Dietas

Frutas malas para el hígado ¿Cuáles debo comer con moderación?

frutas malas para el higado
Si tienes problemas con tu hígado y sientes que alguna fruta podría perjudicarte, revisa el listado que traemos para ti.

¿Cuáles son las frutas malas para el hígado? ¿Existen frutas dañinas para el hígado? La salud de tu hígado depende de lo que consumas, ya que se trata de un órgano que procesa y metaboliza los alimentos, bebidas y sustancias que entran a tu organismo, como en el caso de las frutas que incluyas en tu dieta.

Si tu hígado está sano y funciona correctamente, no debes privarte del consumo de ninguna fruta, ya que, por el contrario, se recomienda su ingesta para tener una alimentación saludable.

La fructosa que contienen las frutas no es dañina, sin embargo, debes moderar su consumo y evitar las de mayor índice glicémico

A pesar de que el hígado es el encargado de metabolizar la fructosa contenida en las frutas, el organismo es capaz de hacerlo sin ningún problema, siempre y cuando su consumo no sea en exceso, no padezcas alguna patología vinculada con el hígado graso y estén recomendadas por tu médico.

Las frutas malas para el hígado, realmente, no causan algún daño importante, pero si estás presentando algún problema con este órgano debes comenzar por moderar el consumo de las frutas que te mostramos a continuación.

frutas malas para el higado cuales debes comer con moderacion
No se trata de erradicar el consumo de las frutas malas para el hígado, sino hacerlo de manera moderada.

Frutas malas para el hígado ¿Cuáles son?

Las frutas tienen la particularidad de poseer fructosa, un tipo de azúcar natural que también se encuentra en la miel, algunos vegetales y alimentos procesados, como endulzantes, bebidas azucaradas, barras energéticas, galletas o cereales, los cuales, pueden contribuir a que la grasa se almacene en el hígado y se genere inflamación.

Además de ser beneficiosas por aportar vitaminas y minerales, las frutas también contienen fructosa, un tipo de azúcar natural.

Aunque las frutas contienen fructosa, no quiere decir que sean dañinas por sí solas, sin embargo, existen algunas con alto contenido de este tipo de azúcar que, de consumirse en grandes cantidades, pueden ser malas para el hígado, especialmente el graso, el cual, está vinculado con enfermedades coronarias, obesidad y Diabetes tipo II.

¿Cómo afecta la fructosa al hígado graso?

La condición de hígado graso, una enfermedad considerada como silenciosa, promueve la resistencia a la insulina, puede aumentar el colesterol y favorece la acumulación de una grasa peligrosa que recubre los órganos.

La fructosa suele acumularse alrededor del hígado, lo cual, provoca el hígado graso no alcohólico

Además, cabe destacar que el hígado es el único encargado de metabolizar la fructosa. Razón por la cual, toda la que es absorbida por el intestino delgado llega hasta el hígado.

Por otra parte, como el hígado graso también se relaciona con la diabetes, con más razón debes tener cuidado con algunas frutas malas para el hígado, ya que contienen más carbohidratos o menos fibras, lo cual, facilita la absorción de azúcares.

Frutas malas para el hígado que debes consumir con moderación

Si tienes algún problema con el hígado, lo más recomendable es que evites las frutas que contienen alto indice glicémico o glucémico, pues mientras mayor sea, más se elevará el azúcar en la sangre, especialmente, las frutas en almíbar caseras o enlatadas, como melocotón, higo, tamarindo o lechosa.

Aparte de regular el consumo de frutas con alto contenido en azúcar, también debes evitar aquellas que poseen importantes cantidades de ácidos orgánicos, como el cítrico, tartárico y málico, que pueden resultar dañinas para tu hígado graso.

No obstante, ¡No dejes de comerlas! Son frutas cuyo aporte nutritivo es muy importante para la salud de tu organismo, simplemente trata de moderar su consumo.

  • Higo: Debes controlar su consumo, debido a que es la fruta que más contiene azúcar. Cada 100 gr de fruta contiene 16 gr de azúcar.
  • Plátano: A pesar de que tiene gran poder para saciar y buen contenido en potasio y fibra, su dulzura acumula 12 gr de azúcar en 100 gramos de fruta.
  • Mango: El consumo de esta fruta exótica debe ser con moderación para quienes sufren del hígado y otras enfermedades vinculadas a este, ya que en 100 gr de pulpa consigues casi 14 gr de azúcar.
  • Sandía: Una fruta bastante refrescante en días de calor, pero a la que le debes tener cuidado, ya que es baja en fibra y rica en carbohidratos, con aproximadamente unos 8,1 g.
  • Uva: También es una fruta considerablemente dulce por su contenido en azúcar con 16 gr en 100 de pulpa. Además contiene ácido tartárico y málico en importantes cantidades.
  • Tomate: También considerado como un fruto, contiene gran cantidad los tres ácidos, el cítrico, málico y el tartárico, por tanto, es indispensable regular su consumo.
frutas malas para el higado
El exceso de fructosa genera un fuerte impacto sobre el hígado.

