Embarazo Maternidad

10 Cuidados después de una cesárea que toda mamá debe tener

cuidados después de una cesárea
Los cuidados después de una cesárea suelen ser un poco más específicos que los del parto natural, por lo que conviene conocerlos y seguirlos al pie de la letra.

Después de vivir la hermosa experiencia de tener en brazos a tu bebé por primera vez, deberás atravesar por un proceso de recuperación postparto, en cual requerirás algunos de días de reposo y ciertos cuidados importantes. Por supuesto, no todos los partos son iguales ni todos los cuerpos, por lo que  cada mamá vive una experiencia diferente según el tipo de parto, ya sea por vía natural o mediante una cesárea. Aunque los días de posparto son difíciles para cualquier mamá, esta etapa puede ser aún más complicada para aquellas que han tenido una cesárea.

Los cuidados después de una cesárea son muy importante para una rápida recuperación, evitar futuros inconvenientes y poder disfrutar de nuestro bebé

Las mujeres que han tenido a su bebé mediante una cesárea pueden sentirse agotadas, sin fuerzas y muy adoloridas. Pueden llegar a tener unos días bastante difíciles, sobre todo porque necesitan atender a su bebé  mientras deben recuperarse ellas mismas de la cesarea.

Aunque se trata de un procedimiento quirúrgico seguro, la cesárea es una cirugía como cualquier otra, por lo que es necesario que sigas los cuidados debidos y descanses todo lo que necesites antes de retomar tu rutina de siempre.

¿Qué es una cesárea? ¿Cuáles son los cuidados después de una cesárea? ¿Cómo es el cuidado de una cicatriz cesárea?

Son muchos los aspectos que se deben tomar en cuenta tras haber dado a luz mediante una cesárea, por ello es importante que conozcas cuales son los cuidados después de cesárea que debes seguir para recuperarte rápidamente y poder seguir disfrutando de tu hermoso bebé.

¿Qué es una cesárea y por qué requiere un cuidado especial?

A diferencia del parto natural, la cesárea es una operación quirúrgica que consiste en extraer al bebé por medio de una abertura en el vientre de la madre. Debido a que se trata de una cirugía que implica cortar varias capas de tejido, así como manipular diferentes órganos en el área del abdomen, requiere de una recuperación postoperatoria con algunos días adicionales en el hospital para evitar posibles complicaciones.

La cesárea suele ser la segunda opción como método para dar a luz, ya que suele emplearse cuando existen problemas para que el bebé nazca de forma natural.

Aunque este procedimiento evita el dolor del parto, protege a la mamá y al bebé de otras complicaciones, y asegura la vida de ambos, supone un esfuerzo mayor para la mamá en cuanto a la recuperación.

Es por ello que la mayoría de las mujeres que se someten a una cesárea necesitan semanas para poder recuperarse por completo.

Cuidados después de una cesárea antes de salir del hospital

Luego de dar luz por medio de una cesárea, es muy probable que necesites permanecer unos cuantos días en el hospital para que puedas recuperarte bajo supervisión médica y evites posibles complicaciones.

Por lo general, el tiempo en el que una mamá permanece internada cuando atraviesa por una cesárea es de 2 a 4 días, dependiendo de la evolución de la misma, es por ello que los cuidados después de una cesárea comienzan justo después de haber dado a luz.

Aunque durante este tiempo estarás monitoreada por el equipo médico, existen algunos cuidados importantes que debes procurar, mientras te encuentras recluida en el hospital, para que puedas recuperarte lo antes posible e irte a casa a cuidar de tu bebé.

¡Toma nota de estos consejos y pide toda la ayuda que necesites!

1. Levántate y camina lentamente

Al transcurrir las primeras 24 horas después de la cirugía, los especialistas recomiendan que la mamá se levante de la cama y camine lenta y progresivamente para poder asegurarse de que todo está bien y pueda tener una recuperación mucho más acelerada.

