Dietas

¿Cómo seguir la dieta de la sopa? Pros, contras y consejos para bajar de peso

dieta de la sopa

Son muchas las dietas que prometen perder kilos demás rápidamente, pero ninguna iguala a la dieta de la sopa. A diferencia de otras dietas para adelgazar, una dieta basada en sopa te aporta muchos nutrientes a la vez que te ayuda a perder peso.

La dieta de la sopa es una de las más populares y efectivas para bajar de peso

Al incorporar verduras, hortalizas y legumbres, la sopa te ayuda a controlar el apetito y reducir el consumo de calorías durante el día. Se trata de un plan alimenticio de pocos días que te hará perder hasta 8 kilos en una semana. 

Sin más rodeos veamos de qué se trata esta dieta, cuáles son sus ventajas y desventajas y qué alimentos puedes utilizar para llevarla a cabo.

dieta de la sopa
La dieta de la sopa te aporta muchos nutrientes y te hace sentir más satisfecha por más tiempo.

Dieta de la sopa ¿De qué trata?

La dieta de la sopa mejor conocida como “sopa quemagrasa”, no es exactamente una dieta para implementar a diario, sino como un plan alimenticio de pocos días para bajar de peso. De hecho, hay quienes aseguran que se pueden perder entre 4 y 8 kilos en una semana. 

El éxito de la dieta de la sopa radica en es una comida hipocalórica, baja grasas e hidratos de carbono

Si bien la sopa es una comida muy nutritiva por la cantidad de vegetales con la que se preparara, es necesario incorporar otras comidas para seguir una dieta equilibrada. Por esta razón, la dieta de la sopa no es más que un plan dietario diseñado para bajar de peso en solo 7 días y desintoxicar el cuerpo.

Cabe destacar que este tipo de dieta solo se recomienda, en algunos casos, si se desea perder peso rápidamente, ya que si se extiende durante más de 7 días puede perjudicar tu salud.

¿Qué comer con la sopa quemagrasa?

Tal y como lo debes estar pensando, la dieta se basa en el consumo de verduras y hortalizas y que se encuentran fácilmente en los mercados o supermercados.

La dieta basada en sopa es aquella que se prepara de forma casera y no a las sopas deshidratadas que venden en los supermercados.

La receta de la sopa consiste en una serie de verduras frescas, baratas y localizables en cualquier supermercado. Por lo general, se cocinan al vapor y sin nada de grasa.

Entre los alimentos que normalmente se incorporan en la sopa se encuentran: los tomates, el repollo y las cebollas.

  • Los tomates son ideales para el aporte de potasio y fósforo, además tienen pocas calorías y son diuréticos. Por otra parte, las cebollas grandes, también aportan fósforo y potasio, son depurativas y se recomiendan normalmente para eliminar líquidos y ácido úrico.
  • El repollo o col, además de ofrecer un gran aporte en potasio también aporta calcio, azufre y otras sales minerales, ayuda a mejorar la condición de estreñimiento y favorece la salud de la piel.
  • El apio es otro de los vegetales que puede ayudar a controlar los niveles de ácido úrico, por eso lo puedes consumir sin problemas.
  • Los pimientos verdes y rojos tienen un alto contenido en vitamina C y por eso tiene una gran acción antioxidante, contribuyen a evitar el estreñimiento y genera saciedad.

Mientras estás haciendo la dieta puedes complementar tus comidas con frutas que no tengan un alto contenido en azúcar, por eso debes evitar los plátanos y las manzanas durante los primeros días. De resto puedes consumir naranjas, melón, mandarinas, sandía, entre otras.

Las frutas las puedes consumir al natural o en zumos, si decides consumir los zumos evita colocarle azúcar, cuando hablamos de azúcar nos referimos a cualquier tipo como miel, edulcorantes u otro tipo, ya que la idea es evitar cualquier componente que se transforme en grasas.

Al finalizar la dieta, podrás incorporar las proteínas como carne o pollo.

dieta de la sopa vegetales
Son muchos los ingredientes que puedes incorporar en la preparación de tus sopas, solo asegúrate de que sean frescos y nutritivos.

Ejemplos de menú para hacer la dieta de la sopa

Por si no lo sabias, esta dieta fue diseñada con fines médicos, especialmente para las personas que deben someterse a intervenciones quirúrgicas por problemas de sobrepeso o enfermedades cardíacas, que requieren perder peso antes de este procedimiento.

Además de ayudar a perder peso, puede contribuir con la desintoxicación del cuerpo, por eso su acción es diferente en cada persona y tampoco se puede abusar de ella, ya que puede generar una descompensación.

Consiste en una sopa hecha con vegetales y un poco de caldo de pollo, se puede consumir durante todo el día cada vez que se sienta hambre o necesidad de comer. Si se prepara bien, aporta elevadas cantidades sales minerales y oligoelementos.

