Embarazo Maternidad

3 señales por las que sabrás que ya inició el trabajo de parto

mujer embarazada en hospital

Al entrar en las últimas semanas de embarazo la mayoría de las mujeres, sobre todo las primerizas, están muy ansiosas por conocer cuándo llegará su bebé. De hecho, muchas mujeres llegan al hospital creyendo que ya están en trabajo de parto, cuando aún les faltan algunos días.

Reconocer que ya el trabajo de parto va a iniciar es sencillo si se conocen las señales específicas, además tu médico te dará una fecha prevista de parto a medida que vaya evaluando el desarrollo de tu bebé mediante las consultas de control a la que tienes que asistir.

Sentir contracciones no es la única señal, de hecho puedes sentir contracciones leves semanas antes del proceso de parto, las reconocerás porque, al contrario de las contracciones de parto, no van aumentando sino disminuyendo. Sin embargo, que empieces a sentir este tipo de contracciones te informará que falta poco para que puedas iniciar el proceso de parto.

Expulsión del tapón mucoso

La primera señal que tendrás de que el parto trabajo de parto está a punto de empezar es que vas a expulsar el tapón mucoso que se forma durante el embarazo para evitar que el bebé salga antes de tiempo del vientre de la madre.

Este tapón mucoso tiene un aspecto gelatinoso y un color oscuro o con tonalidades rosa y su función es bloquear la entrada del útero, evitando también el ingreso de infecciones del exterior que puedan llegar al bebé por esta vía.

Cuando la mujer expulsa este tapón mucoso no significa necesariamente que en unas horas va a dar a luz, sino que este puede ser expulsado hasta una semana antes  de que inicien las contracciones, pero es la primera señal de que el bebé ya está listo para salir.

Romper fuente

Cuando hablamos de romper fuente o romper aguas como señal del inicio del proceso de parto nos referimos al rompimiento de la bolsa de líquido amniótico en la que se encuentra el bebé debido a la presión que el pequeño ha ejercido sobre ella.

No siempre romper fuente es como aparece en las películas, en las que el líquido amniótico sale de una sola vez casi casi con el bebé. Lo más usual es que al romper fuente el líquido salga de forma constante por algún tiempo, pues como el bebé está presionando hacia abajo tampoco permite que se pierda todo el líquido de una sola vez.

El líquido amniótico es abundante y claro. Así que al momento que lo expulses el trabajo de parto está a punto de iniciar y debes llamar a tu médico para que se encuentren en el hospital.

Inicio de las contracciones

Al sentir las contracciones y notar que son constantes y más fuertes entonces ya estás en trabajo de parto y has empezado a dilatar para que tu bebé finalmente pueda salir a conocerte. En este momento lo más indicado es respirar profundo y llamar a tu médico para que se vean en el centro de salud en el que tengas pautado dar a luz.

Las contracciones se irán intensificando a medida que el parto se acerque y cada vez serán en menores intervalos de tiempo. En este momento podrás tomar la opción de que te administren anestesia epidural si así lo deseas para disminuir el dolor.

21 comentarios

Click aqui para dejar un comentario