Dietas

¿Cuáles son las frutas no ácidas? Beneficios y formas de comerlas

frutas no acidas
Las frutas no ácidas o semi ácidas poseen menor contenido en ácido cítrico.

Las frutas son deliciosas y muy saludables, lo mejor de incluirlas en la dieta es que su variedad de sabores cautiva el paladar a cualquier hora. Hay frutas dulces, cítricas y frutas no ácidas, éstas últimas son muy buenas para mantener en alto las defensas pues contienen muchas vitaminas.

Las frutas no ácidas también son conocidas como semi ácidas y forman parte de una dieta saludable

Las frutas no ácidas son ricas en vitaminas y antioxidantes que mantienen el organismo preparado para enfrentar enfermedades virales y evitar complicaciones. Estas frutas tienen un sabor muy característico, pues, aunque no son ácidas, contienen un dulzor especial que las hace muy sabrosas, por eso se les conoce también como frutas semi acidas o menos ácidas.

Pero, ¿Cuáles son las frutas semi ácidas? ¿Cómo pueden comerse? Te compartimos un listado de las frutas no ácidas, sus propiedades, beneficios y recomendaciones de consumo.

frutas no acidas lista
Estas frutas contienen menos ácido cítrico que las frutas ácidas

Frutas no ácidas ¡Propiedades y beneficios!

Frutas no ácidas, menos ácidas o semiácidas son las frutas que contienen menos ácido cítrico en su composición, por ende su sabor es entre cítrico, ácido y dulce. Estas frutas son ricas en vitaminas y minerales, entre ellos la vitamina C  y el potasio.

También contienen ácido fólico y antioxidantes, por lo que su consumo se recomienda para mantener fuerte el sistema inmunológico y prevenir enfermedades degenerativas, sobretodo en la piel.

Las frutas no ácidas o semiácidas poseen un menor contenido en ácido cítrico y resultan una gran elección para quienes sufren de acidez

Lo bueno de estas frutas es que quienes sufren de gastritis y no toleran altos niveles de ácido cítrico, pueden consumir frutas no ácidas, pues esta propiedad la tienen en menor cantidad. Esto no quiere decir que no lo posean, solo que no tienen tanto como la naranja y el limón, por ejemplo.

¡Veamos cuáles son las frutas no ácidas!

1. Manzana verde

La manzana verde es una fruta muy saludable y, aunque no es tan dulce como la roja, su sabor es delicioso. Esta fruta ofrece muchos beneficios al organismo, pues es rica en flavonoides, vitaminas A, B C, potasio y fibra. Ayuda a mejorar el funcionamiento digestivo y la absorción de otros nutrientes, como el hierro.

Además, esta fruta posee antioxidantes que:

  • Mantienen saludable la piel
  • Contribuye con la pérdida de peso porque es baja en calorías
  • Brindan sensación de saciedad

El consumo de manzana verde te ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares y controla la presión arterial y  los niveles de colesterol, además, previene el estreñimiento y mejora el tránsito intestinal. Es ideal para diabéticos porque equilibra los niveles de azúcar en la sangre y también permite que los huesos y dientes se conserven fuertes.

La manzana verde es ideal para incluir en el desayuno, junto a un cereal o yogur

frutas no ácidas
Una manzana verde contiene 80 calorías

2. Mandarina

La mandarina es una fruta cítrica muy parecida a la naranja, pero su sabor es variado, algunas es ácida y otras dulces. Son pequeñas y de color naranja o verde. Su propiedad más valiosa es la vitamina C, aunque en menos cantidad que la naranja, también es muy hidratante porque posee grandes niveles de agua.

Esta fruta también posee ácido fólico, betacaroteno y minerales como calcio, potasio, magnesio y fósforo.

Su consumo ayuda a:

  • Reducir la retención de líquidos
  • Depurar el organismo por ser un diurético natural
  • Regular el tránsito intestinal
  • Bajar de peso porque contiene mucha agua y pocas calorías
  • Reducir el apetito de manera natural
  • Mantener altas las defensas
  • Estimular el sistema inmunológico para evitar resfriados y gripes

Otra ventaja de consumir mandarinas es la protección que le brinda a la piel pues su contenido vitamina C y provitamina A neutraliza la acción de los radicales libres, la oxidación de las células y mantienen la dermis radiante.

Te recomendamos comer una mandarina al día

3. Fresa

La fresa es deliciosa y muy saludable, su valor nutricional más importante se aloja en el hierro, pues es la fruta más rica en este mineral. También contiene potasio, calcio, fósforo, manganeso, vitaminas C, K y ácido fólico.