4 Frutas beneficiosas para el hígado ¡Que sí puedes consumir!

Un hígado en buen estado no tiene motivos para privarse del consumo de frutas. No obstante, existen algunas que ayudan a combatir las afecciones que puede presentar este órgano, principalmente inflamación generada por una infección viral, como la hepatitis, exceso de alcohol, presencia de grasas o algunas bacterias.

Cada alimento que incluyas en tu dieta para cuidar la salud de tu hígado debes consultarlo antes con un especialista

Por tanto, sí puedes consumir algunas frutas con tranquilidad aunque tengas problemas con el hígado, ya que también te ayudarán a limpiar el hígado, gracias a sus vitaminas y minerales.

¡Veamos las frutas que ayudarán a combatir algunos problemas de tu hígado! 

1. Manzana

La cantidad de antioxidantes que poseen las manzanas es ideal para limpiar el hígado, prevenir la aparición de piedras o cálculos, combatir los radicales libres. Además, sirve para regular los niveles de azúcar en la sangre.

Por esta razón, se recomienda su consumo con total seguridad, siempre bajo la supervisión de un experto.

manzanas
El ácido málico de las manzanas es adecuado para ayudar a limpiar los cálculos del hígado.

2. Limón o lima

Para la depuración de tu hígado, puedes consumir limón o lima, pues es rico en antioxidantes e ideal para fortalecer el sistema inmune. Esto es gracias a la acción de los cítricos que contiene, lo cual, sirve para depurar y por otro lado, por ser una de las mejores fuentes de vitamina C.

limon
Consume zumo de limón para depurar tu hígado.

3. Palta o aguacate

La palta o aguacate contiene ácido oleico que contribuye a reducir los niveles del colesterol y el nivel de glucosa en la sangre. Por tanto, te ayuda a mantener una dieta equilibrada que brinda protección a tu organismo y, especialmente, a tu hígado.

El aguacate elimina paulatinamente las células dañinas del hígado y optimiza sus funciones básicas

aguacate
Posee buena cantidad de fibra, beneficiosa para la salud de tu hígado.

4. Pomelo o toronja

Las enzimas que componen la toronja, también conocida como pomelo, estimulan el hígado para ayudarlo a eliminar toxinas y grasas. Su contenido en carotenoides y ácido málico, también fortalecen este órgano y contribuyen a su mantenimiento

Además, es importante mencionar que contiene naringenina, la cual, permite descomponer ácidos grasos que se acumulan en el hígado y ayuda a expulsarlos.

toronja
Una de las frutas con las propiedades más completas para contribuir al bienestar de tu hígado.

¿Cómo saber si un alimento es dañino para el hígado?

El hígado es un órgano encargado de ayudar a la digestión de alimentos, eliminación de toxinas, a la sintetización de proteína y glucosa. También es el principal responsable de metabolizar la fructosa. Por tanto, es considerado como un desintoxicador del organismo, el cual, puede verse afectado con el consumo de ciertas comidas, bebidas, fármacos o cigarrillos.

La fructosa en exceso aumenta los niveles de triglicéridos y de ácido úrico en la sangre

Una alimentación rica en fructosa, transforma este tipo azúcar en grasa que se almacena, pero esta fructosa dañina proviene principalmente de productos endulzados, galletas, refrescos, etc.

La obtenida de las frutas o verduras en cambio, es procesada sin ningún problema por el organimos, mientras no se abuse de su consumo y un experto recomiende su consumo.

Como puedes ver, no solo se trata de cuidar la ingesta de frutas con alto contenido glicémico, sino que también, debes tener en cuenta otros alimentos, especialmente los procesados, carnes rojas, lácteos y bebidas alcohólicas que son realmente dañinas para el hígado y pueden provocar que este órgano se vuelva graso.

Si quieres mantener la salud de tu hígado o mejorar alguna afección derivada de este, debes incluir el consumo de frutas en tu dieta, especialmente de las que aportan beneficios específicos como la limpieza de este órgano.

Por otro lado, las frutas consideradas malas o dañinas, lo más recomendable es que las comas con precaución y si tienes alguna duda ante su consumo, es mejor que consultes con tu médico de confianza, él sabrá si la fruta es apta para ti.

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS