Embarazo

Dolor de espalda durante el embarazo: ¿Que hacer y como aliviarlo?

Dolor de espalda durante el embarazo
A medida que el bebé va creciendo, es muy común que el volumen de tu panza, te pueda causar dolor de espalda.

Una de las molestias que más nos aqueja a las mujeres durante el embarazo es el dolor de espalda ya que a medida que avanza el embarazo, el volumen de la panza y el peso que este supone, hace que adoptemos malas posturas y en consecuencias suframos algunas molestias en la espalda. Aunque se trata de un efecto de la gravedad sobre nuestro cuerpo, la tensión que se produce en la parte baja de la espalda puede causarnos dolor de espalda y comprometer nuestro bienestar.

Alrededor del 65% de las embarazadas sufren de dolor de espalda durante el embarazo

Tanto los cambios hormonales como el crecimiento del útero, pueden provocar una leve curvatura en la parte baja de la espalda como una forma de compensar el aumento del peso. Si estas embarazada y sufres de dolor de espalda ¡no te preocupes! Alrededor del 65% de las embarazadas lo padecen, siendo más común e intenso en los últimos meses del embarazo. Para que puedas prevenir los dolores de espalda y la incomodidad, te compartimos algunos trucos claves para cambiar las malas posturas y aliviar los dolores.

A medida que avanza el embarazo,  el peso y la incomodidad de la panza causan incomodidades, malas posturas, lo que causa grandes dolores de espalda

Veremos  las causas, los tipos de dolor en la cintura pélvica, lumbar, dolor del nervio ciático y ¿cómo aliviar el dolor de espalda en el embarazo?

¿Por qué se produce dolor de espalda durante el embarazo?

Es muy probable que el dolor de espalda durante el embarazo se deba al crecimiento de la  panza y los cambios hormonales típicos de esta etapa. El aumento de peso y volumen del útero puede provocar que los músculos abdominales se desplacen y la postura que adoptemos cambie progresivamente para compensar esa inclinación hacia adelante.

Puesto que nuestra espalda se encuentra cometida a mucha presión, es normal que estas modificaciones nos produzcan molestia o dolor, en especial cuando debemos permanecer de pie o sentada durante mucho tiempo a lo largo del día. Por su parte, el bebé puede ejercer presión sobre algún nervio generando también dolor de espalda.

Ademas de la mala postura, el peso del bebé puede generar dolor de espalda al causar presión en algún nervio

Aunque las malas posturas son un mecanismo del cuerpo para restaurar su centro de gravedad, los cambios hormonales propios del embarazo también distienden las articulaciones y los ligamentos que conectan los huesos pélvicos a la columna vertebral para facilitar el paso del bebé a través del canal de parto durante su nacimiento.

dolor de espalda durante el embarazo
El dolor podría incluso continuar después de que nazca el bebé, pero sólo es cuestión de semanas para que desaparezca.

¿Qué tipos de dolor de espalda puedo experimentar durante el embarazo?

Por lo general la aparición de dolor de espalda durante el embarazo comienza alrededor de la semana 18 y su mayor intensidad suele experimentarse entre las semanas 24 y 36. Aunque las causas son las mismas, las características del dolor varían depende de cada caso, locación e intensidad.

En la semana 18 comienza el dolor de espalda durante el embarazo, incrementándose el dolor en las semanas 24 y 36.

Veamos cuáles son los tipos de dolor de espalda que se puede experimentar durante el embarazo, y cada uno de sus síntomas.

Dolor de espalda en la cintura pélvica

El dolor pélvico posterior, es aquel que se siente en la parte de atrás de la pelvis. Es decir, en el interior de las nalgas o en la parte trasera de los muslos.

Lo más probable es que el dolor de espalda en la cintura pélvica aparezca luego de realizar algunas de estas actividades:

  • Subir escaleras.
  • Entrar o salir de la ducha
  • Caminar
  • Girarse
  • Darse vuelta en la cama
  • Sentarse o levantarse de un sillón
  • Levantar cosas pesadas

El dolor de espalda en la cintura pélvica es el más común durante embarazo, y en general, aparece al realizar un mal movimiento

Este tipo de dolor de espalda durante el embarazo es el más común, aunque también es posible que muchas mujeres sufran el dolor de espalda lumbar. Si haces movimientos que implique la flexión de las caderas como sentarse o inclinarte, pueden intensificar el dolor pélvico posterior.

Dolor de espalda lumbar

El dolor de espalda lumbar es uno de los más habituales y se localiza justo en la parte inferior de la espalda, es decir cerca de las vértebras lumbares. El dolor es muy similar al que se experimenta en la espalada baja antes del embarazo. El dolor suele sentirse al novel de la cintura, como si se situara sobre la columna vertebral y alrededor de ella.

El dolor de espalda lumbar es muy frecuente en el embarazo

Al permanecer sentada o de pie durante largos periodos de tiempo, o levantar objetos muy pesados, es posible que el dolor se intensifique y se sienta más fuerte al final del día.

Dolor en el nervio ciático

Cuando el dolor que se siente en la parte baja de la espalda se desplaza hacia los muslos y piernas, muchas mujeres pueden llegar a confundirla con el dolor en el nervio ciático, pero antes de hacerlo es importante que estén atentas a los verdaderos síntomas. El dolor que se produce a causa de que el nervio ciático, aparece en la columna vertebral y es presionado por los músculos en tensión o por la inflamación de un disco en la parte inferior de la columna vertebral.

Esta presión y esta tensión provocan mucho dolor e inflamación en toda la zona lumbar, hasta el punto de extenderse desde las piernas hasta los pies. Afortunadamente sólo afecta del 1 % de las mujeres embarazadas, por lo que es muy poco probable que lo padezcas.

Solo el 1 % de las mujeres embarazadas sobre de dolor de espalda en el nervio ciatico

Si llegas a sufrir dolor en el nervio ciático, puedes experimentar un dolor más intenso de lo normal, acompañado de adormecimiento o cosquilleo en las piernas y un dolor debajo de la rodilla, que puede incluso irradiarse al pie. Si el dolor es intenso, también puedes tener sensación de adormecimiento en la ingle o en la zona genital.

embarazada con dolor de espalda
Lo más probables es que el dolor se presente en los últimos meses del embarazo.

Trucos y posturas para evitar los dolores de espalda en el embarazo

A medida que el embarazo avanza, notarás como acciones tan sencillas como caminar y sentarte se te dificultan hasta el punto de hacer sentir incomoda. Para que no te peguen tanto los cambios y evites los dolores de espalda, es necesario que cuides de esta desde un principio, procurando una buena postura.

Para que puedas evitar su aparición, te compartimos una serie de recomendaciones trucos y posturas claves que te ayudarán a disminuir el dolor de espalda en el embarazo cuando surja:

  • Ponte derecha: Una de las cosas más importantes para evitar el dolor de espalda durante el embarazo es la postura, por ello trata de mantener la espalda bien erguida. Para conseguirlo, imagina que alguien tira de tu cabeza hacia, estirando toda tu espalda. A medida que avanza el embarazo, debes mantener los hombros hacia atrás y mantener los glúteos hacia adentro para adoptar la postura correcta.
  • Distribuye bien el peso del cuerpo al estar de pie: Si vas a permanecer de pie durante mucho tiempo, procura distribuir bien el peso de tu cuerpo entre ambas piernas, y de vez en cuando apoyar una de las piernas sobre algún taburete de modo que puedas aliviar la tensión sobre la espalda.
  • Asegúrate de mantener la espada derecha cuando estés sentada: Cuando tengas que pasar mucho tiempo sentada, asegúrate siempre de mantener la espalda recta y erguida, preferiblemente apoyada sobre el costado de la silla o sillón. También puedes intentar apoyar los pies sobre un taburete o colocar un cojín detrás de tu cintura. Además recuerda hacer pausas y caminar un poco para evitar posibles molestias.
  • Al agacharte, dobla siempre las rodillas: Cuando tengas que agacharte, trata en lo posible de doblar las rodillas y al hacerlo, pon una pierna delante de la otra. Así te sentirás cómoda y estable siempre que debas recoger algún objeto o pasar la aspiradora.
  • Presta atención a los movimientos: Si sientes el característico dolor de espalda pélvico, trata de limitar ciertas actividades como subir las esclareas, o ejercicios donde debas hacer movimientos muy exagerados de cadera o columna.
  • No abandones la rutina de ejercicios: Si te gusta realizar actividad física como la gimnasia, el yoga o el pilates, no es necesario que lo abandones, sólo recuerda consultarlo con tu medico antes para evitar cualquier inconveniente. Los ejercicios Kegel son muy recomendables durante el embarazo ¡No dejes de practicarlos!
  • Recuéstate de lado al dormir: Para que duermas y descanses mejor, lo ideal es que te acuestes a un costado ya que es una posición que beneficia la circulación de la sangre y resulta cómoda durante los últimos meses de embarazo. Intenta doblar una o las dos rodillas y coloca una almohada entre las piernas para que sientas más apoyo. Si deseas cambiar de posición, evita dormir sobre tu barriga.
  • Ten cuidado al salir de la cama: No sólo es importante tu postura al dormir, sino también al salir de la cama. Cuando desees hacerlo dobla las rodillas y las piernas, gira el cuerpo hacia un lado, apoya las manos y estira los brazos para levantar el cuerpo, de modo que dejes colgado los pies fuera de la cama.
  • No rechaces ayuda tus familiares: En ocasiones es recomendable dejar que otra persona haga por nosotras las tareas que exijan mucho movimiento de nuestra parte, ya que es la mejor forma de prevenir los dolores de espalda.
como aliviar el dolor de espalda durante el embarazo
Practica ejercicios de baja intensidad, tales como la bicicleta estacionaria, caminar o nadar.

¿Como para aliviar el dolor de espalda durante el embarazo?

El dolor de espalda durante el embarazo es una molestia muy común y no debes preocuparte, pero si ya sufriste este tipo de dolor antes de quedar embarazada, serás mucho más propensa a padecer molestias en la espalda baja.

Para que sepas que hacer cuando el dolor aparezca, te ofrecemos algunas recomendaciones que te ayudarán a reducir el dolor de espalda durante el embarazo:

1. Haz ejercicios de estiramiento

Los ejercicios de estiramientos son excelentes en estos casos, pues aumentan la flexibilidad de los músculos de la espalda y las piernas. Lo mejor de este tipo de ejercicios es que son sumamente sencillos y puedes hacerlo desde casa. Eso sí, procura no practicarlos de forma brusca, ya que podrías distender las articulaciones, que están más relajadas debido a las hormonas del embarazo.

Para aliviar el dolor de espalda, recuéstate boca arriba y flexiona las piernas sobre tu barriga para que la columna se ponga derecha.

También es recomendable practicar yoga para embarazadas, que aparte de fortalecer tus músculos, mejora tu equilibrio, aumenta tu flexibilidad y relaja tu cuerpo.

2. Fortalece tus músculos

Puede que al sentir dolor de espalda lo último que desees hacer es moverte para hacer ejercicios, pero permanecer mucho tiempo en casa, al punto de ser sedentaria te perjudica el doble. En ocasiones el dolor no es de origen muscular, pero si los fortaleces mediante el ejercicio, aliviarás las tensiones de otras partes del cuerpo.

Durante el embarazo el ejercicio está completamente recomendado, siempre y cuando no suponga un esfuerzo elevado para tu estado o tu medico te lo prohíba. Los más recomendables durante esta etapa son el  el yoga, la natación, caminata, bicicleta estacionara y Pilates.

También puedes intentar un tipo de entrenamiento que incluya levantar pesas, pues  te ayudará a fortalecer los músculos que dan apoyo a tu espalda y piernas, incluyendo los abdominales.

3. Acupuntura

Aunque aún no hay muchos estudios sobre la práctica de la acupuntura durante el embarazo, los que se han realizado hasta ahora indican que es seguro como remedio para aliviar el dolor de espalda baja. La acupuntura es una técnica que usa la presión de pequeñas agujas en sitios estratégicos del cuerpo para que el cuerpo libere la energía o sustancias químicas necesarias para curar los dolores por su propia cuenta.

Si decides intentarlo, recuerda consultarlo previamente con tu médico.

4. Masajes

Una de las mejores alternativas para aliviar las tensiones y dolores en la espalda son los masajes. Los masajes prenatales no solo están permitidos durante el embarazo, sino que resultan sumamente maravillosos para conseguir alivio y relajación. Puedes acudir a un centro especializado donde un terapeuta capacitado aplique un relajante masaje prenatal, o simplemente pedirle a tu pareja o a una amiga que te den un ligero masaje.

embarazada dolor de espalda
Es importante que este masaje lo dé un especialista en la materia.

5. Presta atención al calzado

En ocasiones la solución a los problemas de espalda pueden estar en nuestros pies. Al variar tu centro de gravedad, es esencial que el calzado aporte un gran soporte y sean cómodos de usar en todo momento. Los más recomendados son los zapatos bajos y cómodos, pero si prefieres algo más femenino, los de tacón bajo con buen apoyo en el arco del pie son beneficiosos. En cuanto a los de tacón alto es mejor evitarlos porque elevan la presión sobre los músculos de la cintura.

6. Compresas frías y calientes

De acuerdo a algunos estudios el calor puede brindar alivio temporal en la zona, pero también resulta una gran idea aplicar un poco de frío para adormecer el dolor. Puedes alternar o simplemente utilizar la que más alivio te brinde.

Aplícalas directamente sobre la espalda, durante un máximo de 20 minutos, cambiándola de lugar para que abarque toda la zona, también puedes sumergirte en una tina con agua tibia para relajarte. Las compresas frías pueden ayudar a evitar y reducir la inflamación, pero ya sea fría o caliente, es necesario que las cubras con un pañito para proteger tu piel.

7. Almohadas

Es muy comun experimentar dolor de espalda por dormir en una mala postura. Puedes adquirir una almohada para embarazadas, ello te ayudaran a dormir mejor y evitar el dolor de espalda

8. Medicamentos NO

Cuando se trata de dolor de espalda durante el embarazo no se recomiendan el uso de medicamentos, al menos que sean medicamentos seguros para el embarazo como el acetaminofén. Sin embargo, te recomendamos nunca comenzar un tratamientos con sin la aprobación de tu médico.

Aunque tener dolor de espalda durante el embarazo es un síntoma muy común, si este se presenta de forma aguda e intermitente en la baja espalda o a la altura de las caderas y te encuentras en tus últimas semanas de embarazo, te recomendamos acudir de inmediato al médico, ya que puede ser una señal de parto prematuro o  algo más serio.

Aunque el dolor de espalda es un síntoma muy comúndurante el embarazo no dudes en consultar con el médico por tu caso particular

4 comentarios

Click aqui para dejar un comentario

Última actualización del articulo 02 enero 2018