Como parte de este primer cuidado para recuperarte, es posible que incluso te recomienden ducharte, pero pasados los primeros tres días de la cirugía para evitar infección en la herida.

cuidados después de una cesárea
Caminar tras la operación, te ayudará a mantener la circulación sanguínea y a prevenir la formación de coágulos en el vientre.

2. Analgésicos para aliviar el dolor

Tras dar a luz por cesárea, es probable que te sientas mareada, adolorida y con malestar, en este caso, puedes pedirle al médico que te recete algún analgésico compatible con la lactancia que te ayude a aliviar el dolor.

También es importante que llames a tu médico si los dolores persisten, o si notas algún tipo de hemorragia diferente a la que se suele experimentar con los loquios durante estas semanas.

3. Cuidado de higiene para los loquios

Una vez des a luz a tu bebé, tu útero atravesará por un proceso de “involución” en el cual comenzara a encogerse para volver a su medida habitual antes del embarazo. A medida que tu cuerpo se reajusta, comenzarás a experimentar una pérdida de sangre o tejido vaginal de color rojo, mejor conocida como loquios.

Estas pérdidas de sangre y tejidos del útero tienen las mismas características que se experimentan en el parto natural, sólo que a veces pueden ser de menor cantidad. Aunque los loquios pueden durar hasta 6 semanas, se trata de un proceso natural muy necesario para la recuperación de la mamá, por lo que es importante mantener algunos cuidados de higienes básicos.

Para mantenerte el área limpia, lava tu zona intima entre 3 y 5 veces al día con jabón neutro y usa toallas femeninas extra-absorbentes en lugar de tampones, ya que la idea es que los loquios no permanezcan dentro de la vagina.

cuidados despues de una cesarea loquios
A medida que pasan las primeras semanas, los loquios comenzarán a disminuir, sin embargo puede incrementarse si la mamá tiene mucha actividad y cambia mucho de posición.

4. Comienza a dar paseos cortos

Aunque es posible que desees descansar y no te sientas con muchos ánimos de moverte, dar algún paseo por la habitación del hospital o sentarte en una silla mecedora puede ayudarte a acelerar tu recuperación y prevenir la hinchazón y los gases que se suele desarrollar después de un parto por cesárea.

Si experimentas mucho dolor, consultalo con el médico

Cuidados después de una cesárea que debes seguir en casa

Al regresar a casa después de los primeros días de postparto en el hospital, muy seguramente estarás ansiosa por cuidar de tu bebé. Pero también puede que sientas adolorida y muy fatigada para hacer todas las tareas de mamá.

Ahora más que nunca, necesitas cuidarte, descansar y pedir ayuda siempre que la necesites, pues contrario a lo que muchas puedan pensar, los cuidados después de una cesárea no sólo se limitan a curar una cicatriz, sino a todo un proceso de cambios y reajuste que requieren tiempo y cuidado.

La recuperación de una cesárea suele prolongarse mucho más que la de un parto natural

Cuidar de ti misma mientras se producen todos estos cambios en tu cuerpo es indispensable para que la recuperación postparto sea mucho más rápida y llevadera, sobre todo durante la lactancia, cuando tu bebé necesita tanto de ti.

A continuación te contamos todos los cuidados después de una cesárea que debes seguir recibiendo en casa, además de darte algunas recomendaciones importantes para disminuir las posibles molestias.

5. Muévete sin hacer muchos esfuerzos

Una de las primeras recomendaciones que reciben las mamás después de una cesárea, es levantarse de cama y dar unos cuantos pasos dentro de la habitación, porque esto disminuye los riesgos de que se presenten coágulos (trombosis venosa profunda) y se comprometa su salud, aún así es importante tener cuidado de no hacer grandes esfuerzos al moverte porque podrías lastimarte y hacer el proceso de recuperación más complicado.

Evita realizar esfuerzos, ejercicios o tareas domesticas

La idea es hacer paseos y caminatas cortas para acelerar la recuperación, pero sólo eso. Evita realizar tareas domésticas que impliquen mucho movimiento y evita subir y bajar escaleras, y cargar cosas pesadas.

Es importante que descanses el mayor tiempo posible, por eso te recomendamos que pidas ayuda para cuando necesites sostener a tu bebé en brazos y darle el pecho, así como para acostarlo en su cuna y cambiarle porque son tareas que requieren movimientos un poco forzoso para ti.

En el caso de que necesites estornudar, toser o reír, puedes ejercer presión con la ayuda de una almohada, en la zona donde se encuentra la cicatriz para evitar que estas acciones te lastimen. Al pasar las primeras semanas, el médico te irá indicado cuándo y cómo podrás retomar tu rutina de siempre.

cuidados después de una cesárea ayuda
¡No dudes en pedir ayuda! Debido cuidado que requieres para recuperarte, un poco de apoyo para atender a tu bebé te será de gran ayuda.

6. Procura los cuidados necesarios para la cicatriz

Entre los cuidados después de una cesárea, la herida o cicatriz que queda tras la operación ocupa un lugar muy importante, pues requiere de cuidados diarios muy específicos, para evitar complicaciones, infecciones o la posibilidad de que esta se abra nuevamente.

Para hacer las curaciones de la forma correcta, desde mantener el área limpia usando agua y jabón neutro, colocar  un poco de antiséptico iodado para acelerar la cicatrización, secar muy bien y colocar una gasa estéril sobre ella para evitar infecciones. También resulta muy útil colocar un cubo de hielo sobre la herida para aliviar un poco el dolor y la inflamación.

Es muy importante prestar cuidado a la cicatriz y desinflamar la zona

En ocasiones, es recomendable dejar que la piel de esa zona respire para que poco a poco se vaya desinflamando. También es muy probable que notes enrojecida la zona y sientas un poco comezón, pero ¡tranquila!

Es una reacción normal que forma parte de la  cicatrización.

Ahora, si observas que no supuran unos o varios puntos, tienes fiebre y la herida presenta secreciones, es importante que llames al médico.

cuidados después de una cesárea cicatriz
Cuando vayas a hacer algún movimiento más fuerte de lo normal, recuerda sujetarte la cicatriz para evitar el dolor.

7. Usa una faja postparto

Un aspecto muy importante a la hora de cuidar la cicatriz de una cesárea, es el uso de fajas abdominales para cubrirla. Fajarte durante al menos el primer mes después de la cesárea, no sólo procurarás los cuidados necesarios sino que obtendrás un mejor soporte al realizar movimientos que pongan a trabajar los músculos abdominales, como por ejemplo el incorporarse.

Al usar fajas o vendas, estarás ayudando a que la herida se cicatrice más rápido y a que se cierren bien todos los tejidos. Al colocar la faja puedes usar vendas como las que te colocaron en el hospital, pero sólo durante los primeros días.

Luego de dos semanas, cuando te sientas menos inflamada, necesitarás usar una faja postparto que te dé un buen soporte. Puedes elegir entre las de resorte, velcro o la clásica de botones. Para que te asegures de ajustarla correctamente, debes procurar que la cicatriz quede justo en el medio, ya que así los bordes no la lastimarán al rozarla.

Aqui puedes encontrar más sobre las Fajas Posparto

8. Amamanta a tu bebé de la forma correcta

La lactancia de tu bebé coincidirá inevitablemente con la recuperación y todos los cuidados después de una cesárea que debes procurar, pero no por ello no puedes dar el pecho a tu pequeño, al contrario es sumamente necesario que lo comiences a amamantar desde las primeras horas después de dar a luz, porque se trata de un momento crucial de la lactancia entre el vínculo mamá-bebé.

Al amamantar a tu bebé, puede que los primeros días te resulte complicado encontrar una postura cómoda para dar el pecho que no te produzca dolor. ¡Tranquila!

Sabemos que apoyar al bebé sobre tu abdomen puede resultar un poco doloroso sobre todo por la dificultad que tienes para moverte libremente, pero existen varias posturas para amamantar que puedes probar fácilmente sin necesidad de apoyar a tu bebé encima de tu vientre.

Al amamantar a tu bebé deberás encontrar una posición que no roce o golpe la zona donde se realizo abdominal

Una de ellas, es colocarte de costado sosteniendo a tu bebé tipo “balón de fútbol” o colocarte de lado en la cama, de tal forma que tu bebé quede justo frente de ti, panza con panza.

También puedes ayudarte a tener un mejor soporte con una almohada o cojín de lactancia. La idea es amamantar a tu bebé a cada momento pero sin descuidar la zona abdominal, y la cicatriz, ya que te ayudará a recuperarte rápidamente y atender a tu bebé sin sentir dolor.

cuidados despues de una cesarea
Encuentra posturas cómodas para dar el pecho en las que no tengas que apoyar a tu bebé en el vientre.

9. Usa ropa cómoda

Otros de los cuidados después de una cesárea que debes tener en cuenta, es el momento en el que escoges la ropa para vestirte, porque no cualquier prenda es recomendable para ti. Para evitar lastimarte en la zona de la cicatriz, que tiende a estar muy delicada los primeros días, debes prescindir de prendas ajustadas, elásticos y botones que puedan clavarse en esta área.

Lo ideal es optar por prendas cómodas, holgadas y fáciles de quitar

En lugar de ello, te recomendamos usar prendas holgadas y cómodas que se ajuste debajo de tus pechos como los vestiditos cortos.

También es importante que tomes en cuenta, lo difícil que puede ser su colocación, recuerdas que debes evitar agacharte y doblar el área abdominal. En cuanto al calzado, evita en lo posible usar zapatos de tacón, al menos durante el primer mes.

10. Cuida tu alimentación

Durante la recuperación postparto de una cesaría, seguir una dieta balanceada y rica en fibra es tan importante como el resto de los cuidados después de una cesárea que hemos compartido anteriormente.

Tener una buena alimentación no sólo te asegurará recibir todos los nutrientes que necesitas durante la lactancia de tu bebé, sino que te ayudará a que tus intestinos recuperen su movilidad y buen funcionamiento y evites así los gases o el estreñimiento tan comunes después de una cesárea.

Al caminar, beber mucha agua y cuidar tu alimentación, estarás evitando todo tipo de problemas intestinal y contribuirás a recuperar el ritmo natural de estómago antes de lo previsto.

cuidados despues de una ceserea alimentacion
Evita los alimentos chatarra, comidas picantes y demasiado condimentadas.

Atenta a estas señales y consulta al médico

La cesárea como cualquier cirugía está expuesta a posibles complicaciones durante el proceso de recuperación, como infecciones en la herida, infecciones urinarias y hemorragias graves. Por ello debes prestar mucha atención a las señales o síntomas que te puedan indicar que algo no va bien, y consultar al médico de inmediato para prevenir cualquier problema o infección grave.

Es muy importante prestar atención a los síntomas de una posible infección

Recuerda que prestar atención a la evolución de tu recuperación y estar al tanto de las siguientes señales, también forma parte de los cuidados después de una cesárea que debes procurar para cuidar de tu salud.

Algunas señales y sintomas importante de infección son:

  • Fiebre
  • Dolor excesivo en la zona vaginal
  • Supuración de la cicatriz de la cesárea.
  • Si notas la herida o cicatriz enrojecida, caliente o hinchada.
  • Mal olor en el flujo vaginal.
  • Ardor o dolor al orinar
  • Sangrado vaginal abundante acompañado de dolor
  • Hinchazón en las piernas

La recuperación de un parto mediante una cesárea suele prolongarse mucho más que el de un parto natural, por lo que todos los cuidados básicos postparto que normalmente deben seguirse, también deben ser mucho más rigurosos que de costumbre.

Sólo procura seguir todos los cuidados que hemos compartido contigo, para que puedas tener una recuperación exitosa y puedas cuidar de tu bebé dándole todo el amor y atención que requiere.

Si estas experimentando algun sintoma o tienen algun inconveniente en la zona abdominal no dudes en consultar con tu médico