza por el deterioro de las
funciones hepáticas y por una tasa muy elevada de letalidad.

A veces, la hepatitis A puede recidivar, es decir, una persona que se recuperó satisfactoriamente puede enfermarse nuevamente con otro episodio agudo, pero recuperarse eventualmente.

La higiene y la inmunización son claves para prevenir la hepatitis A

El virus de la hepatitis A (VHA) es muy resistente la inactividad y puede permanecer infeccioso durante meses a temperatura ambiente. Además, resiste el calor moderado (60 ºC durante una hora) y no muere en alimentos poco cocinados, por lo que las medidas de higiene y la inmunización son claves para su prevención.

Las medidas de higiene así como las mejora en el saneamiento y la vacunación, son las medidas más eficaces para combatir la hepatitis A.

Según la OMS , la propagación de la hepatitis A puede reducirse a través de:

  • Sistemas adecuados de abastecimiento de agua potable
  • La eliminación correcta de las aguas residuales de la comunidad
  • Las prácticas de higiene personal, como lavarse regularmente las manos antes de comer y después de ir al baño

¿Es segura la vacuna contra la hepatitis A?

La vacuna de la hepatitis A es una vacuna muy segura y eficaz para prevenir esta enfermedad. De hecho, se estima que la vacuna que la protección de la vacuna puede durar por lo menos 20 años, y tal vez toda la vida.

Sin embargo, esta vacuna, al igual que cualquier otro medicamento, puede tener efectos secundarios en algunos casos. La mayoría de los efectos secundarios son leves y por lo general desaparecen por sí mismos.

vacuna hepatitis a segura
La segunda dosis de vacuna puede ponerse en cualquier momento, aunque haya pasado más de un año.

¿Cuáles son las reacciones y efectos secundarios de la vacuna?

Las vacunas contra la hepatitis A actuales se toleran bien, y según la OMS no hay una relación entre su utilización y la aparición de efectos adversos graves. Sin embargo, puede causar efectos secundarios leves que con frecuencia duran 1 o 2 días. Incluyen:

  • Dolor en el brazo por la inyección
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Pérdida del apetito

La Asociación Americana de Pediatría (AAP) asegura que vacunarse contra la hepatitis A es mucho más seguro que contraer la enfermedad. Pero, en caso de presentar reacción reacción alérgica severa, fiebre muy alta  o comportamiento inusual después de la vacuna, es importante llamar al médico.

Contraindicaciones de la vacuna (VHA)

La vacuna contra la hepatitis A esta contraindicada en casos específicos, como los siguientes:

  • Si se es alérgico a cualquiera de los componentes de la vacuna
  • Si el niño ha sufrido una reacción alérgica severa después de una dosis de la vacuna contra la hepatitis A
  • Si está enfermo y tiene una afección entre moderada y severa, probablemente sea necesario posponer la vacuna

Ante cualquier duda al respecto, consulta con tu médico pediatra, antes de aplicar la vacuna, y hazle cualquier posible alergia que tenga tu hijo.

Aunque los niños pequeños que están infectados por el virus de la hepatitis A no presentan síntomas, sí son una fuente de contagio importante para sus padres y las personas que rodean. De ahí la importancia que vacunes a tu pequeño al cumplir el año edad, siguiendo el esquema de vacunación recomendado.

Ante cualquier duda consulta con tu pediatra de confianza

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS