Embarazo

Retención de líquidos en el embarazo: ¿Cómo prevenirlo y aliviarlo?

mujer embarazada con retención de líquidos
Los cambios hormonales que se dan en las mujeres durante el embarazo, provocan que los líquidos no se desechen de la forma más adecuada.

¿Estás en tercer trimestre de embarazo y de repente sientes que los zapatos y los anillos te quedan más apretados? A medida que avanza tú embarazo, es muy probable que experimentes una sensación de hinchazón y pesadez en las piernas y tobillos debido a la retención de líquidos en el embarazo y también puede llegar a manifestarse en otras partes del cuerpo, como las manos o la cara.

En la etapa final del embarazo, la mayoría de las mujeres embarazadas, tienden a retener una mayor cantidad de líquidos en su cuerpo y este suele manifestarse en forma de hinchazón o edemas.

La retención de líquidos en el embarazo es muy habitual y suele manifestarse en forma de hinchazón o pesadez

Normalmente la retención de líquidos aumenta al final del embarazo y en la época de calor, o al permanecer mucho tiempo de pie, pero aunque se trata de unas de las molestias más comunes en el embarazo, estas pueden aliviarse con tan solo seguir algunas recomendaciones.

¿Cómo se produce la retención de líquidos en el embarazo?

Durante el embarazo las mujeres sufrimos de grandes cambios en nuestro cuerpo, y uno de ellos en la retención de líquidos. La acumulación o retención de líquidos en el embarazo, se produce por los cambios hormonales y la liberación de sustancias maternas, pero principalmente, por el aumento del volumen que experimenta el útero en los últimos meses de gestación.

Durante el embarazo, la mujer tiene entre el 40 y 45 por ciento más de volumen sanguíneo

Al aumentar de tamaño, el útero materno ejerce presión y comprime los vasos sanguíneos, lo cual dificulta el retorno venoso de las extremidades al corazón. Esta tensión, provoca que la mamá acumule líquidos en los tejidos y experimente a su vez, sensaciones de hinchazón y pesadez.

El aumento del flujo sanguíneo durante el embarazo, también suele ser una de las causas más comunes de la retención de líquidos en el embarazo, pues se calcula que una mujer embarazada tiene entre el 40 y 45 por ciento más de volumen sanguíneo que una mujer que no se encuentra en estado.

Permanecer mucho tiempo de pie, o usar mucha ropa ajustada al cuerpo, favorece la retención de líquidos

Además, existen otras situaciones que también pueden contribuir a la aparición de la retención de líquidos en el embarazo, como la costumbre de permanecer mucho tiempo de pie o sin cambiar de postura, padecer de obesidad o usar mucha  ropa y calzado ajustadas al cuerpo.

retención de líquidos durante el embarazo
No todas las mujeres tienen la misma tendencia a retener líquidos.

¿Por qué es común la retención de líquidos en las embarazadas?

A pesar de la molestia e incomodidad que provocan sus síntomas, la retención de líquidos en el embarazo es muy habitual.

De hecho se estima que al menos el 70% de las embarazadas experimentan estos síntomas en los últimos tres meses de gestación, prolongándose hasta unas semanas después del parto, en algunos casos.

Un 70% de las embarazadas sufren de los síntomas de la retención de líquidos en los últimos tres meses de gestación

Según los especialistas, la retención de líquido en el embarazo es un proceso completamente natural y se produce debido a dos razones fundamentales:

  • Satisfacer las demandas típicas del embarazo.
  • Proteger a la mamá y al bebé del descenso de retorno de sangre al corazón, debido a la compresión que ejerce el útero en los vasos sanguíneos.

¿Cuáles son los síntomas de la retención de líquidos en el embarazo?

Los síntomas más notorios de la retención de líquidos en el embarazo, es la aparición de edemas o sensaciones de hinchazón, cansancio y pesadez en piernas y tobillos, pero también pueden afectar otras zonas el cuerpo como las manos e incluso el rostro en algunos casos.

Los síntomas aparecen con mayor frecuencia en el último trimestre de gestación y pueden incrementarse al final del día o en las épocas de mucho calor

Los síntomas de hinchazón, también suelen acrecentarse en aquellas mujeres embarazadas que debido a algún tipo de trastorno renal o circulatorio, como por ejemplo las varices, tienen una mayor predisposición a padecer este tipo de afección.

retencion de liquidos en la gestacion
Durante el embarazo, utiliza ropa que no sea muy ajustada para que te sientas más cómoda.

Recomendaciones para prevenir la retención de líquidos en el embarazo

Afortunadamente para nosotras, la incómoda sensación de hinchazón y fatiga que produce la retención de líquidos en el embarazo, puede prevenirse con tan solo poner en práctica algunas de las siguientes recomendaciones.

Para empezar, se recomienda que regules el consumo de sal de tu comidas, ya que puede hacer una gran diferencia en la cantidad de agua que acumulas; también es muy beneficioso la práctica de alguna actividad física.

Veamos qué otras cosas puedes hacer para que puedas ganarle la batalla a la retención de líquidos y sentirte más ligera.

  • Hacer ejercicio moderado que te ayude a favorecer la circulación sanguínea como yoga o pilates. O simplemente realizar algunas caminatas diarias de 30 minutos que te ayuden a estimular el retorno venoso.
  • Seguir una alimentación balanceada e incluir alimentos ricos en potasio como banana, el calabacín, las espinacas, la piña, los champiñones, entre otros, ya que son una excelente ayuda para eliminar los líquidos por medio de la orina.
  • Eliminar la sal de tu dietaMás que eliminarla por completo, te aconsejamos regular su consumo y evitar lo más que puedas los alimentos excesivamente salados, como las papas fritas o snaks.
  • Beber abundante agua: La hidratación es fundamental, por ello debes tratar de beber dos litros de agua diariamente y limitar el consumo de bebidas muy azucaradas o café.
  • Utilizar ropa y calzado cómodo y holgado: La ropa ajustada también contribuye a la retención de líquidos.
  • No permanecer mucho tiempo de pie: O en una misma posición durante mucho tiempo, especialmente si lo haces sentada y con las piernas cruzadas. Lo mejor es usar un reposa pies para que mantengas las piernas elevadas.
  • Controlar el peso: el sobrepeso y la obesidad también deben evitarse a la hora de prevenir la retención del líquidos.
retencion-liquidos-embarazo-consejos
Dormir o acostarse sobre el lado izquierdo con una almohada entre las piernas ayuda a la circulación en esta etapa.

¿Cómo aliviar los síntomas de la retención de liquidos?

Una vez que ya sientas las sensación de hinchazón y pesadez en las piernas y tobillos, puedes aliviarlos con unos sencillos consejos que puedes realizar fácilmente desde casa.

Veamos algunos de ellos:

  • Dormir con las piernas elevadas con la ayuda de un cojín te ayudará a que la sangre fluya mejor. Lo ideal es elevarlas por encima del nivel del corazón, es decir unos 15 centímetros por encima del cuerpo, o tumbarnos en la cama y apoyar las piernas sobre una pared. Con tan solo permanecer 20 minutos en esta posición, notarás cómo tus piernas se sienten más ligeras y aliviadas.
  • Baños de agua caliente Otra forma de sobrellevar la hinchazón en las piernas, es tomar baños de agua ligeramente caliente, ya que al sumergir los tobillos y las piernas durante unos 30 minutos, favorecerás la  liberación de los fluidos retenidos poco a poco.
  • Duchas de agua fría: El agua fría también resulta muy beneficiosa en estos casos, ya que descomprime la tensión de los vasos sanguíneos y favorece su correcta circulación, además de tonificar las piernas.
  • Masajes con cremas refrescantes: Los masajes aportan un efecto relajante y antiestresante y si lo hacemos con la ayuda de crema humectante previamente enfriada en el refrigerador, los resultados serán maravillosos. Para realizar un masaje de drenaje linfático, debemos comenzar realizando el masaje desde los pies hacia los muslos, pues de esta forma activaremos el drenaje de los líquidos de una manera más efectiva. Te recomendamos elegir una crema bien refrescante a base de eucalipto y romero. Aqui puedes encontrar 5 cremas para embarazadas
  • Tomar infusiones o zumos naturales también te ayudará a evitar la retención de líquidos, ya que depura el organismo de las toxinas.
  • Dormir de costado: Dormir en esta posición, especialmente del lado izquierdo, favorece enormemente el correcto flujo del corazón a las extremidades.

Como ocurre con cualquier otra molestia, la retención de líquidos en el embarazo puede prevenirse y minimizarse con tan solo poner en práctica estas recomendaciones, de cualquier forma te aconsejamos que al apenas notar que tienes algunos de estos síntomas, acudas a tu médico de confianza, ya que nadie mejor que él para asegurarse de que la retención de líquidos no es un signo de otras patologías más graves como preeclampsia o hipertensión.

Ante cualquier duda consulta con tu médico para ver el caso particular de tu embarazo