Bebes

Verduras para bebés ¿Cuándo y cómo introducirlas en su alimentación?

verduras para bebes
Las verduras son indispensable en la alimentación de tu bebé, por eso es importante que sepas cómo y cuándo introducirlas en su dieta.

¿Cuáles son las verduras para bebés? ¿Cuándo y cómo introducirlas en su alimentación? ¿De qué manera dárselas? La etapa de alimentación complementaria es todo un desafío para las madres, pues han de aprender qué alimentos podrá comer su bebé e ingeniárselas para que los consuma de forma deliciosa.

Es fundamental para un buen desarrollo y crecimiento que los bebés coman verduras una vez se les permite. A través de ellas su organismo obtiene vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y otros componentes nutricionales que son necesarios para su bienestar y salud.

 Las verduras son blandas y fáciles de digerir por su cantidad en fibra, esto las hace ideales para la alimentación de los bebés

Pero, ¿Cómo darle verduras a un bebé? ¿Cuáles y de que forma? Te compartimos un listado de las verduras más recomendadas para bebés y algunas ideas de recetas que puedes prepararles ¡Veamos! 

Las verduras son de los primeros alimentos sólidos en incluirse a la dieta del bebé, junto con las frutas

¿Qué verduras dar a un bebé?

Cuando el bebé está a punto de iniciar la alimentación complementaria, es normal que las mamás se preocupen por desconocer cuales son los alimentos que deben darle, que verduras son las adecuadas y recomendadas.

Por eso, te compartimos un listado de las verduras más usuales en un menú para bebés, con sus propiedades nutricionales y los beneficios que le aportan al organismo ¡Veamos!

Calabaza

Dentro de las propiedades nutricionales de la calabaza podemos encontrar que contienen vitaminas A, E, C y variedad en minerales como el hierro, potasio y magnesio. Además, es una verdura antioxidante que favorece el sistema inmune de los niños y la salud digestiva.

Su sabor dulce es ideal para que comiencen una deliciosa experiencia con la alimentación complementaria. Es de las mejores verduras para bebés de 6 meses en adelante.

La calabaza puede prepararse en sopas, cremas y purés, sola o acompañada de otras verduras.

 Zanahoria

 

La zanahoria es deliciosa y muy saludable para el organismo, son muchos los beneficios que aporta así que se recomienda su consumo desde temprana edad. Es rica en fósforo y potasio, minerales que fortalecen el cabello y las uñas, además de favorecer el desarrollo mental y la salud cardíaca.

Esta verdura puede comerse tanto cruda  como cocida, pero, para bebés es mejor cruda y blanda, ya que al estar cruda es dura y representa riesgo de atragantamiento.

 

La zanahoria es contribuye con la salud visual y contiene antioxidantes que protegen la piel.

Patatas

 

La patata es otra de las frecuentes verduras para bebés de 6 meses en adelante, ya que su textura y sabor es muy agradable para los niños. También es saludable, pues contiene hidratos de carbono para darles energía y mantenerlos activos durante la jornada diaria.

Lo mejor es que con ella podemos preparar a los niños diversidad de recetas que le encantarán. Además la patata es compatible en sabor con la mayoría de los alimentos, esto la hace versátil para el menú del bebé.

La patata puede dársele al bebé en puré o pedazos pequeños para que pueda masticarlos con facilidad

Brócoli

 

Aunque muchos pediatras recomiendan incluirla en las verduras para bebés de 8 meses, el brócoli puede iniciar en pequeñas porciones desde los 6 meses de edad. Es rica en calcio, por lo que beneficia la salud de los huesos y su desarrollo. Además posee vitaminas C, K y A.

El brócoli una vez cocido adopta una textura blanda y deliciosa que le gustará a tu bebé, adicional a ello, le da la oportunidad de tomar los tallos con sus manos y tener una experiencia nueva como todo un comensal.

El brócoli también es rico en hierro, ácido fólico y potasio.

 Coliflor

 

La coliflor es muy nutritiva y saludable, pero, al igual que el brócoli suele incluirse en el menú de verduras de 9 meses u 8 meses de edad. Sin embargo, puedes comenzar a dársela a los 6 meses si el pediatra te lo permite.