¿Cómo se hace la dieta de la sopa?

La dieta se lleva a cabo durante 7 días tal y como te mencionamos a continuación:

Día 1

El primer día suele ser el más fuerte ya que solo se puede consumir sopa. La idea es tomar la mayor cantidad posible de sopa, no importa las veces que repitas.

También puedes comer algunas frutas refrescantes como naranjas, sandias o melones. En caso de consumir los zumos, el único endulzante recomendado es la stevia natural.

Día 2

Durante este día además de la sopa se puede consumir una que otra porción de vegetales, generalmente los de hojas verdes, pues son lo que más beneficios ofrecen. Se pueden consumir cocidos, asados, al vapor o frescos como los prefieras. Incluso los puedes incluir en la sopa.

Evita comer los frijoles, habichuelas, maíz, patatas o arvejas. Durante este día tampoco puedes comer frutas.

Día 3

Aquí se combinan los alimentos del primer día y del segundo, puedes comer tanta sopa como quieras, así como vegetales y frutas. Recuerda las recomendaciones de no comer las frutas o verduras con gran aporte de hidratos de carbono o azucares.

Para este día comenzarás a notar la pérdida de peso, lo normal es haber disminuido entre 2 y 3 kg de peso.

Día 4

Durante este día, además de la sopa, podrás consumir bananas o plátanos, sin superar las 6 unidades. Si lo deseas puedes tomar tu café o té sin azúcar con leche desnatada y consumir toda el agua que desees.

dieta de la sopa menu
Los primeros días serán los más difíciles, pues tu cuerpo deberá acostumbrarse a ingerir un menú diario en el cual solo puedes comer sopa.

Día 5

Este es el día más esperado ya que se incorporan las proteínas. Podrás consumir hasta 500 g de carne vacuna o pollo sin piel.

Deberás comer 3 tomates crudos y beber alrededor de 8 vasos de agua, deberás tomar sopa quemagrasas por lo menos una vez al día.

Día 6

Durante este día podrás comer de nuevo con las verduras algo de carne magra sea de pollo, pavo o res. También debes comer la sopa por lo menos una vez al día.

Día 7

En el séptimo día podrás incorporar arroz integral cocido al vapor, todas las verduras que desees y la sopa por supuesto.

¿Cómo preparar la sopa?

La verdad es que es muy sencilla de preparar y así no seas una experta en la cocina vas a poder obtenerla sin problemas. Entre los ingredientes que vas a necesitar se encuentran:

  • 2 pimientos verdes.
  • 6 cebollas grandes.
  • 6 tomates pelados
  • 2 latas grandes de tomate natural.
  • 1 repollo o col.
  • 1 rama de apio.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación

  1. Lava y corta los vegetales en pequeños trozos o del tamaño de tu preferencia
  2. Colócalos en una olla o cacerola que contengan unos 10 litros de agua.
  3. Enciende el fuego hasta la ebullición del líquido y deja hervir durante al menos 10 minutos.
  4. Sazona la sopa de verduras con sal, pimienta, hojas de cilandro, pimientos, etc.
  5. Luego puedes bajar a llama media para terminar de cocinar los vegetales.

La idea de preparar una gran cantidad de sopa para que puedas tomarla cada vez que necesites o tengas hambre, sin necesidad de tener que estar preparándola a cada rato.

Lo mejor de todo es que puedes consumirla caliente o fría dependiendo de tus preferencias, normalmente las personas la consumen caliente, pues se sienta más reconfortante más.

Recomendaciones

Recuerda que esta dieta no es recomendable hacerla por más de 7 días, ya que es una dieta hipocalórica.

  • Durante la dieta debes evitar realizar esfuerzos físicos o paseos agotadores, mucho menos ejercicios. Ya tendrás tiempo para esto en las próximas semanas.
  • Consulta con tu médico si te encuentras bien de salud como para hacer este tipo de dietas quemagrasa o depuradoras, ya que está contraindicada para pacientes con diabetes, insuficiencia renal crónica u otros padecimientos.
  • Debes mantener un horario de comidas que se respete como desayuno, merienda a media mañana, almuerzo, merienda a mitad de la tarde y la cena.
  • Evita consumir bebidas alcohólicas, pues inhiben la eliminación de grasas, tampoco debes consumir bebidas gaseosas.
  • Ningún alimento debe estar frito y no se acepta el consumo de pan, harinas refinadas o azúcares.
dieta de la sopa ventajas
La ventaja de la sopa de verduras es que limpian tu estómago y no pasarás hambre.

Tipos de dietas con sopa

Aunque la dieta de la sopa quemagrasa es la más popular, la verdad es que hay varias dietas a base de sopa, entre las más empleadas también se encuentran las siguientes:

Dieta de sopa de frijoles

Esta es una de las reconocidas y se consume la sopa de frijoles de Michael Greger, el autor del libro ‘Cómo no morir: descubra los alimentos científicamente probados para prevenir y revertir enfermedades’.

En esta dieta se indica el consumo de frijoles, verduras y champiñones varias veces al día, puedes consumir otros alimentos y las personas que la han hecho, han confirmado perder de entre 4 y 7 kg en la primera semana.

dieta de la sopa con frijoles
La sopa de frijoles se puede comer acompañada de verduras y champiñones, dos veces al día.

 

Dieta a base de caldo

En este rango entra la sopa quemagrasa, que normalmente se hace durante 7 días y, dependiendo de los casos, según recomendaciones médicas se pueden prolongar por 10 o 14 días. Se consume solo el caldo de verduras.

Las sopas de crema no se pueden hacer pues generalmente contienen más grasa y calorías.

Dieta de sopa de col

Al igual que los otros planes de alimentación, esta dieta se recomienda hacer por 7 días. La dieta se basa en el consumo de caldo de pollo o vegetales en donde predomina el repollo y verduras que son bajas en hidratos de carbono.

Se pueden consumir otros alimentos con bajas calorías como verduras con hojas verdes y hasta leche descremada. Algunas personas han logrado perder alrededor de 4 kg por semana.

dieta de la sopa con col
Con la dieta de sopa de col, se tomar sopa de verduras y col acompañado de otros alimentos bajos en calorías.

Ventajas e inconvenientes de la dieta de la sopa

La dieta de la sopa es bastante estricta, por lo que es importante tener presente los pro y contras antes de llevarla a cabo.

Ventajas de la dieta de la sopa

Una de las principales ventajas de esta dieta es que restringe el consumo de calorías y produce un efecto saciante. Al tomar el líquido del caldo, te sentirás llena durante más tiempo y a su vez, activarás tu metabolismo.

Otras de las grandes ventajas de la dieta de la sopa son:

  • Es una dieta a corto plazo: no es como las otras dietas difíciles de mantener y por eso muchas personas la pueden seguir sin problemas.
  • Se puede repetir: se puede hacer cada tres semanas de manera que el cuerpo tenga tiempo de recuperarse y llenarse de nutrientes.
  • Sirve como una cura de desintoxicación: ayuda a eliminar toxinas acumuladas en el cuerpo y hacer la limpieza que necesitas, además puedes ingerir una gran cantidad de agua la cual contribuye con una buena desintoxicación.
  • Puedes obtener resultados rápidos: gracias a la baja ingesta de calorías podrás usar la energía de reserva lo cual te permite comenzar a perder peso rápidamente y motivarte a continuar con el cambio, sin embargo, no puedes hacerla por más del tiempo establecido ya que en el proceso pierdes masa muscular y esto no es conveniente.
  • Es de fácil preparación: ya que la sopa es muy fácil de hacer y ya te lo hemos indicado anteriormente, además lo bueno es que puedes prepararla y tenerla en la nevera para consumirla cada vez que lo necesites.

Desventaja de la dieta de la sopa

Como te mencionamos esta es una dieta que no puede hacerse por más de 7 días continuos, ya que podría generar una descompensación y es que tiene algunas desventajas.

  • No permite realmente la perdida de grasa acumulada: en realidad la pérdida de peso se debe a la perdida de líquidos y masa muscular, solo cuando ya el musculo no puede aportar más energía es cuando se comienza a quemar la grasa.
  • Para algunas personas la sopa no sacia el hambre: en la mayoría de los casos las personas reportan que el hambre no se sacia con facilidad y sientes hambre al poco tiempo de haber comido.
  • Puedes aburrir la sopa rápidamente, si no estás acostumbrado a comer sopa. Debido a que debes comer por una semana esta sopa quizás a los pocos días ya no quieras comerla. En muchos casos se recomienda consumirla sin sal y por eso su sabor puede resultar un poco desagradable o simple.
  • Tiende a generar efecto rebote o efecto yoyo: esto debido a que lo que pierdes en realidad es líquido y masa muscular, al terminar la dieta tiendes a regresar al consumo habitual de alimentos y recuperas gran parte del peso perdido.
dieta de la sopa beneficios
Una de sus ventajas de esta dieta es que reduce la ingesta de calorías diarias hasta un 20% menos.

La dieta de la sopa te ayuda a perder peso al activar tu metabolismo y la movilización de grasas. No obstante, si se sigue a largo plazo no solo someterás a tu organismo a deficiencias nutricionales, sino a sufrir serios problemas de salud.

En cambio, incorporar la sopa en un plan de alimentación equilibrado y menos restrictivo, te permitirá reducir la ingesta de calorías diarias y reducir el apetito para perder peso a largo plazo.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.