Comer fresas es de mucha ayuda para quienes padecen anemia, pero si no es tu caso, aprovecha otros de sus beneficios, ya que esta fruta es antiinflamatoria y antioxidante.

  • La fresa aporta energía
  • Mantiene en buen funcionamiento el sistema digestivo
  • Reduce la tensión arterial y elimina el ácido úrico
  • Ayuda combatir los problemas cardiovasculares

Incluir fresas en tu alimentación siempre resultará atractivo, su sabor es delicioso y más al acompañarlo con cereales, batidos u otras frutas. Estas frutas son muy saludables y, debido a que son muy ricas, no será problema dárselas a los niños.

frutas no ácidas
Las fresas también mejoran la función de las plaquetas

4. Granada

La granada es una fruta cítrica rica vitaminas C y B2, B9, y contiene minerales como el potasio, hierro, zinc, cobre, selenio, magnesio y calcio. Además, posee antioxidantes que mantienen saludables tus tejidos y altos niveles de fibra, por lo que contribuye con la salud intestinal y estomacal.

La granada puede consumirse en jugos y postres, incluirla en la dieta ayuda a:

  • Reducir los niveles de colesterol malo en la sangre
  • Prevenir la aparición de la osteoartritis
  • Regular la tensión arterial
  • Mantener los riñones limpios y en buen funcionamiento

Esta fruta también permite depurar el organismo, por lo que se recomienda incluir esta fruta en el desayuno, porque así sus nutrientes se encargan de limpiar las sustancias que se alojan en los riñones y el hígado.

Pero, al comerla, debes tener cuidado ya que su consumo excesivo puede provocar intoxicaciones y alergias. Además, en algunos casos, puede inhibir el efecto de medicamentos. Si notas efectos secundarios como malestar, mareos, náuseas, dolor estomacal, dolor de cabeza o dificultad para respirar, es mejor que la evites y consultes a tu médico.

frutas no ácidas
La granada puede prevenir el desarrollo de células cancerígenas en el cuerpo.

5. Níspero

El níspero es una fruta pequeña de color amarillo cuyo sabor es agridulce, por eso se forma parte de las frutas no ácidas o semi ácidas. Además, es nutritiva, rica en vitaminas y minerales importantes para la salud del organismo.

Consumir níspero es muy importante para la salud intestinal y del colon, pues su contenido en fibra soluble, la pectina, mantiene húmedo este órgano. También funciona como laxante natural y reduce los niveles de colesterol en la sangre.

El níspero es rico en vitamina A, B, C y antioxidantes que fortalecen la piel y los tejidos, esta fruta es ideal para evitar el envejecimiento prematuro y la flacidez. Además, contiene el hierro, cobre, calcio, manganeso.

frutas no ácidas
El cobre y el hierro que contiene esta fruta ayuda a producir glóbulos rojos.

6. Frambuesa

La frambuesa es una fruta rica en hierro, al igual que la fresa, vitamina C y ácido fólico. Estas propiedades hacen que la frambuesa contribuya a:

  • Fortalecer el sistema inmunológico
  • Tratar problemas de excesivo sangrado, como las hemorragias
  • Además, esta comprobado científicamente que previene el cáncer de mama, de próstata y el colorrectal.

Hay muchas maneras de disfrutar de la frambuesa y sus nutrientes, como jugos, batidos, tartas, mermeladas y postres, todas muy deliciosas. Su consumo es fundamental para evitar enfermedades relacionadas con la visión y la piel pues también posee antioxidantes.

Además se recomienda mucho para las embarazadas, pues su contenido en ácido fólico impide malformaciones del feto.

frutas no acidas frambuesas
Esta fruta evita la retención de líquidos porque es diurética.

7. Melocotón

El melocotón, también conocido como durazno, es una fruta redonda, muy jugosa y de sabor ácido muy leve, por eso el melocotón es caracterizado como una fruta semiárida. Tiene alto contenido de fibra y agua, y son bajos en calorías.

Es rico en vitamina C, provitamina A, potasio y otras propiedades nutritivas. El consumo de esta fruta es recomendable para todas las edades y como es baja en calorías, es ideal para cualquier momento del día.

Es una fruta que ayuda a:

  • Bajar de peso y tiene efecto de saciedad
  • Combatir el estreñimiento y regular el tránsito intestinal ya que es rico en fibra
  • Reducir los niveles de colesterol
  • Controlar los niveles de azúcar en la sangre

Las personas que padecen de diabetes o son hipertensas deben comerla con mayor frecuencia para mantenerse saludables.

frutas no ácidas
Sus antioxidantes evitan la pronta aparición de las arrugas y la flacidez

8. Mango

El mango es una fruta tropical que también pertenece a la clasificación de frutas no ácidas o semiácidas, pues es jugosa y muy dulce. Es una fruta que cuenta con un aporte calórico importante por su cantidad en hidratos de carbono, así que si buscas aumentar de peso, el mango es ideal para tu dieta.

Contiene provitamina A, vitaminas C, E, K y del grupo B, magnesio, hierro, calcio, potasio, zinc, sodio y fósforo. Gracias a estas propiedades el mago es nutritivo, antioxidante y saludable, además es muy hidratante, pues se estima que posee un 80% de agua según su peso.

Su consumo ayuda a:

  • Retrasar la oxidación prematura de las células
  • Favorecer la absorción del hierro, evita casos de anemia
  • Prevenir el estreñimiento
  • Reducir los niveles de colesterol en sangre
  • Controlar los de glucemia.

Otros beneficios que aporta el mango son la salud y el buen funcionamiento de la vista, ya que, por ser rica en vitaminas, previene la degeneración ocular e infecciones, mantiene los ojos lubricados y evita las enfermedades degenerativas.

También es ideal para tratar la insuficiencia renal, pues posee cantidades significativas de potasio. Asimismo, contribuye con el fortalecimiento del sistema inmunológico, refuerza las defensas ante posibles resfriados y gripes.

frutas no ácidas
Comer mango mantiene fuerte nuestro sistema inmune y nos aporta energía

Recomendaciones al comer frutas no ácidas

Incluir frutas en tu alimentación es muy importante porque gracias a las vitaminas y minerales que estas poseen, tu cuerpo se mantiene fuerte y saludable.

Las frutas no ácidas generalmente son bajas en grasa y ricas en un tipo de fibra que puede impedir el reflujo ácido

Las frutas son fuente de nutrición, por lo que deben estar siempre dentro de tu lista de alimento, y a la hora de comerlas, bien sea ácidas o de cualquier tipo, en trozos, jugos u otras recetas, debes tener en cuenta ciertas recomendaciones ¡Toma nota!

Frescas y limpias

Las frutas deben consumirse frescas para que tu organismo asimile todos los nutrientes y no haya ningún problema estomacal. Ingerirlas en mal estado te podría ocasionar dolor o malestar.

También deben estar limpias, por eso es recomendable lavarlas cuando las compras y antes de comerlas.

Combina y varía

La diversidad de sabores es una experiencia deliciosa para el paladar, no dudes es realizar ensaladas y batidos con varias frutas no ácidas. Es válido que las combines con frutas más dulces para que hagas equilibrio con el sabor ácido y cítrico.

Realiza un menú

Es recomendable que hagas un listado de las frutas que vas a incluir en tu alimentación y que organices un menú para establecer la forma y hora en que vas a comerlas.

Esto te permitirá llevar un orden de tus comidas y equilibrar los valores nutricionales que estás aportando a tu organismo.

frutas no acidas como comerlas
Las frutas no ácidas tienen un sabor mucho más agradable y evita la sensación de acidez o reflujo ácido.

Sin azúcar

Aunque te parezca muy fuerte el sabor semiácido de estas frutas es importante que las ingieras de forma natural ¡No añadas azúcar! A menos que se trate de un postre, evita agregarle azúcar a las frutas no ácidas u opta por combinarla con otros alimentos que nivelen el sabor, por ejemplo: cereal, yogur y galletas.

Si buscas bajar de peso no te favorece en nada agregar azúcar a las frutas no ácidas, pues así aumenta su nivel calórico.

Consumo diario

Las frutas son indispensables en tu alimentación, por eso es recomendable que todos los días comas al menos una de ellas. Es válido que las consumas en trozos, jugos, merengadas, mermeladas u otra receta ¡Como lo prefieras! Así podrás aportar vitaminas y minerales diariamente, y gozar de sus beneficios.

El sabor cítrico y dulce de las frutas no ácidas es único y muy característico, asimismo es su aporte nutricional, pues son muy nutritivas aunque contengan menos ácido cítrico.

Lo más recomendable es integrar en tu alimentación variedad de frutas, dulces, tropicales, cítricas, no ácidas y hasta las que son muy ácidas, pues todas contienen gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes que mantienen saludable y fuerte el organismo.

¡Haz una elección de tus frutas favorita e inclúyelas en tu menú!

Comenta!

Click aqui para dejar un comentario.

VSN is a global network of websites, verified by the World Health Organization, that provide evidence-based informationWeb Acreditada por la OMS