Contiene vitaminas C, K y del grupo B, también es rica en minerales como el fósforo o ácido fólico. Esto ayuda a los bebés a desarrollarse fuertes y prevenir desde temprana edad ciertas enfermedades crónicas.

La coliflor puede comerse sola en tallos o trituradas junto con otras verduras

 Calabacín

 

Esta verdura tan deliciosa y versátil tiene muchos nutrientes valiosos para el crecimiento de los bebés. Puede incluirse en las verduras para bebés de 7 meses en diversas presentaciones, sopas, puré, ensaladas con otras verduras, etc.

Además, es rico en vitaminas y antioxidantes que fortalecen su salud visual, el buen estado de la piel y el sistema inmune del pequeño. También previene que en el futuro se presenten problemas de colesterol.

El calabacín es un antioxidante natural que contribuye con la salud del corazón

Berenjenas

 

Aunque en ocasiones se espera hasta los 8 o 9 meses para incluir la berenjena en la alimentación complementaria, es bueno que se la des al bebé antes ¡Siempre cocidas! Son ideales para fortalecer el sistema inmune ante virus y bacterias.

Además, esta verdura es rica en propiedades antioxidantes, minerales, fibra, agua y vitaminas del grupo B. Su consumo debe ser aprobado por el pediatra, ya que este determina la edad correcta de su ingesta según cada bebé y su desarrollo.

Las berenjenas tienen altos niveles de solanina, esto las hace toxicas en caso de comer crudas

Judías verdes

 

Las judías verdes son una de las verduras aceptables en la alimentación de un bebé de 6 meses en adelante. Se pueden preparar combinadas con otros alimentos para complementar y darles mejor sabor. En cuanto al nivel nutricional, son ricas en fibra así que resultan muy positivas para mejorar el proceso digestivo.

También contiene vitamina C y vitaminas del grupo B para el desarrollo de sus músculos y el fortalecimiento del sistema inmune. Son antioxidantes muy positivos que previenen una serie de enfermedades que suelen aparecer en la adultez.

A partir de los 6 meses, el bebé puede comer verduras como las judías verdes ya que le aportan hidratos de carbono, vitamina C y minerales.

Estas son algunas de las verduras que pueden comer los bebés cuando entran a la alimentación complementaria. Sin embargo, es importante que consultes al pediatra cada vez que pienses incluir una verdura u otro alimento en su menú, así evitas incidentes en su bienestar.

Las verduras que le des a tu bebé, deben ser sin sal y sin grasas, si es necesario un poco de aceite que sea de oliva

La mayoría de las verduras están sugeridas para bebes, menos aquellas de hoja verde como las espinacas. Esto se debe a que tienen un nivel muy alto de nitratos y afectarían la salud del pequeño.

Asimismo, las verduras u hortalizas consideras alergénicas, como es el caso del tomate, deben esperar la aprobación del pediatra para agregar en la alimentación del bebé.

¿Cuándo y cómo introducir las verduras en la alimentación del bebé?

A partir de los 6 meses de edad, los bebés comienzan la llamada alimentación complementaria que es adicional a la leche materna o de fórmula. Esta es una etapa en la que los pequeños comienzan a ingerir alimentos sólidos, generalmente frutas y verduras, ya que son fáciles de procesar en su boca y de digerir.

Antes de la edad antes indicada el pequeño debe consumir otro alimento que no sea la leche materna, así que no hay verduras para bebés de 5 meses.  Esto significa que solo cuando tu bebé cumpla los 6 meses de edad estará listo para comer verduras, estas pueden ser parte de sus desayunos, almuerzos, meriendas y cenas, pues a esta edad deberán tener una dieta completa con varias comidas al día.

Pero, ¿de qué forma se pueden introducir las verduras a la alimentación del bebé? Es obvio que él no podrás comerlas como un adulto, así que lo mejor es ofrecerlas en diversas recetas con texturas adecuadas para su edad ¡Veamos cuales son!

  •  Papilla: Esta es una de las formas más usuales de preparar las verduras, se puede hacer con una o con varias. Las paspillas son de textura cremosa, ya que las verduras son licuadas y quedan como una crema. Son deliciosas y perfectas para iniciar una experiencia alimenticia.
  • Puré: El puré también es de los favoritos para los bebés, con este pueden saborear pequeños trozos de las verduras, ya que es triturado más no licuado. Suele realizarse con una sola verdura, generalmente papa, calabaza o zanahoria.
  • Trozos: Este se recomienda cuando el bebé ya ha tenido experiencias con la comida, para evitar que puedan atragantarse. Además, los trozos de cualquier verdura deben ser pequeños y la verdura debe estar muy blanda para que no sea difícil de masticar. Por ejemplo, con la zanahoria le puedes hacer bastones de zanahoria, el brócoli y la coliflor en pequeños tallos que puedan tomar con sus manos, y otras verduras en trozos que ellos puedan agarrar.
  • Sopas: Una deliciosa y muy atractiva manera de darles verduras es con una sopa. Esta también puede contener caldo de pollo o res que es rico en proteínas, así que es muy nutritivo.  Es una opción ideal para los almuerzos y cenas del pequeño ya que se digieren y procesan con facilidad.
Las verduras se pueden preparar de muchas maneras, siempre que sean bajo las instrucciones del pediatra

Ideas y recetas con verduras para el menú del bebé

Ahora que conoces las verduras más apropiadas para la alimentación complementaria del bebé, debes aprender cómo prepararlas. Hay muchas recetas por hacer, ya que las verduras son versátiles y esto permite crear infinidad de platos para los pequeños

¡Estas son algunas ideas para preparar las primeras verduras para un bebes!

Crema de calabaza

 

La calabaza es una verdura dulce y muy suave, su cocción es rápida y permite que la hagamos de muchas formas. Una de las recetas más sencillas es sancocharla en agua a fuego alto y volverla una crema tras la triturada.

Ingredientes

  • Un trozo de calabaza de al menos 150g

Preparación

  1. Lava bien el trozo de calabaza y retira de ella la concha
  2. Pon a cocinar el trozo completo en una olla con agua a fuego alto
  3. Una vez la calabaza esté blanda, retira del agua y deja refrescar
  4. Tritura en una taza con ayuda de un tenedor hasta volverla crema
  5. También es válido licuarla pero puede que su consistencia no quede tan espesa
  6. Sirve al bebé tibio
Esta receta se puede acompañar con un poco de arroz cocido para complementar.

Sopa de patata, zanahoria y calabacín

 

Una sopita de verduras para bebés no puede faltar en el menú, es una deliciosa opción para ellos y se prepara con variedad de verduras. En este caso patata, zanahoria y calabacín, las tres ricas en vitaminas minerales y antioxidantes positivos para su organismo.

Ingredientes

  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 patata
  • ½ calabacín
  • Un trozo de cebolla blanca

Preparación

  1. Lava y pela las verduras
  2. Pícalas en cubos grandes
  3. Ponlas a cocinar en una olla grande con agua
  4. Cuando todas las verduras estén blandas, agrega la cebolla
  5. Espera unos minutos y retira del fuego
  6. Deja refrescar para luego licuar
  7. Licua las verduras con un poco de caldo
  8. Sirve al bebé tibio y espeso
La sopita de verduras para bebés es ideal para los almuerzos y cenas

Papilla verde

Como el brócoli y la coliflor son tan nutritivos, es importante buscar las mejores opciones para incluirlos en la alimentación de los bebés. Con una papilla verde podrás darle ambas verduras y brindarle una sabrosa experiencia.

Ingredientes

  • 2 tallos de brócoli
  • 2 tallos de coliflor
  • ½ cucharada de aceite de oliva

Preparación

  1. Lava bien ambas verduras
  2. Cocínalas a vapor hasta que estén blandas
  3. Luego, pícalas y tritúralas con un tenedor hasta que obtengas una papilla
  4. Agrega un poco de aceite de oliva para que la papilla quede suave
  5. Sirve tibia al bebé
A esta papilla verde le puedes agregar un poco de arroz o pasta en pequeños trozos para complementar el menú

Las verduras representan una buena fuente de nutrientes en la alimentación de toda persona, en especial de los bebés, pues necesitan las ingerir las vitaminas y minerales que poseen estos alimentos para continuar en un desarrollo y crecimiento óptimo.

Ahora que sabes cuales son las verduras más adecuadas para ellos, cuando y como dárselas, no dudes en incluirlas dentro de su menú balanceado.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.